Roscón de Reyes relleno

Receta de Roscón de Reyes relleno, puede ser de chocolate, de crema pastelera, de frangipane… El roscón de Reyes es fácil de hacer y es un orgullo para el cocinero presentarlo a sus invitados. Explicamos paso a paso cómo hacer un Roscón de Reyes fácil y delicioso.

Roscón de Reyes relleno

El año pasado os mostramos nuestro tradicional Roscón de Reyes, y este año también nos hemos puesto con tiempo a perfumar la cocina con azahar y rica repostería para probar la nueva harina de fuerza, así que hemos preparado el roscón relleno, un dulce con el que en la mayoría de hogares cerraremos las fiestas navideñas. Aprovechamos para recordaros que además del Roscón de Reyes que es tradicional en nuestro país, también podemos disfrutar de la Galette des Rois francesa, que es otra delicia para saborear el próximo Día de Reyes.

La receta de Roscón de Reyes relleno hecha en casa será el deleite de todos los comensales, pudiendo además hacer algunas variantes, como rellenar el roscón con nata, con crema pastelera, con frangipane (como la Galette des Rois)… también la decoración y cobertura del Roscón de Reyes podéis variarla al gusto. Seguro que disfrutáis.

Ingredientes (2 Roscones de Reyes)

Masa madre

100 gramos de harina de fuerza, 100 ml. de leche, 40 gramos de levadura de panadero).

Para la masa

570 gramos de harina de fuerza, 170 gramos de azúcar, 3 huevos, 120 ml. de leche, 125 gramos de mantequilla, 15 gramos de agua de azahar, una pizca de sal, la piel rallada de una naranja.

Relleno y decoración

1 litro de nata para montar, 150 gramos de azúcar glas, 60 gramos de cacao puro en polvo, almendra laminada, azúcar, agua (además puedes poner frutas confitadas).

Elaboración

La masa madre se debe preparar la noche anterior a la elaboración del Roscón de Reyes. Calienta un poco la leche, que esté tibia, y disuelve en ella la levadura, añade la harina y mezcla bien. Deja este prefermento en un cuenco amplio cubierto con un paño hasta la mañana siguiente.

A la hora de hacer esta masa utilizamos la Thermomix porque resulta una masa bastante pegajosa, más difícil de manipular, pero no conviene añadir harina, pues el resultado no sería una masa tan jugosa, esponjosa y equilibrada en sabor. Las manos engrasadas con aceite nos ayudarán a manipular la masa.

Ralla la piel de naranja y mézclala con el azúcar, si utilizas el robot de cocina tritura hasta hacerlo polvo. Añade a continuación la leche, el agua de azahar, la mantequilla a temperatura ambiente, los huevos y una pizca de sal, mezcla bien los ingredientes e incorpora la masa madre y la harina. Amasa durante 8-10 minutos.

Vierte la masa en un cuenco dos o tres veces más grande que el volumen de la masa, ayúdate de una paleta o espátula de repostería, cúbrela con film transparente y deja levar una hora y media, o hasta que haya doblado su volumen, en un lugar cálido.

Roscón de Reyes relleno

Llegado ese momento, vierte la masa en la superficie de trabajo ligeramente enharinada, engrásate las manos y divide la masa en dos, prepara dos bandejas con un silpat o lámina de teflón y pon en cada una la porción de la masa dándole forma de bola. Deja reposar cinco minutos y haz el agujero central introduciendo los dedos y haciéndolo con cuidado más grande. Debe ser un agujero amplio, recuerda que después la masa crecerá y si lo haces pequeño se podría cerrar. Aprovecha para introducir el rey y el haba.

Cubre los roscones con sendos paños y deja reposar de nuevo hasta que doblen su volumen, una hora aproximadamente, mientras tanto precalienta el horno a 180º C. Antes de introducir los roscones en el horno, píntalos con huevo batido, reparte las almendras, las frutas o lo que vayas a utilizar para decorar y termina con espolvoreando el azúcar humedecido, esto es poner en un platito un par de cucharadas de azúcar y añadir unas gotas de agua, reparte los gránulos que se hagan sobre el roscón.

Hornea el Roscón de Reyes durante 20-25 minutos. Si ves que se dora demasiado cúbrelo con papel de aluminio. Cuando esté listo, retira la bandeja del horno y deja enfriar sobre una rejilla.

Mientras tanto, puedes preparar el relleno, aquí te explicamos cómo hacer trufa para rellenar. Cuando el Roscón de Reyes esté frío y tengas el relleno preparado, introduce éste en una manga pastelera y abre el roscón por la mitad. Rellena el roscón con la trufa (vigila si el haba y el rey han quedado a la vista, podrás ocultarlo con el relleno), vuelve a cerrar el roscón y espolvorea con azúcar glas.

Ya puedes sorprender a tus comensales y disfrutar de tu Roscón de Reyes casero.

Roscón de Reyes rellenoRoscón de Reyes rellenoRoscón de Reyes rellenoRoscón de Reyes rellenoRoscón de Reyes relleno

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (36 votos, media: 4,97 de 5)
4.97 5 36
Loading ... Loading ...