Gastronomía & Cía Opciones

Sorteo Semanal Naranjas Costa (IV)

Vamos con el nuevo Sorteo Semanal Naranjas Costa, y ya que en el último realizado echamos la mirada a la infancia, vamos a continuar en la línea para proponeros participar en el sorteo de una caja de Naranjas Costa a través de un juego que como es habitual, llevaremos a cabo a través de los comentarios.

Para participar en el sorteo semanal de naranjas, con el que podéis resultar premiados con una caja de 20 kilos de naranja valenciana recién cogida del árbol, debemos crear un cuento, y lo haremos entre todos los comentarios, para lo que utilizaremos el juego de las frases encadenadas.

Seguro que sabéis cómo funciona, nosotros os daremos la primera frase que da comienzo a un cuento imaginario cuyas protagonistas son las naranjas, el primer comentario deberá enlazar nuestra frase con la suya, y el siguiente las dos frases redactadas y continuar con la historia aportando una frase suya.

El juego puede ser muy divertido, vamos a crear un cuento que puede tener una buena finalidad (según el camino que tome), así que esperamos que todos os animéis a participar. Para no tener que escribir todo el texto podéis copiarlo del comentario anterior y añadir vuestra frase.

Empezará la historia con un: “Erase una vez un joven agricultor que tenía unas semillas de naranja envueltas en un pañuelo de hilo blanco…”

Os recordamos que sólo se puede participar una vez (una sola IP), y tenéis tiempo de participar hasta el próximo domingo día 28 de febrero a las 00:00 horas. El/la ganador/a se dará a conocer el lunes 1 de marzo, ¿quién será el afortunado ganador de una caja de Naranjas Costa? ¡¡Puedes ser tú!!

*Pueden participar las personas mayores de edad residentes en España (sólo península)
Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (1 votos, media: 5,00 de 5)
Loading ... Loading ...

Ya hay 53 comentarios. ¿Quieres dejar el tuyo?

  • MCM

    Erase una vez un joven agricultor que tenía unas semillas de naranja envueltas en un pañuelo de hilo blanco. Pero entre ellas, se había colado una semilla de mandarina. Y no sabía cual era…

  • VIRGINIA

    por lo que decidió plantar todas las semillas y ver lo que sucedía

  • Marta

    que había formado parte del ajuar de su madre y que esta,después de tantos años de uso, había acabado por desestimar, pero Juan, pues así se llamaba el joven agricultor,lo había recogido y lo guardaba celosamente pues lo consideraba idóneo para….

  • M. Ángeles

    continuo con el comentario 2: Las iba regando con mimo, y observando dia a dia su crecimiento.

  • Ignasi

    Erase una vez un joven agricultor que tenía unas semillas de naranja envueltas en un pañuelo de hilo blanco. Pero entre ellas, se había colado una semilla de mandarina. Y no sabía cual era… por lo que decidió plantar todas las semillas y ver lo que sucedía. Las iba regando con mimo, y observando día a día su crecimiento.

    Poco a poco empezaron a salir los brotes, pero por más que el agricultor miraba, no lograba distinguir el mandarino de los naranjos.

  • David

    Poco a poco empezaron a salir los brotes, pero por más que el agricultor miraba, no lograba distinguir el mandarino de los naranjos.

    Preguntó a su tío un hombre versado en el mundo de los cítricos el cual le respondió que lo mejor sería …..

  • Belén Sáenz

    Erase una vez un joven agricultor que tenía unas semillas de naranja envueltas en un pañuelo de hilo blanco. Pero entre ellas, se había colado una semilla de mandarina. Y no sabía cual era… por lo que decidió plantar todas las semillas y ver lo que sucedía. Las iba regando con mimo, y observando día a día su crecimiento.

    Poco a poco empezaron a salir los brotes, pero por más que el agricultor miraba, no lograba distinguir el mandarino de los naranjos.

    Preguntó a su tío un hombre versado en el mundo de los cítricos el cual le respondió que lo mejor sería …..

    olvidarse de lo que nos dicen los ojos y preguntar al cieguito del pueblo: cuando probara los frutos, lo sabría seguro…

  • jose manuel garcía

    Erase una vez un joven agricultor que tenía unas semillas de naranja envueltas en un pañuelo de hilo blanco. Pero entre ellas, se había colado una semilla de mandarina. Y no sabía cual era… por lo que decidió plantar todas las semillas y ver lo que sucedía. Las iba regando con mimo, y observando día a día su crecimiento.

    Poco a poco empezaron a salir los brotes, pero por más que el agricultor miraba, no lograba distinguir el mandarino de los naranjos.

    Preguntó a su tío un hombre versado en el mundo de los cítricos el cual le respondió que lo mejor sería …..

    olvidarse de lo que nos dicen los ojos y preguntar al cieguito del pueblo: cuando probara los frutos, lo sabría seguro…

    y allí que se fue en su busca pensando en sus cosas orgulloso de su huerto…

  • Mercedes Soler Vila

    y allí que se fue en su busca pensando en sus cosas orgulloso de su huerto…
    Y el cieguito del pueblo sonrió y le pidió que le llevara al huerto (pero de forma literal, no metafórica.)
    Una vez allí, le pidió que le llevara a los brotes y le dejara tocar las hojas. Se olió las manos y dijo, señalando a uno de ellos: ¡Este es el mandarino! ¡Y además, es de satsuma!¿No ves la forma que tienen las hojas, más alargada, los nervios más acusados y el olor que desprenden? No hace falta probar los frutos. ¡Tu tío sabe de cítricos lo que yo de física cuántica!

