Receta de Piadina

Piadina Romagnola

Esta mañana os estábamos hablando de la Piadina y no hemos podido esperar a hacerla, mientras redactábamos, estábamos imaginándonos la degustación de este pan recién hecho y caprichosamente relleno, así que ya está aquí la receta de Piadina, así veis lo fácil y rápida que es de hacer.

Como os comentábamos en el post anterior, la Piadina se suele hacer con manteca de cerdo, y así la hemos hecho hoy, aunque también se puede sustituir por aceite de oliva virgen extra o mantequilla. Nuestra recomendación es que primero probéis la Piadina con manteca, hay mucha diferencia en el sabor al utilizar una grasa u otra, lo que no implica que las variantes no estén ricas, pero probad esta receta y posteriormente, si queréis reemplazar la manteca, decantaros por el aceite de oliva virgen extra.

Ingredientes (6-8 uds.)

400 gramos harina de fuerza (hemos usado Santa Rita 400 W, P/L 0,65), 70 gramos de manteca de cerdo, 215 gramos de agua, 7 gramos bicarbonato, 10 gramos de sal.

Elaboración

Pon en un cuenco amplio la harina, la manteca de cerdo que habrás tenido a temperatura ambiente un ratito antes, el bicarbonato y la sal, mezcla frotando con las yemas de los dedos para que la harina se impregne de la grasa, casi como para obtener unas migas como cuando haces un crumble.

A continuación añade el agua, pero no pongas toda de golpe porque dependiendo de la calidad y las características de la harina de fuerza, puedes necesitar un poco más o menos. Amasa en el cuenco hasta que puedas formar una bola y después pasa a la mesa de trabajo. Continúa amasando hasta obtener una masa maleable, fina y homogénea. Deja reposar media hora cubriendo la masa con un paño.

Piadina Romagnola

Divide la masa en porciones y haz una bola con cada una de ellas. Enharina el rodillo de cocina y estira la masa hasta que esté bien fina, si después quieres que quede bien redonda, puedes marcar con un plato y cortar la masa sobrante (reúne todos los recortes para hacer una piadina más).

A medida que vayas dando forma a este pan plano, espolvorea un poquito de harina si tienes que poner unas encima de otras. Y cuando tengas todas formadas, procede a su cocción. Para ello necesitarás una sartén antiadherente que no es necesario engrasar. Dependiendo del grosor de la base de la sartén deberás poner el fuego más o menos fuerte.

Haz las piadinas en la sartén dejando que se doren a tu gusto y dándoles la vuelta para que se hagan de forma homogénea. Las que estén hechas, resérvalas envueltas en un paño para que se conserven calientes y flexibles, con ellas podrás elaborar diferentes recetas, un ejemplo que citamos es nuestra piadina de jamón y queso brie.

¡Buen provecho!

Piadina RomagnolaPiadina RomagnolaPiadina RomagnolaPiadina RomagnolaPiadina RomagnolaPiadina RomagnolaPiadina Romagnola

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (38 votos, media: 4,89 de 5)
4.89 5 38
Loading ... Loading ...