Receta de Conejo guisado con níscalos

Conejo guisado con níscalos

Por más que cocinemos no dejamos de sorprendernos de lo fácil que es disfrutar en la mesa sin necesidad de utilizar ingredientes rebuscados, con un presupuesto básico y con un tiempo de elaboración que todos podemos dedicar. Hoy lo hemos vuelto a comprobar con esta receta de Conejo guisado con níscalos y nos gustaría que vosotros también lo comprobarais.

Este sabroso guiso otoñal no nos ha llevado más de 40 minutos prepararlo, salvo el tiempo que dedicamos a limpiar con mimo los níscalos, una vez preparados los ingredientes, es cuestión de ir juntándolos al calor de la cocina para que se transformen en un exquisito plato de los que precisan de un buen pan para no dejar huella en la vajilla. Esperamos que disfrutéis del Conejo guisado antes de que las setas desaparezcan.

Ingredientes (4 comenales)

  • 1 conejo troceado (puedes utilizar los cortes de conejo que más te gusten)
  • ½ kilo de níscalos
  • 1 chirivía
  • 1 cebolla blanca
  • 4 dientes de ajo
  • 2 c/p de carne de pimiento choricero
  • 100 ml. de vino tinto
  • 1 ramita de romero
  • pimienta negra recién molida
  • aceite de oliva virgen extra
  • sal.

Elaboración

Limpia los níscalos, pela la cebolla y córtala en brunoise, pela los ajos y dales un golpe, pela la chirivía (le da un toque dulzón delicioso) y córtala en brunoise, y sala el conejo al gusto. Pon al fuego una cazuela amplia con un buen chorro de aceite de oliva, cubriendo la base, dora el conejo por los dos lados a fuego fuerte, cuando esté dorado por los dos lados, incorpora la cebolla, los ajos y la chirivía, añade un poco de sal y baja el fuego, mueve para que los ingredientes se mezclen y pocha los vegetales hasta que empiecen a estar tiernos, tapando la cazuela pero sin encajar.

Conejo guisado con níscalos

A continuación incorpora la carne de pimiento choricero, mezcla bien y deja un par de minutos más antes de añadir el vino y dejar cocer unos 20 minutos a fuego lento. Mientras tanto, en otra cazuela o sartén, haz los níscalos a la plancha, con un poco de aceite de oliva y sal, también puedes añadirle ajo picado si lo deseas, hoy nosotros no se lo hemos añadido.

Cuando los níscalos estén hechos, puedes optar por mezclarlos con el guiso de conejo para que tomen el sabor de la salsa o como hemos hecho nosotros, servir como acompañamiento.

Emplatado

Sirve una base de níscalos en el plato y sobre ellos coloca el guiso de conejo con un poco de salsa de la elaboración. Decora con unas hojas de romero y sirve enseguida. ¡Buen provecho!

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (9 votos, media: 4,67 de 5)
4.67 5 9
Loading ... Loading ...