  • Esther

    Erase una vez un joven agricultor que tenía unas semillas de naranja envueltas en un pañuelo de hilo blanco. Pero entre ellas, se había colado una semilla de mandarina. Y no sabía cual era… por lo que decidió plantar todas las semillas y ver lo que sucedía. Las iba regando con mimo, y observando día a día su crecimiento.

    Poco a poco empezaron a salir los brotes, pero por más que el agricultor miraba, no lograba distinguir el mandarino de los naranjos.

    Preguntó a su tío un hombre versado en el mundo de los cítricos el cual le respondió que lo mejor sería …..

    olvidarse de lo que nos dicen los ojos y preguntar al cieguito del pueblo: cuando probara los frutos, lo sabría seguro…

    y allí que se fue en su busca pensando en sus cosas orgulloso de su huerto…

    El cieguito probo y probo y no consiguio saber cuál era la mandarina entre tantas naranjas así que decidieron hablar con el alcalde del pueblo.

  • Anna

    Erase una vez un joven agricultor que tenía unas semillas de naranja envueltas en un pañuelo de hilo blanco. Pero entre ellas, se había colado una semilla de mandarina. Y no sabía cual era… por lo que decidió plantar todas las semillas y ver lo que sucedía. Las iba regando con mimo, y observando día a día su crecimiento.

    Poco a poco empezaron a salir los brotes, pero por más que el agricultor miraba, no lograba distinguir el mandarino de los naranjos.

    Preguntó a su tío un hombre versado en el mundo de los cítricos el cual le respondió que lo mejor sería …..

    olvidarse de lo que nos dicen los ojos y preguntar al cieguito del pueblo: cuando probara los frutos, lo sabría seguro…

    y allí que se fue en su busca pensando en sus cosas orgulloso de su huerto…

    El cieguito probo y probo y no consiguio saber cuál era la mandarina entre tantas naranjas así que decidieron hablar con el alcalde del pueblo.

    El alcalde, viendo que el problema de Juan el agricultor era grave, mandó llamar a los expertos en cítricos de la región y se reunieron en el salón de actos del ayuntamiento. Justo empezaba la discusión cuando de repente…

  • Erase una vez un joven agricultor que tenía unas semillas de naranja envueltas en un pañuelo de hilo blanco. Pero entre ellas, se había colado una semilla de mandarina. Y no sabía cual era… por lo que decidió plantar todas las semillas y ver lo que sucedía. Las iba regando con mimo, y observando día a día su crecimiento.

    Poco a poco empezaron a salir los brotes, pero por más que el agricultor miraba, no lograba distinguir el mandarino de los naranjos.

    Preguntó a su tío un hombre versado en el mundo de los cítricos el cual le respondió que lo mejor sería …..

    olvidarse de lo que nos dicen los ojos y preguntar al cieguito del pueblo: cuando probara los frutos, lo sabría seguro…

    y allí que se fue en su busca pensando en sus cosas orgulloso de su huerto…

    El cieguito probo y probo y no consiguio saber cuál era la mandarina entre tantas naranjas así que decidieron hablar con el alcalde del pueblo.

    El alcalde del pueblo, un hombre muy ocupado decidió ofrecer una recompensa al que encontrase el árbol que daba mandarinas.

  • carolina

    Erase una vez un joven agricultor que tenía unas semillas de naranja envueltas en un pañuelo de hilo blanco. Pero entre ellas, se había colado una semilla de mandarina. Y no sabía cual era… por lo que decidió plantar todas las semillas y ver lo que sucedía. Las iba regando con mimo, y observando día a día su crecimiento.

    Poco a poco empezaron a salir los brotes, pero por más que el agricultor miraba, no lograba distinguir el mandarino de los naranjos.

    Preguntó a su tío un hombre versado en el mundo de los cítricos el cual le respondió que lo mejor sería …..

    olvidarse de lo que nos dicen los ojos y preguntar al cieguito del pueblo: cuando probara los frutos, lo sabría seguro…

    y allí que se fue en su busca pensando en sus cosas orgulloso de su huerto…

    El cieguito probo y probo y no consiguio saber cuál era la mandarina entre tantas naranjas así que decidieron hablar con el alcalde del pueblo.

    El alcalde, viendo que el problema de Juan el agricultor era grave, mandó llamar a los expertos en cítricos de la región y se reunieron en el salón de actos del ayuntamiento. Justo empezaba la discusión cuando de repente…

    entro por la puerta un joven campesino que decia que llevaba buscando el arbol del mandarino por toda la región… se hizo un silencio en la sala y todos los presentes se dieron la vuelta. Este arbol posee propiedades magicas y el que lo posea tendra en sus manos la juventu eterna.

  • Eneko

    Erase una vez un joven agricultor que tenía unas semillas de naranja envueltas en un pañuelo de hilo blanco. Pero entre ellas, se había colado una semilla de mandarina. Y no sabía cual era… por lo que decidió plantar todas las semillas y ver lo que sucedía. Las iba regando con mimo, y observando día a día su crecimiento.

