- Gastronomía & Cía - https://gastronomiaycia.republica.com -

Pan de leche de Xavier Barriga

Xavier Barriga es, como él se define, un panadero pasional, desde la Fleca Turris de Barcelona ofrece la panadería y repostería artesana a todo aquel que quiera dejarse seducir por la calidad y el sabor de sus productos. Además comparte algunas de sus recetas en el programa de televisión Cuines de TV3 y que podemos ver en internet a través de Vídeos 3alacarta. Sobre estas líneas podéis ver cómo hacer el Pan de leche de Xavier Barriga.

Para desayunar, para merendar o para disfrutar en cualquier momento del día de un rico y natural pan casero, podéis hacer el Pan de leche de Xavier Barriga que a continuación os traducimos al castellano. Nosotros ya hemos preparado la masa, ahora la tenemos reposando, y hemos pensado que nada mejor que compartir con vosotros el vídeo para que también podáis poneros manos a la obra cuanto antes.

Para hacer estos Panecillos de leche o Pan de Viena, los ingredientes necesarios son: 500 gramos de harina panificable, 10 gramos de sal, 40 gramos de azúcar, 20 gramos de leche en polvo, 280 gramos de leche, 26 gramos de mantequilla y 15 gramos de levadura de panadero.

Para preparar la masa de este pan de Viena, empezamos poniendo en la amasadora la harina panificable, la leche en polvo, la mantequilla fría de la nevera, la sal, el azúcar y la levadura fresca. Cuando tenemos todos los ingredientes, empezamos a amasar incorporando la leche poco a poco, a medida que la harina vaya absorbiendo el líquido, hasta que la masa coja una consistencia homogénea.

Con este tipo de amasadoras trabajaremos a una velocidad lenta para no castigar la masa, es normal que al principio se enganche un poquito la masa de pan, por la mantequilla y el azúcar que dificultan un poco el amasado, pero es cuestión de continuar amasando unos 13-14 minutos. Una vez hecha la masa, sin darle reposo, dividimos la masa en piezas de unos 70-80 gramos.

Cuando tenemos la masa dividida en porciones, procedemos al boleado, doblando la masa y presionando con las manos hacia la mesa y girando en círculos. Una vez tenemos todas las piezas boleadas, las ponemos en una bandeja y la tapamos con un trapo para dejar reposar entre 20 y 25 minutos.

La masa ya ha reposado, estos 20 minutos son necesarios para que la masa se relaje, pero no es necesario que doble volumen. Pasamos a hacer las piezas, por ejemplo, podemos hacer una barrita. Puede resultar un poco más difícil porque son piezas muy pequeñas, sólo requiere práctica, pero es una masa que no está gasificada y por tanto es más manipulable, se puede trabajar mejor. Podemos hacer también los típicos panecillos de Viena de las panaderías catalanas, queda una pieza muy bonita y se pone a fermentar boca abajo, después visualmente es más atractiva. También requiere cierta práctica.

Ponemos las piezas a fermentar, después de pintar las barritas con huevo. Y para que tengan un aspecto visual más bonito, podemos cortar con una cuchilla o un cuchillo bien afilado. Una vez preparadas las piezas, las dejamos fermentar hasta que doblen su volumen, dependiendo de la temperatura ambiente serán necesarios 45-60 minutos.

Finalmente vemos el pan de leche cocido, ha estado en el horno a una temperatura de unos 230-240º C, temperatura bien alta para que queden blanditos, y siempre dejando enfriar sobre una rejilla.

No nos indica el tiempo, pero seguro que veremos nuestros panecillos dorados e inundando de aroma la cocina para saber cuándo retirarlos. Así que ahora, a trabajar.

Pan de leche de Xavier Barriga

Posted By VelSid On In Vídeos de cocina | 3 Comments

Xavier Barriga es, como él se define, un panadero pasional, desde la Fleca Turris de Barcelona ofrece la panadería y repostería artesana a todo aquel que quiera dejarse seducir por la calidad y el sabor de sus productos. Además comparte algunas de sus recetas en el programa de televisión Cuines de TV3 y que podemos ver en internet a través de Vídeos 3alacarta. Sobre estas líneas podéis ver cómo hacer el Pan de leche de Xavier Barriga.

Para desayunar, para merendar o para disfrutar en cualquier momento del día de un rico y natural pan casero, podéis hacer el Pan de leche de Xavier Barriga que a continuación os traducimos al castellano. Nosotros ya hemos preparado la masa, ahora la tenemos reposando, y hemos pensado que nada mejor que compartir con vosotros el vídeo para que también podáis poneros manos a la obra cuanto antes.

Para hacer estos Panecillos de leche o Pan de Viena, los ingredientes necesarios son: 500 gramos de harina panificable, 10 gramos de sal, 40 gramos de azúcar, 20 gramos de leche en polvo, 280 gramos de leche, 26 gramos de mantequilla y 15 gramos de levadura de panadero.

Para preparar la masa de este pan de Viena, empezamos poniendo en la amasadora la harina panificable, la leche en polvo, la mantequilla fría de la nevera, la sal, el azúcar y la levadura fresca. Cuando tenemos todos los ingredientes, empezamos a amasar incorporando la leche poco a poco, a medida que la harina vaya absorbiendo el líquido, hasta que la masa coja una consistencia homogénea.

Con este tipo de amasadoras trabajaremos a una velocidad lenta para no castigar la masa, es normal que al principio se enganche un poquito la masa de pan, por la mantequilla y el azúcar que dificultan un poco el amasado, pero es cuestión de continuar amasando unos 13-14 minutos. Una vez hecha la masa, sin darle reposo, dividimos la masa en piezas de unos 70-80 gramos.

Cuando tenemos la masa dividida en porciones, procedemos al boleado, doblando la masa y presionando con las manos hacia la mesa y girando en círculos. Una vez tenemos todas las piezas boleadas, las ponemos en una bandeja y la tapamos con un trapo para dejar reposar entre 20 y 25 minutos.

La masa ya ha reposado, estos 20 minutos son necesarios para que la masa se relaje, pero no es necesario que doble volumen. Pasamos a hacer las piezas, por ejemplo, podemos hacer una barrita. Puede resultar un poco más difícil porque son piezas muy pequeñas, sólo requiere práctica, pero es una masa que no está gasificada y por tanto es más manipulable, se puede trabajar mejor. Podemos hacer también los típicos panecillos de Viena de las panaderías catalanas, queda una pieza muy bonita y se pone a fermentar boca abajo, después visualmente es más atractiva. También requiere cierta práctica.

Ponemos las piezas a fermentar, después de pintar las barritas con huevo. Y para que tengan un aspecto visual más bonito, podemos cortar con una cuchilla o un cuchillo bien afilado. Una vez preparadas las piezas, las dejamos fermentar hasta que doblen su volumen, dependiendo de la temperatura ambiente serán necesarios 45-60 minutos.

Finalmente vemos el pan de leche cocido, ha estado en el horno a una temperatura de unos 230-240º C, temperatura bien alta para que queden blanditos, y siempre dejando enfriar sobre una rejilla.

No nos indica el tiempo, pero seguro que veremos nuestros panecillos dorados e inundando de aroma la cocina para saber cuándo retirarlos. Así que ahora, a trabajar.