Casis o grosella negra

Grosella negra

El casis o grosella negra (Ribes nigrum), también muchas veces escrito Cassis por su denominación francesa, es el fruto de un arbusto originario del centro y del norte de Europa y del norte de Asia. Es pariente de la grosella roja y la grosella blanca, nace en racimos formados por pequeñas bayas de piel lisa y oscura.

El casis o grosella negra, también conocido en algunos lugares como zarzaparrilla negra, es menos utilizado para consumo en crudo que la variedad roja, su sabor es más ácido y astringente, hasta un 1% de su peso son compuestos fenólicos (aproximadamente un tercio son antocianinas).

Por ello, el casis suele utilizarse para hacer mermeladas, zumos, vinagretas, aceites, licores, también se incluye su pulpa en la elaboración de tartas, helados o gelatinas entre otros productos preparados. Precisamente en Francia es muy apreciado por la elaboración del licor o crema de cassis, una especialidad de Borgoña que se ha extendido a otras ciudades de Francia, además de otros países.

Su cultivo en Estados Unidos fue prohibido a principios del siglo XX porque se corría el riesgo de que transmitiera una enfermedad a los bosques de pinos, pero dicha prohibición fue levantada al cabo de unos años, no obstante, todavía hay estados que no permiten su cultivo.

El casis o grosella negra es muy apreciado por sus valores nutricionales, proporciona más vitamina C que algunos cítricos (más del doble que las naranjas), además de vitaminas del grupo B, vitamina E y A (Eq. Retinol). Con respecto a los minerales destacan el potasio, el fósforo, el calcio, el magnesio, el hierro y el zinc. También aportan ácidos grasos esenciales, flavonoides, taninos… por esta razón, además de cómo fruta, el casis es utilizado en la medicina tradicional como antiinflamatorio, diurético, contra el ácido úrico, problemas circulatorios, tensión alta, problemas de visión e incluso como cicatrizante.

Como podemos ver, esta pequeña baya es grande en cualidades, por lo que será una buena opción incluirla en nuestras recetas, como el resto de frutos rojos o frutos del bosque, empezando, por ejemplo, por una mermelada, que además ofrece una textura ideal gracias a su contenido en pectina.

El casis se puede encontrar en fruterías y supermercados bien surtidos, suelen estar en la sección de frío y envasado en bandejitas o contenedores de plástico. También se pueden encontrar los productos preparados como los jarabes, licores, etc.

Foto | mrwi

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (7 votos, media: 4,57 de 5)
4.57 5 7
Loading ... Loading ...