    Poco a poco empezaron a salir los brotes, pero por más que el agricultor miraba, no lograba distinguir el mandarino de los naranjos.

    Preguntó a su tío un hombre versado en el mundo de los cítricos el cual le respondió que lo mejor sería …..

    olvidarse de lo que nos dicen los ojos y preguntar al cieguito del pueblo: cuando probara los frutos, lo sabría seguro…

    y allí que se fue en su busca pensando en sus cosas orgulloso de su huerto…

    El cieguito probo y probo y no consiguio saber cuál era la mandarina entre tantas naranjas así que decidieron hablar con el alcalde del pueblo.

    El alcalde, viendo que el problema de Juan el agricultor era grave, mandó llamar a los expertos en cítricos de la región y se reunieron en el salón de actos del ayuntamiento. Justo empezaba la discusión cuando de repente…

    entro por la puerta un joven campesino que decia que llevaba buscando el arbol del mandarino por toda la región… se hizo un silencio en la sala y todos los presentes se dieron la vuelta. Este arbol posee propiedades magicas y el que lo posea tendra en sus manos la juventu eterna.

    Como parecida bastante inverosimil lo que afirmaba el joven campesino, el alcalde hizo la consulta a wikipedia usando su nuevo Ipad y exclamo maravillado: ¡aparece!
    Todos le miraron con asombro y con tono aprobador espetaron: si wikipedia lo dice, sera verdad.

  • Anita Cocinitas

    Erase una vez un joven agricultor que tenía unas semillas de naranja envueltas en un pañuelo de hilo blanco. Pero entre ellas, se había colado una semilla de mandarina. Y no sabía cual era… por lo que decidió plantar todas las semillas y ver lo que sucedía. Las iba regando con mimo, y observando día a día su crecimiento.

    Poco a poco empezaron a salir los brotes, pero por más que el agricultor miraba, no lograba distinguir el mandarino de los naranjos.

    Preguntó a su tío un hombre versado en el mundo de los cítricos el cual le respondió que lo mejor sería …..

    olvidarse de lo que nos dicen los ojos y preguntar al cieguito del pueblo: cuando probara los frutos, lo sabría seguro…

    y allí que se fue en su busca pensando en sus cosas orgulloso de su huerto…

    El cieguito probo y probo y no consiguio saber cuál era la mandarina entre tantas naranjas así que decidieron hablar con el alcalde del pueblo.

    El alcalde, viendo que el problema de Juan el agricultor era grave, mandó llamar a los expertos en cítricos de la región y se reunieron en el salón de actos del ayuntamiento. Justo empezaba la discusión cuando de repente…

    entro por la puerta un joven campesino que decia que llevaba buscando el arbol del mandarino por toda la región… se hizo un silencio en la sala y todos los presentes se dieron la vuelta. Este arbol posee propiedades magicas y el que lo posea tendra en sus manos la juventu eterna.

    Como parecida bastante inverosimil lo que afirmaba el joven campesino, el alcalde hizo la consulta a wikipedia usando su nuevo Ipad y exclamo maravillado: ¡aparece!
    Todos le miraron con asombro y con tono aprobador espetaron: si wikipedia lo dice, sera verdad.

    Tras un breve espacio de silencio absoluto… todo el pueblo salió corriendo a empujones hacia el huerto de nuestro amigo, dispuestos a apoderarse del mágico mandarino.

  • L. David

    Erase una vez un joven agricultor que tenía unas semillas de naranja envueltas en un pañuelo de hilo blanco. Pero entre ellas, se había colado una semilla de mandarina. Y no sabía cual era… por lo que decidió plantar todas las semillas y ver lo que sucedía. Las iba regando con mimo, y observando día a día su crecimiento.

    Poco a poco empezaron a salir los brotes, pero por más que el agricultor miraba, no lograba distinguir el mandarino de los naranjos.

    Preguntó a su tío un hombre versado en el mundo de los cítricos el cual le respondió que lo mejor sería …..

    olvidarse de lo que nos dicen los ojos y preguntar al cieguito del pueblo: cuando probara los frutos, lo sabría seguro…

    y allí que se fue en su busca pensando en sus cosas orgulloso de su huerto…

    El cieguito probo y probo y no consiguio saber cuál era la mandarina entre tantas naranjas así que decidieron hablar con el alcalde del pueblo.

    El alcalde, viendo que el problema de Juan el agricultor era grave, mandó llamar a los expertos en cítricos de la región y se reunieron en el salón de actos del ayuntamiento. Justo empezaba la discusión cuando de repente…

    entro por la puerta un joven campesino que decia que llevaba buscando el arbol del mandarino por toda la región… se hizo un silencio en la sala y todos los presentes se dieron la vuelta. Este arbol posee propiedades magicas y el que lo posea tendra en sus manos la juventu eterna.

    Como parecida bastante inverosimil lo que afirmaba el joven campesino, el alcalde hizo la consulta a wikipedia usando su nuevo Ipad y exclamo maravillado: ¡aparece!
    Todos le miraron con asombro y con tono aprobador espetaron: si wikipedia lo dice, sera verdad.

