Hoy Cocinas Tú: Monstera deliciosa

Hoy Cocinas Tú

Hoy seguro que muchas personas descubren un nuevo fruto gracias a la aportación de Eva, del blog El Fogón de Eva, a la sección de vuestras recetas Hoy Cocinas Tú, se trata del fruto de la Monstera deliciosa que ofrece la planta conocida como Costilla de Adán. Nadie mejor que Eva para que nos explique sus características y su receta de un postre que estamos deseando probar.

“Hoy he estado muy atareada con uno de los frutos de mi jardín, que con tanto acierto y paciencia cuidamos. Esta es la segunda temporada que conseguimos que nuestra Costilla de Adán (Monstera deliciosa) de frutos maduros para tomar.

No todo el mundo sabe que las flores de la popular Costilla de Adán se convierten, si las condiciones son las adecuadas, en una exótica fruta que es la responsable de que esta planta sea “deliciosa”. La fruta tiene un sabor que recuerda a la chirimoya y al plátano y tarda más de un año en madurar. Es necesario esperar porque las frutas verdes contienen un ácido que puede producir quemaduras en la boca.

Nosotros hemos esperado con paciencia y aprovechando un recién estrenado souvenir culinario argentino, hemos acompañado la fruta de la Monstera deliciosa con gelatina de naranja y la hemos coronado con dulce de Calafate.

Ingredientes

  • Fruta de la Monstera deliciosa
  • zumo de naranja
  • hojas de gelatina neutra
  • dulce de calafate.

Elaboración

En primer lugar elaboramos la gelatina de naranja. Según la cantidad de zumo ponemos a hidratar el doble de la cantidad de hojas de gelatina que se necesitaría según el fabricante.

El zumo lo calentamos un poquito y disolvemos muy bien la gelatina hidratada. Reservamos en la nevera varias horas para que cuaje.

Mezclamos la gelatina con la fruta, reservando parte de ambas para la decoración final.

Llenamos los cuencos o recipientes dónde lo vayamos a servir, de la mezcla de frutas y gelatinas, quedándonos a medio centímetro para acabarlo de llenar.

Con una manga pastelera, rellenamos lo que queda con la gelatina de naranja que teníamos reservada. Después adornamos con trocitos de fruta a modo de pétalos de flor.

Por último en el centro incorporamos el dulce de Calafate para decorarlo.

Reservarlo en la nevera hasta el momento de servir.

La fruta sin ningún acompañamiento ya es una delicia en sí. Presentada de esta forma resulta un postre exótico y muy bien recibido.”

Eva

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (3 votos, media: 5,00 de 5)
5 5 3
Loading ... Loading ...