Envases plásticos biodegradables obtenidos a partir de residuos de frutas

FruitPlastic

Un grupo de investigadores pertenecientes a la Universidad Sains de Malasia (USM), acaba de dar a conocer la posibilidad de fabricar envases plásticos biodegradables obtenidos a partir de residuos de frutas tropicales como pueden ser las bananas, el rambután, etc.

La iniciativa ha tenido muy buena acogida y más sabiendo que cada vez son más las empresas que desarrollan tecnologías para fabricar plásticos biodegradables respetuosos con el medio ambiente y se prevé un crecimiento de hasta un 30% en este sector. Sería interesante recordar el post sobre las botellas biodegradables en sólo cuatro meses, en este caso, la materia prima para elaborar las botellas se obtenía a partir del almidón de maíz. Los envases plásticos biodegradables desarrollados son un 10% más baratos, que los que se obtienen a partir de productos derivados del petróleo, pero además hay que añadir que los beneficios obtenidos son significativamente mayores, especialmente para el medio ambiente.

Por otro lado, los nuevos envases plásticos biodegradables son más baratos que los que actualmente se utilizan en los países industrializados, siendo hasta ocho veces más caros que los obtenidos a partir del petróleo. El nuevo material se ha bautizado con el nombre de Fruitplast y puede contener los alimentos en perfecto estado preservándolos durante bastante tiempo, una vez se desecha el envase, tardaría entre tres y seis meses en descomponerse en el medio ambiente y serviría como abono.

Las perspectivas de mercado pueden ser excelentes, sobre todo por el ahorro económico, algo que las empresas miran con lupa. Si tenemos en cuenta que se pueden hacer botellas de plástico u otros envases de calidad, cuyo coste es menor y además respetan el medio ambiente, la ecuación no deja lugar a dudas, podría ser un material muy interesante para el sector agroindustrial. En Food Production Daily nos informan que las botellas o envases pueden ser almacenados, y en las condiciones adecuadas sin inclemencias medioambientales pueden mantenerse integros por un plazo de unos dos años.

Fruitplast, los envases plásticos biodegradables obtenidos a partir de residuos de frutas, ha logrado obtener la medalla de oro en la Feria de Inventos, Innovación y Tecnología (ITEX 2010) celebrada en Kuala Lumpur (Malasia) del 14 al 16 de mayo. En la fotografía que encabeza el post se puede apreciar que el nuevo plástico se puede utilizar para fabricar botellas y todo tipo de embalaje plástico destinado al uso alimentario.

Cada vez son más las aplicaciones que se pueden proporcionar a los residuos de frutas, podemos recordar como ejemplos de aprovechamiento, la iniciativa de una empresa alicantina Innoffod y su proyecto Bove para procesar las pieles y restos de frutas con la finalidad de convertir desperdicios en ingredientes alimentarios, o el trabajo desarrollado por el departamento de I+D+i (Abro Biotec) del Grupo Matarromera y el Centro Tecnológico del Cereal en Palencia para elaborar pan de vino utilizando la piel de las uvas tintas. Los residuos cada vez tienen mayor valor para la industria, ahora será interesante saber si los nuevos materiales desarrollados terminan siendo utilizados por ella.

Foto | Toddalert’s

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (15 votos, media: 5,00 de 5)
5 5 15
Loading ... Loading ...