    Tras un breve espacio de silencio absoluto… todo el pueblo salió corriendo a empujones hacia el huerto de nuestro amigo, dispuestos a apoderarse del mágico mandarino.
    Al llegar al campo del joven agricultor, todos se detuvieron de golpe, no podían imaginar lo que sucedía, alrededor del campo había una vaya y en su interior se encontraban unos hombres con escafandras blancas como si fueran astronautas…

  • trex

    Una naranja cortada en trocitos con un poco de azúcar por encima, es uno de mis postres preferidos

  • Mercedes

    Erase una vez un joven agricultor que tenía unas semillas de naranja envueltas en un pañuelo de hilo blanco. Pero entre ellas, se había colado una semilla de mandarina. Y no sabía cual era… por lo que decidió plantar todas las semillas y ver lo que sucedía. Las iba regando con mimo, y observando día a día su crecimiento.

    Poco a poco empezaron a salir los brotes, pero por más que el agricultor miraba, no lograba distinguir el mandarino de los naranjos.

    Preguntó a su tío un hombre versado en el mundo de los cítricos el cual le respondió que lo mejor sería …..

    olvidarse de lo que nos dicen los ojos y preguntar al cieguito del pueblo: cuando probara los frutos, lo sabría seguro…

    y allí que se fue en su busca pensando en sus cosas orgulloso de su huerto…

    El cieguito probo y probo y no consiguio saber cuál era la mandarina entre tantas naranjas así que decidieron hablar con el alcalde del pueblo.

    El alcalde, viendo que el problema de Juan el agricultor era grave, mandó llamar a los expertos en cítricos de la región y se reunieron en el salón de actos del ayuntamiento. Justo empezaba la discusión cuando de repente…

    entro por la puerta un joven campesino que decia que llevaba buscando el arbol del mandarino por toda la región… se hizo un silencio en la sala y todos los presentes se dieron la vuelta. Este arbol posee propiedades magicas y el que lo posea tendra en sus manos la juventu eterna.

    Como parecida bastante inverosimil lo que afirmaba el joven campesino, el alcalde hizo la consulta a wikipedia usando su nuevo Ipad y exclamo maravillado: ¡aparece!
    Todos le miraron con asombro y con tono aprobador espetaron: si wikipedia lo dice, sera verdad.

    Tras un breve espacio de silencio absoluto… todo el pueblo salió corriendo a empujones hacia el huerto de nuestro amigo, dispuestos a apoderarse del mágico mandarino.
    Al llegar al campo del joven agricultor, todos se detuvieron de golpe, no podían imaginar lo que sucedía, alrededor del campo había una vaya y en su interior se encontraban unos hombres con escafandras blancas como si fueran astronautas…

    – Una naranja cortada en trocitos con un poco de azúcar por encima, es uno de mis postres preferidos – , exclamo uno de ellos mientras metia los cirtricos en sacos con extraños simbolos.
    – Este arbol queda requisado – dijo el otro. La fruta hace feliz a la gente, y la gente cuando esta feliz canta. Y las canciones tienen derechos de autor.

  • Erase una vez un joven agricultor que tenía unas semillas de naranja envueltas en un pañuelo de hilo blanco. Pero entre ellas, se había colado una semilla de mandarina. Y no sabía cual era… por lo que decidió plantar todas las semillas y ver lo que sucedía. Las iba regando con mimo, y observando día a día su crecimiento.

    Poco a poco empezaron a salir los brotes, pero por más que el agricultor miraba, no lograba distinguir el mandarino de los naranjos.

    Preguntó a su tío un hombre versado en el mundo de los cítricos el cual le respondió que lo mejor sería …..

    olvidarse de lo que nos dicen los ojos y preguntar al cieguito del pueblo: cuando probara los frutos, lo sabría seguro…

    y allí que se fue en su busca pensando en sus cosas orgulloso de su huerto…

    El cieguito probo y probo y no consiguio saber cuál era la mandarina entre tantas naranjas así que decidieron hablar con el alcalde del pueblo.

    El alcalde, viendo que el problema de Juan el agricultor era grave, mandó llamar a los expertos en cítricos de la región y se reunieron en el salón de actos del ayuntamiento. Justo empezaba la discusión cuando de repente…

    entro por la puerta un joven campesino que decia que llevaba buscando el arbol del mandarino por toda la región… se hizo un silencio en la sala y todos los presentes se dieron la vuelta. Este arbol posee propiedades magicas y el que lo posea tendra en sus manos la juventu eterna.

    Como parecida bastante inverosimil lo que afirmaba el joven campesino, el alcalde hizo la consulta a wikipedia usando su nuevo Ipad y exclamo maravillado: ¡aparece!
    Todos le miraron con asombro y con tono aprobador espetaron: si wikipedia lo dice, sera verdad.

