Gastronomía & Cía Opciones

Genoma de la soja

Mapa genético de la soja

Un grupo de investigadores de la Universidad de Purdue (Estados Unidos) acaba de dar a conocer que se ha secuenciado al completo el Genoma de la soja, una de las leguminosas más producidas en todo el mundo, utilizada como una fuente barata de proteínas, fibra, hidratos de carbono, grasas, vitaminas y minerales.

El Genoma de la soja (Glycine max) representa un avance importante que permitirá desvelar el genoma de otras especies de leguminosas con mayor facilidad, además de poder manipular genéticamente las semillas para que exalten sus mejores cualidades sin tener que recurrir a la biotecnología. Entre algunos de los beneficios que destacan los investigadores, se encuentra la comprensión de cómo la soja transforma elementos como la energía solar, el dióxido de carbono o el nitrógeno entre otros en nutrientes y proteínas.

A través de la prestigiosa revista científica Nature, podemos saber que el genoma de la soja está formado por 20 cromosomas con 46.430 genes, según los especialistas un 70% más de material genético que las Arabidopsis, recordemos que en el año 2000 se completaba el Genoma de la Arabidopsis, concretamente de la Arabidopsis thaliana, una especie de planta con flor que rinde tributo a su descubridor Johannes Thal, un médico alemán del siglo XVI, de ahí que se realice la comparativa entre los dos genomas.

Los investigadores indican que hasta el 80% de los genes están duplicados, ya que se trata de una especie poliploide con más de dos series de cromosomas. Esta característica plantea todo un reto, ya que los expertos aseguran que será más complicado poder determinar qué genes son los que pueden mejorar las características de la soja, tamaño de sus semillas, resistencia a la sequía, contenido en aceite, rendimiento, etc. A esto hay que añadir la mezcla de genes y la dificultad para predecir dónde se encuentran las copias duplicadas de cada gen. De todos modos, el optimismo marca el camino y la secuenciación del mapa genético de la soja es un gran salto que permitirá mejorar esta variedad leguminosa y quizá podamos olvidarnos de la soja transgénica.

Pero centrándonos en el genoma de la soja, los investigadores indican que además es similar al genoma del álamo, primer genoma completado de un árbol que se dio a conocer en el año 2006, en este caso, el genoma del álamo (Populus trichocarpa) posee 19 cromosomas con 45.000 genes, algunos menos que el genoma de la soja.

Poco a poco se amplía la lista de los mapas genéticos de las especies vegetales o animales de interés alimentario, el genoma de la uva, el genoma del cerdo, el genoma de la patata, el genoma de la vaca, el genoma del pepino, el genoma del sorgo o el genoma del trigo entre muchos otros.

Toda la información genética obtenida mejorará en unos años la calidad de los alimentos de forma significativa, resaltar la expresión de aquellos genes que hacen más resistentes a las plantas frente a las enfermedades, genes que mejoran la calidad de la carne y que pueden incrementar determinadas cualidades organolépticas, etc. Los mapas genéticos son la punta del iceberg de lo que se puede llegar a realizar.

Foto | Clearly Ambiguous

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (4 votos, media: 5,00 de 5)
Loading ... Loading ...

Dejar un Comentario

  Acepto la Política de Privacidad

INFORMACIÓN BÁSICA SOBRE PROTECCIÓN DE DATOS:

Responsable: Gastronomía & Cía
Finalidad: Gestión de suscripciones al blog y moderación de comentarios
Legitimación: Consentimiento del interesado
Destinatarios: No se comunicarán los datos a terceros, salvo por una obligación legal.
Derechos: Acceder, rectificar y suprimir los datos, así como otros derechos, como se explica en la información adicional.
Información adicional: Puede consultar la información detallada sobre la protección de datos aquí.