¿La Unión Europea representa los intereses de terceros países?

Bananas

No faltan motivos para creer que la Unión Europea representa los intereses de terceros países, al menos así lo hemos percibido durante los últimos años y especialmente durante los últimos meses. Hoy hemos sabido que se ha aprobado un paquete financiero de 190 millones de euros en concepto de ayuda para los afectados por la bajada de los aranceles de las bananas de Latinoamérica, los afectados son países del África, el Caribe, etc., de este modo se pretende reforzar la competitividad y se compensa el desequilibrio arancelario. Curiosamente se descarta ofrecer compensaciones a los plataneros europeos, según la Unión Europea para el sector del plátano canario no existe problema alguno y ya recibe suficientes ayudas económicas cifradas en 141’1 millones de euros.

Pues a pesar de esas ayudas, la crisis del plátano de Canarias es evidente, recordemos que ésta se desató tras la reducción de los aranceles de las bananas sudamericanas, hecho que aprovecharon los importadores para elevar el precio del producto y situarlo al mismo precio que los plátanos, el resultado fue que en una situación de precio similar no existe una clara diferenciación entre ambos productos para los consumidores.

De ahí que se haya puesto en marcha la IGP del Plátano de Canarias. El caso es que durante los dos primeros meses el sector canario ha sufrido unas pérdidas cifradas en 24 millones de euros, pérdidas que evidentemente se incrementarán ante tal panorama. Canarias queda fuera del programa de ayudas, algo que no ha sentado nada bien a ASPROCAM (Asociación de Organizaciones de Productores de Plátanos de Canarias), es entonces lícito pensar que la UE representa intereses de otros países y más cuando conocemos otros casos tan particulares.

Algún ejemplo que podemos citar es el que vimos en el post Marruecos potencia el cultivo de cítricos, en él hablábamos del plan verde y de cómo Marruecos pretendía que la UE financiara el incremento de producción en suelo marroquí, hay que decir que en su momento la UE ya manifestó sus intenciones de ayudar a este país sin que parezca importarle los problemas que puede ocasionar al sector citrícola español. Para agravar más el problema, hay que destacar el aumento de las importaciones de tomates de Marruecos gracias al “gran acuerdo” alcanzado entre ese país y la UE, y se podrían citar muchos más ejemplos.

ASPROCAN manifiesta su indignación y declara que en teoría, una de las finalidades de la Unión Europea es salvaguardar los intereses de los países integrantes. Hablando concretamente sobre el plátano de Canarias, las piedras en el camino se suceden, tamnien hemos podido saber que Europa está manteniendo conversaciones bilaterales con otros países para bajar los aranceles actuales que pesan sobre sus bananas. Los productores del plátano de Canarias luchan, realizan fuertes campañas promocionales, denuncian la situación regalando plátanos, pero son demasiados escollos los que hay que sortear.

Sin embargo, los consumidores somos quienes tenemos la sartén por el mango, basta con comprar plátanos de Canarias y evitar las bananas, en el momento en el que los importadores no puedan rentabilizar su producto la situación podría cambiar. Recordemos que los plátanos de Canarias ofrecen mayor aporte nutricional, más sabor y calidad.

Foto | Redjar

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (6 votos, media: 4,50 de 5)
4.5 5 6
Loading ... Loading ...