    Tras un breve espacio de silencio absoluto… todo el pueblo salió corriendo a empujones hacia el huerto de nuestro amigo, dispuestos a apoderarse del mágico mandarino.
    Al llegar al campo del joven agricultor, todos se detuvieron de golpe, no podían imaginar lo que sucedía, alrededor del campo había una vaya y en su interior se encontraban unos hombres con escafandras blancas como si fueran astronautas…

    «Venimos de un planeta llamado Tierra», dijeron los hombres con escafandra. «Hace ya mucho tiempo que debido a la ineptitud y a la prepotencia del ser humano destruimos nuestros árboles». «Unos sabios enviaron a las colonias estelares semillas de nuestra flora, y aquí, nosotros, tres décadas después, por fin tenemos el orgullo de volver a ver crecer y florecer uno de nuestros amados mandarinos»…

  • trex

    Erase una vez un joven agricultor que tenía unas semillas de naranja envueltas en un pañuelo de hilo blanco. Pero entre ellas, se había colado una semilla de mandarina. Y no sabía cual era… por lo que decidió plantar todas las semillas y ver lo que sucedía. Las iba regando con mimo, y observando día a día su crecimiento.

    Poco a poco empezaron a salir los brotes, pero por más que el agricultor miraba, no lograba distinguir el mandarino de los naranjos.

    Preguntó a su tío un hombre versado en el mundo de los cítricos el cual le respondió que lo mejor sería …..

    olvidarse de lo que nos dicen los ojos y preguntar al cieguito del pueblo: cuando probara los frutos, lo sabría seguro…

    y allí que se fue en su busca pensando en sus cosas orgulloso de su huerto…

    El cieguito probo y probo y no consiguio saber cuál era la mandarina entre tantas naranjas así que decidieron hablar con el alcalde del pueblo.

    El alcalde, viendo que el problema de Juan el agricultor era grave, mandó llamar a los expertos en cítricos de la región y se reunieron en el salón de actos del ayuntamiento. Justo empezaba la discusión cuando de repente…

    entro por la puerta un joven campesino que decia que llevaba buscando el arbol del mandarino por toda la región… se hizo un silencio en la sala y todos los presentes se dieron la vuelta. Este arbol posee propiedades magicas y el que lo posea tendra en sus manos la juventu eterna.

    Como parecida bastante inverosimil lo que afirmaba el joven campesino, el alcalde hizo la consulta a wikipedia usando su nuevo Ipad y exclamo maravillado: ¡aparece!
    Todos le miraron con asombro y con tono aprobador espetaron: si wikipedia lo dice, sera verdad.

    Tras un breve espacio de silencio absoluto… todo el pueblo salió corriendo a empujones hacia el huerto de nuestro amigo, dispuestos a apoderarse del mágico mandarino.
    Al llegar al campo del joven agricultor, todos se detuvieron de golpe, no podían imaginar lo que sucedía, alrededor del campo había una vaya y en su interior se encontraban unos hombres con escafandras blancas como si fueran astronautas…

    “Venimos de un planeta llamado Tierra”, dijeron los hombres con escafandra. “Hace ya mucho tiempo que debido a la ineptitud y a la prepotencia del ser humano destruimos nuestros árboles”. “Unos sabios enviaron a las colonias estelares semillas de nuestra flora, y aquí, nosotros, tres décadas después, por fin tenemos el orgullo de volver a ver crecer y florecer uno de nuestros amados mandarinos”…

    Nos llevaremos el árbol pero en señal de agradecimiento os dejaremos esta cosecha y con las semillas que den el fruto podréis volver a plantar más árboles.

  • Daniel

    Erase una vez un joven agricultor que tenía unas semillas de naranja envueltas en un pañuelo de hilo blanco. Pero entre ellas, se había colado una semilla de mandarina. Y no sabía cual era… por lo que decidió plantar todas las semillas y ver lo que sucedía. Las iba regando con mimo, y observando día a día su crecimiento.

    Poco a poco empezaron a salir los brotes, pero por más que el agricultor miraba, no lograba distinguir el mandarino de los naranjos.

    Preguntó a su tío un hombre versado en el mundo de los cítricos el cual le respondió que lo mejor sería …..

    olvidarse de lo que nos dicen los ojos y preguntar al cieguito del pueblo: cuando probara los frutos, lo sabría seguro…

    y allí que se fue en su busca pensando en sus cosas orgulloso de su huerto…

    El cieguito probo y probo y no consiguio saber cuál era la mandarina entre tantas naranjas así que decidieron hablar con el alcalde del pueblo.

    El alcalde, viendo que el problema de Juan el agricultor era grave, mandó llamar a los expertos en cítricos de la región y se reunieron en el salón de actos del ayuntamiento. Justo empezaba la discusión cuando de repente…

    entro por la puerta un joven campesino que decia que llevaba buscando el arbol del mandarino por toda la región… se hizo un silencio en la sala y todos los presentes se dieron la vuelta. Este arbol posee propiedades magicas y el que lo posea tendra en sus manos la juventu eterna.

    Como parecida bastante inverosimil lo que afirmaba el joven campesino, el alcalde hizo la consulta a wikipedia usando su nuevo Ipad y exclamo maravillado: ¡aparece!
    Todos le miraron con asombro y con tono aprobador espetaron: si wikipedia lo dice, sera verdad.

