Gastronomía & Cía Opciones
 

Ossobuco con salsa de soja

Ossobuco con salsa de soja

La salsa de soja confiere a los guisos un sabor especial, el sabor umami que tanto agrada. Es profundo, aromático y sabroso, pero hay que utilizarla con mesura. Hoy hemos disfrutado mucho con este Ossobuco con salsa de soja, una carne melosa, ligera y llena de sabor.

El Ossobuco con salsa de soja nos gusta hacerlo con pavo, resulta un guiso equilibrado, además es una receta muy fácil de hacer, sólo necesitamos un poco de tiempo para que la carne quede bien tierna, pero necesita poca dedicación.

Para acompañar este ossobuco hemos apostado por algo refrescante y con poco sabor, como los brotes de bambú y los brotes de soja en conserva, que previamente hemos enjuagado con agua para eliminar la acidez del líquido de gobierno que a veces ofrecen.

Ingredientes (4 comensales)

  • 8 piezas de ossobuco de pavo
  • 1 cebolla
  • 3 dientes de ajo
  • 2 chirivías pequeñas
  • 150 ml. de vino blanco
  • 75 ml. de salsa de soja
  • 1 c/s de miel
  • 1 c/s de sésamo negro
  • 1 c/p de cilantro en grano
  • ½ c/p de mostaza en grano
  • piel de un limón (pelado, sin el albedo)
  • brotes de bambú
  • brotes de soja en conserva
  • aceite de oliva virgen extra
  • sal.

Elaboración

Pon una cazuela al fuego con aceite de oliva, suficiente para pochar la cebolla y las chirivías, pero previamente confita la piel de limón a fuego lento para que deje su aroma y sabor. Retira la piel y sube el fuego, dora el ossobuco por los dos lados con una pizca de sal (la salsa de soja es salada), y retíralos también de la cazuela.

Baja el fuego e incorpora la cebolla y las chirivías cortadas en brunoise, añade una pizca de sal y desglasa la cazuela con un poquito de vino. Pela los ajos, dales un golpe e incorpóralos también, deja que poche todo a fuego lento y reincorpora el ossobuco.

Ossobuco con salsa de soja

Sube la temperatura a fuego medio y moja con el vino, la salsa de soja y la miel, tritura ligeramente el sésamo negro, el cilantro y la mostaza e incorpóralo al guiso. Cuando empiece a hervir, baja el fuego, tapa la cazuela y deja cocer unos 45-60 minutos, o algo más de tiempo si son muy grandes.

Cuando la carne ya esté tierna, si queda mucho caldo sube el fuego y deja que se reduzca, obteniendo una salsa cremosa y brillante.

Emplatado

Sirve en los platos una cama de brotes de soja y bambú, coloca encima el ossobuco y termina regando con un poco de salsa. ¡Buen provecho!

Abreviaturas
c/c = Cuchara café
c/p = Cuchara postre
c/s = Cuchara sopera

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (18 votos, media: 5,00 de 5)
Loading ... Loading ...

Ya hay 1 comentarios. ¿Quieres dejar el tuyo?

  • Tiene una pinta exquisita! a saber dónde encuentro yo ossobuco de pavo!

    Un abrazo,

Dejar un Comentario

  Acepto la Política de Privacidad

INFORMACIÓN BÁSICA SOBRE PROTECCIÓN DE DATOS:

Responsable: Gastronomía & Cía
Finalidad: Gestión de suscripciones al blog y moderación de comentarios
Legitimación: Consentimiento del interesado
Destinatarios: No se comunicarán los datos a terceros, salvo por una obligación legal.
Derechos: Acceder, rectificar y suprimir los datos, así como otros derechos, como se explica en la información adicional.
Información adicional: Puede consultar la información detallada sobre la protección de datos aquí.