Cazuela de arroz con alcachofas

Arroz con alcachofas

En esta época tenemos unas alcachofas fresquísimas y tiernas, al limpiarlas emanan ese aroma… al romper las hojas con las manos suena ese chasquido… la mayor preocupación es darle una buena cocción para sacar todo lo mejor de las alcachofas de Benicarló. A esto hemos sumado que hoy estrenábamos una nueva cazuela de barro, hacer la comida ha vuelto a ser como ponernos a jugar para después disfrutar en la mesa de una Cazuela de arroz con alcachofas.

Como podréis ver a continuación es un arroz muy ligero pero lleno de sabor, elaborado con ingredientes de nuestro entorno como las alcachofas o el arroz del Delta del Ebro, además de un caldo casero y unas pocas especias. El resultado es una receta de Cazuela de arroz que nos ha sabido a Gloria. Probadlo, con la materia prima de vuestro entorno en la medida de lo posible, y una cazuela de barro que la mime a fuego lento.

Ingredientes (4 comensales)

  • 400 gramos de arroz de grano redondo
  • 1 litro de caldo de verduras o de ave
  • 170 ml. de vino blanco
  • 4-6 alcachofas
  • 1 cebolla
  • 3 dientes de ajo
  • 1/2 c/c de pimienta blanca
  • 1 c/c de cilantro en grano
  • unas hebras de azafrán
  • ¾ c/c de cúrcuma
  • 4 hojas grandes de salvia
  • pimentón de la Vera agridulce y/o shichimi (opcional)
  • aceite de oliva virgen extra
  • sal.

Elaboración

Limpia las alcachofas retirando las hojas externas hasta que llegar a las tiernas y crujientes, pela los pies y córtalas por la mitad, retira la pelusilla del corazón si la tuvieran, y déjalas en agua con zumo de limón o perejil. Nosotros las hemos dejado en agua con limón porque para el arroz nos gusta que tengan ese toque.

Pon el caldo a calentar. Unta la cazuela de barro con un diente de ajo, si no dispones de ella puedes utilizar la cazuela habitual que utilizas para hacer un buen arroz. Pela la cebolla y pícala en brunoise, pela los ajos y córtalos en láminas finas. Pon un buen chorro de aceite de oliva en la cazuela y ésta al fuego, a temperatura media, cuando el aceite esté caliente incorpora las alcachofas y sal al gusto, déjalas hacer unos 15 minutos dándoles la vuelta de vez en cuando.

Arroz con alcachofas

Añade a continuación la cebolla, cuando empiece a transparentar incorpora los ajos y deja que tomen algo de color. Entonces agrega el arroz y mezcla bien, cuando el grano empiece a transparentar, riega con el vino y deja que se evapore casi en su totalidad. Adereza entonces con la pimienta blanca, el cilantro, el azafrán, la cúrcuma, las hojas de salvia picadas (y el pimentón si decides incorporarlo) y sal al gusto.

Finalmente incorpora el caldo caliente y cuece a fuego lento hasta que el arroz esté hecho a tu gusto y el caldo se haya absorbido, el tiempo puede ser de unos 12 minutos, pero depende del tipo de arroz utilizado. Apaga el fuego y deja reposar unos 10 minutos.

Emplatado

Puedes presentar la cazuela en la mesa, es de esas comidas que ‘saben a casa’ y que gusta que atraiga todas las miradas, o sirve el arroz en los platos coronándolo con las alcachofas y decorando con unas hojas de salvia. Nosotros hemos añadido a este arroz con alcachofas un poco de shichimi para darle color y un puntito picante, pero es opcional. ¡Buen provecho!

Arroz con alcachofasArroz con alcachofasArroz con alcachofasArroz con alcachofasArroz con alcachofas

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (34 votos, media: 4,59 de 5)
4.59 5 34
Loading ... Loading ...