    Tras un breve espacio de silencio absoluto… todo el pueblo salió corriendo a empujones hacia el huerto de nuestro amigo, dispuestos a apoderarse del mágico mandarino.
    Al llegar al campo del joven agricultor, todos se detuvieron de golpe, no podían imaginar lo que sucedía, alrededor del campo había una vaya y en su interior se encontraban unos hombres con escafandras blancas como si fueran astronautas…

    “Venimos de un planeta llamado Tierra”, dijeron los hombres con escafandra. “Hace ya mucho tiempo que debido a la ineptitud y a la prepotencia del ser humano destruimos nuestros árboles”. “Unos sabios enviaron a las colonias estelares semillas de nuestra flora, y aquí, nosotros, tres décadas después, por fin tenemos el orgullo de volver a ver crecer y florecer uno de nuestros amados mandarinos”…

    Nos llevaremos el árbol pero en señal de agradecimiento os dejaremos esta cosecha y con las semillas que den el fruto podréis volver a plantar más árboles.

    El joven agricultor, que había plantado el mandarino con mucha ilusión y esfuerzo, no tenía nada claro este cambio así que…

  • Crisvic

    El joven agricultor, que había plantado el mandarino con mucha ilusión y esfuerzo, no tenía nada claro este cambio así que…

    …decidió que quería conocer ese planeta Tierra del que venían los astronautas. Subió con ellos a la nave espacial y de ese modo estaba seguro de no perder de vista su preciado mandarino.

  • Olga

    Subio con ellos a la nave espacial y de ese modo estaba seguro de no perder de vista su preciado mandarino. Tardarón 3 días con sus 3 noches en llegar al planeta Tierra que al joven agricultor se le hicierón eternos ya que no se acordó de tomarse las pastillas contra el mareo y lo pasó fatal. Cuando bajo de la nave no podía creer lo que sus ojos veían…………….

  • José María

    …decidió que quería conocer ese planeta Tierra del que venían los astronautas. Subió con ellos a la nave espacial y de ese modo estaba seguro de no perder de vista su preciado mandarino.

    Cuando el joven agricultor llegó a la Tierra se quedó impresionado por el estado en el que se encontraba el planeta, sus habitantes no habían cuidado ni respetado su fauna y su flora, y se propuso volver a casa y cuidar sus plantas y animales para así poder dar una segunda oportunidad a la Tierra ayudando en su reconstrucción con una especie de cada, igual que hicieron con el mandarino.

  • carmen

    Cuando el joven agricultor llegó a la Tierra se quedó impresionado por el estado en el que se encontraba el planeta, sus habitantes no habían cuidado ni respetado su fauna y su flora, y se propuso volver a casa y cuidar sus plantas y animales para así poder dar una segunda oportunidad a la Tierra ayudando en su reconstrucción con una especie de cada, igual que hicieron con el mandarino.

    Pero no cayó en la cuenta de que en la Tierra, la escasez de agua originada por el despilfarro de sus habitantes en actividades ajenas a la agricultura hizo inútil su esfuerzo de preservar las especies desaparecidas

  • intxaurtsu

    Lloraba de tristeza al ver cómo los habitantes del planeta tierra no habían apreciado el tesoro que habían tenido. De tanto llorar y llorar brotó un riachuelo de sus lágrimas, puediendo así dar una segunda oportunidad a los habitantes del planeta tierra

  • Dani

    Lloraba de tristeza al ver cómo los habitantes del planeta tierra no habían apreciado el tesoro que habían tenido. De tanto llorar y llorar brotó un riachuelo de sus lágrimas, pudiendo así dar una segunda oportunidad a los habitantes del planeta tierra.

    Los habitantes del planeta tierra se pusieron tan contentos que compusieron una canción dedicada a las naranjas.

    «Oh, Naranja, Naranjita,
    Estás tan buena, que de las manos me las quitan»

  • “Oh, Naranja, Naranjita,
    Estás tan buena, que de las manos me las quitan”
    «Eres la fruta más jugosa,
    las más bonita y la más sabrosa»

  • Alfonso S

    Los habitantes del planeta tierra se pusieron tan contentos que compusieron una canción dedicada a las naranjas.

    “Oh, Naranja, Naranjita,
    Estás tan buena, que de las manos me las quitan”.
    Así, en la Tierra volvieron a crecer los frutales, y el jóven agricultor comenzó a plantar naranjos y mandarinos por todos los lugares…

  • Mercedes R

    Oh, Naranja, Naranjita,
    Estás tan buena, que de las manos me las quitan”.
    Así, en la Tierra volvieron a crecer los frutales, y el jóven agricultor comenzó a plantar naranjos y mandarinos por todos los lugares…
    Juan estaba contento y satisfecho de ver como todos en la Tierra se habían concienciado de lo importante que es cuidar y proteger nuestro planeta…

  • Arantza Zua

    Juan estaba contento y satisfecho de ver como todos en la Tierra se habían concienciado de lo importante que es cuidar y proteger nuestro planeta…

    …que decidió que dedicaría su vida a extender estas enseñanzas por el mundo para que todos pudieran plantar sus propios naranjos y mandarinos y mimarlos para que crecieran sanos.
    Tal fue su éxito y la implicación de la gente que desde el espacio se veían enormes extensiones de color naranja y verde donde hasta entonces había predominado el color marrón de la tierra seca.

