Vichyssoise de alcachofas y aceitunas crujientes

Vichyssoise de alcachofas y aceitunas crujientes

La vichyssoise es una sopa espesa que se elabora principalmente con puerro y patata, nosotros hemos variado esta receta tradicional haciendo una Vichyssoise de alcachofas y aceitunas crujientes, una variante que os encantará si disfrutáis de esta verdura, obteniendo además una vichyssoise más ligera.

Esta receta de Vichyssoise es un plato especialmente recomendable en esta época en la que tenemos las mejores alcachofas en nuestra huerta, además, suele ser un plato que se toma frío, esperando que en los días venideros las temperaturas dejen constancia de que cada vez está más avanzada la primavera, será un entrante muy apetecible, de lo contrario, podemos disfrutar igualmente de esta sopa templada o caliente.

Ingredientes (4 comensales)

3 puerros (parte blanca), 3 alcachofas, 400 ml. de caldo de cocción de las alcachofas, 150 ml. de leche (quizá un poquito más, dependiendo de lo densa que quede la sopa, también puedes utilizar nata), pimienta negra recién molida, aceite de oliva virgen extra, sal, aceitunas negras deshuesadas, unas hojas y flores de salvia.

Elaboración

Para intensificar los sabores de la vichyssoise, empezamos a elaborarla el día anterior dejándola reposar en el frigorífico toda la noche. Aprovechamos también para hacer las aceitunas negras deshidratadas, que al perder el agua, ofrecerán un sabor más intenso y una textura crujiente.

Las aceitunas hay que ponerlas en una bandejita de horno cubierta con una tela de cocción y secar a unos 50-60º C. El tiempo dependerá del horno, pueden ser un par de horas. Después puedes conservarlas en un tarro de cristal con tapa.

Vichyssoise de alcachofas y aceitunas crujientes

Retira las primeras hojas de las alcachofas, corta los tallos y pélalos, pon agua suficiente para cubrir las alcachofas en una olla (incorpora también los tallos) y cuécelas hasta que estén tiernas. A continuación escurre bien las alcachofas y retira las partes duras que queden de las hojas. Reserva el caldo.

En otra olla con un poco de aceite de oliva virgen extra, pocha los puerros, sólo la parte blanca que habrás pelado y cortado bien fino. Hazlo a fuego lento hasta que empiece a tomar color y caramelizar. Incorpora entonces las alcachofas y el caldo, añade sal al gusto y tritura hasta obtener una crema fina y homogénea, a continuación lleva a ebullición y apaga el fuego.

Añade la leche y pimienta negra recién molida, mezcla bien y prueba por si fuera necesario rectificar de sal o pimienta, o aligerar con más caldo. Deja enfriar y después reserva en el frigorífico hasta el día siguiente.

Antes de servir, añade un chorrito de nata si deseas una sopa más cremosa.

Emplatado

Sirve la Vichyssoise de alcachofas, trocea las aceitunas crujientes y reparte una cucharada en cada plato, adereza con un hilo de aceite de oliva y termina decorando con unas hojas y flores de salvia que además le aportarán un rico sabor. ¡Buen provecho!

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (27 votos, media: 4,93 de 5)
4.93 5 27
Loading ... Loading ...