  • Merce

    Juan estaba contento y satisfecho de ver como todos en la Tierra se habían concienciado de lo importante que es cuidar y proteger nuestro planeta…
    Pero lo que no sabía es que en China estaban dispuestos a hacer lo que fuera para quedarse con la producción de naranjas mundial, de ahí el refrán de «Naranjas de la China»

  • Carmen

    Pero lo que no sabía es que en China estaban dispuestos a hacer lo que fuera para quedarse con la producción de naranjas mundial, de ahí el refrán de “Naranjas de la China”.

    Pero Juan, que era muy listo, realizó una gran campaña de publicidad para que los habitantes del planeta supieran que sus naranjas y mandarinas, aunque costarán un poquito más, tenían muchísimo mejor sabor y propiedades que esas que traían congeladas en grandes barcos desde lugares lejanos. La campaña…

  • Rosana

    Pero lo que no sabía es que en China estaban dispuestos a hacer lo que fuera para quedarse con la producción de naranjas mundial, de ahí el refrán de “Naranjas de la China”.

    Pero Juan, que era muy listo, realizó una gran campaña de publicidad para que los habitantes del planeta supieran que sus naranjas y mandarinas, aunque costarán un poquito más, tenían muchísimo mejor sabor y propiedades que esas que traían congeladas en grandes barcos desde lugares lejanos. La campaña consistió en enviar una naranja envuelta en papel de regalo a todos los habitantes, junto con una nota que decía…

  • MªCarmen

    pues ha valido más plantar una cosecha nueva , que llorar por la que se perdió , y en su eslogan pone » Aunque fuese el fin del mundo , plantaría naranjas y mandarinos en el día de hoy «

  • Silvia Melero

    Pero lo que no sabía es que en China estaban dispuestos a hacer lo que fuera para quedarse con la producción de naranjas mundial, de ahí el refrán de “Naranjas de la China”.

    Pero Juan, que era muy listo, realizó una gran campaña de publicidad para que los habitantes del planeta supieran que sus naranjas y mandarinas, aunque costarán un poquito más, tenían muchísimo mejor sabor y propiedades que esas que traían congeladas en grandes barcos desde lugares lejanos. La campaña consistió en enviar una naranja envuelta en papel de regalo a todos los habitantes, junto con una nota que decía… pues ha valido más plantar una cosecha nueva , que llorar por la que se perdió , y en su eslogan pone ” Aunque fuese el fin del mundo , plantaría naranjas y mandarinos en el día de hoy “.

    El éxito de su campaña fue tal que empezó a recibir cartas y pedidos desde los lugares más lejanos del planeta…

  • monica m.

    Pero lo que no sabía es que en China estaban dispuestos a hacer lo que fuera para quedarse con la producción de naranjas mundial, de ahí el refrán de “Naranjas de la China”.

    Pero Juan, que era muy listo, realizó una gran campaña de publicidad para que los habitantes del planeta supieran que sus naranjas y mandarinas, aunque costarán un poquito más, tenían muchísimo mejor sabor y propiedades que esas que traían congeladas en grandes barcos desde lugares lejanos. La campaña consistió en enviar una naranja envuelta en papel de regalo a todos los habitantes, junto con una nota que decía… pues ha valido más plantar una cosecha nueva , que llorar por la que se perdió , y en su eslogan pone ” Aunque fuese el fin del mundo , plantaría naranjas y mandarinos en el día de hoy “.

    El éxito de su campaña fue tal que empezó a recibir cartas y pedidos desde los lugares más lejanos del planeta…
    Hasta que un día llego una carta que llamo la atención de Juan, no era como las otras, era muy llamativa, su color naranja muy chilllona la hacia resaltar entre las demás y su textura era, DE PIEL DE MANDARINA

  • jesus puente

    Lo curioso es que esa madnarina venía en una caja de «Naranjas de la China» enviada por un grupo de «chinos mandarines», por lo que, nuevamente, se enfrascó en la tarea de encontrar el mandarino que provenía de su semilla.

  • ANA

    El éxito de su campaña fue tal que empezó a recibir cartas y pedidos desde los lugares más lejanos del planeta…

    agradeciéndole todo lo que había hecho por la Tierra y pidiéndole una semilla para poder plantar un naranjo o un mandarino y así …

  • Cuti

    un día llego una carta que llamo la atención de Juan, no era como las otras, era muy llamativa, su color naranja muy chilllona la hacia resaltar entre las demás y su textura era, DE PIEL DE MANDARINALo curioso es que esa madnarina venía en una caja de “Naranjas de la China” enviada por un grupo de “chinos mandarines”, por lo que, nuevamente, se enfrascó en la tarea de encontrar el mandarino que provenía de su semilla.
    Pero los «chinos mandarines» insistieron e insistieron enviandole cajas y cajas de cartas de piel de mandarina hasta que Juan se dio cuenta de que estaban hechas con la piel de «su» mandarino, Extrañado y enfadado creyendo que se lo habian robado cogio un tren y se fue a la China a averiguar como habia llegado alli su preciado mandarino.

  • María José Macías

    …. Extrañado y enfadado creyendo que se lo habian robado cogio un tren y se fue a la China a averiguar como habia llegado alli su preciado mandarino…….
    Y cuál fué su sorpresa que llegando a su destino, y por la ventana del tren, se dió cuenta de que había plantaciones inmensas de mandarinos exactamente iguales entre sí!!! Y cayó en la cuenta: habían clonado a su mandarino!!!!! Picó para bajarse en la siguiente parada impaciente por ver de cerca los árboles y……

  • Chema

    …. Extrañado y enfadado creyendo que se lo habian robado cogio un tren y se fue a la China a averiguar como habia llegado alli su preciado mandarino…….
    Y cuál fué su sorpresa que llegando a su destino, y por la ventana del tren, se dió cuenta de que había plantaciones inmensas de mandarinos exactamente iguales entre sí!!! Y cayó en la cuenta: habían clonado a su mandarino!!!!! Picó para bajarse en la siguiente parada impaciente por ver de cerca los árboles y……
    vió alucinado que los chinos habían inventado un nuevo sistema para regar los árboles. Y emprendió de nuevo viaje para encontrar a su creador…

  • Lucia

    …vió alucinado que los chinos habían inventado un nuevo sistema para regar los árboles. Y emprendió de nuevo viaje para encontrar a su creador, el nuevo sistema era perfecto y quería implantarlo cuanto antes en su pueblo…

  • Norma

    …vió alucinado que los chinos habían inventado un nuevo sistema para regar los árboles. Y emprendió de nuevo viaje para encontrar a su creador, el nuevo sistema era perfecto y quería implantarlo cuanto antes en su pueblo.
    Despues de días y dias buscando al creador de tan magnífico sistema de riego, consiguió localizarlo y cual fue su sorpresa: el inventor de todo aquello había sido una niñita de 8 añosn que por su aspecto físico mas parecía de su planeta que de la Tierra….

  • Josema Azpeitia

    De hecho, aquella niña tenía un parecido físico asombroso con Alejandra, la mujer que le regaló las semillas de naranja advirtiéndole que entre ellas había una de mandarina. Aquellas semillas que él cuidadosamente había envuelto en un pañuelo de hilo blanco antes de plantarlas. ¿Qué sentido tenía todo aquello?

  • Montse

    ¿Qué sentido tenía todo aquello?…
    … Por qué esa niña se parecía tanto a aquella mujer? ¿Donde vivía? ¿Quienes eran sus padres? y lo más importante, cómo había desarrollado ese ingenioso sistema de riego. De repente se dió cuenta de que tenía que conocer todo lo relacionado con esa niña…

  • Yolanda

    De repente se dió cuenta de que tenía que conocer todo lo relacionado con esa niña…

    Que cosa tan simple y que dificil a la vez, intentar hablar con ella.
    Hablara castellano, o solo chino, tendre que buscar un traductor, pesaba.

    En ese momento la niña le dijo:

    – En esta vida todo parece mas sencillo de lo que en verdad es.

    Juan se quedó con la boca abierta y…….

  • LAURA

    SONÓ EL DESPERTADOR…ERAN LAS CINCO DE LA TARDE ¿CUÁNTO HABÍA DORMIDO?

  • Esther

    Sonó el despertador…eran las cinco de la tarde ¿Cuánto había dormido?
    Medio adormilado todavía volvió a mirar el reloj; si eran las cinco de la tarde. ¿Había sido todo un sueño? pensaba, pero era tan real que no podía creer que hubiera todo hubiera sido un sueño asi que…

  • Pau

    pero era tan real que no podía creer que hubiera todo hubiera sido un sueño asi que…
    ….. se levantó apresuradamente, se lavó bien la cara, salió al jardín y miró a su alrededor.
    No podía creer lo que estaba viendo……

  • Maria José

    pero era tan real que no podía creer que hubiera todo hubiera sido un sueño asi que…
    ….. se levantó apresuradamente, se lavó bien la cara, salió al jardín y miró a su alrededor.
    No podía creer lo que estaba viendo…… había un precioso mandarino en su jardín, lleno de mandarinas brillantes y apetitosas, salió de casa y se acercó a él…..

  • SONIA

    No podía creer lo que estaba viendo…… había un precioso mandarino en su jardín, lleno de mandarinas brillantes y apetitosas, salió de casa y se acercó a él…..
    Estiró la mano y cogió una mandarina, entre sus dedos corrían las gotitas de rocio que había caido durante la noche. Entró en casa, allí estaba su pequeña princesita, le peló la mandarina y se la ofreció, aquello era un tesoro para su hija….

  • pilar

    entró en casa, allí estaba su pequeña princesita, le peló la mandarina y se la ofreció, aquello era un tesoro para su hija. la niña tomó con delicadeza uno de los gajos de la mandarina lo acercó a su nariz e inhaló el suave perfume, seguidamente lo llevó a su boca y lo mordió una explosión de sabor inundó su pequeña boca provocando la sonrisa de juan….

Dejar un Comentario

  Acepto la Política de Privacidad

INFORMACIÓN BÁSICA SOBRE PROTECCIÓN DE DATOS:

Responsable: Gastronomía & Cía
Finalidad: Gestión de suscripciones al blog y moderación de comentarios
Legitimación: Consentimiento del interesado
Destinatarios: No se comunicarán los datos a terceros, salvo por una obligación legal.
Derechos: Acceder, rectificar y suprimir los datos, así como otros derechos, como se explica en la información adicional.
Información adicional: Puede consultar la información detallada sobre la protección de datos aquí.