Gastronomía & Cía Opciones
 

Cómo mantener caliente una salsa

Trucos de cocina

Es habitual en muchas recetas de cocina que entre las distintas elaboraciones que precisa, también haya distintos tiempos de cocción o sencillamente terminemos unos procesos antes que otros, y los que se han elaborado en menos tiempo deben mantenerse como recién hechos hasta el momento de servirse, por eso hoy vamos a ver uno de los posibles ejemplos, y es cómo mantener caliente una salsa.

Sea para una carne asada, un pescado al horno, un plato de pasta o incluso un postre, podemos necesitar una salsa caliente para su servicio. Si la elaboración principal también debe estar recién hecha y mantenerse en caliente para su servicio, lo primero que valoraremos es cuál de las dos elaboraciones debemos mimar más.

Generalmente será el aderezo el que nos dé más margen de conservación en caliente sin modificar su textura y su sabor, con una carne o un pescado nos arriesgamos más a que se pase del punto de cocción deseado, así que veamos cómo mantener caliente una salsa.

La verdad es que resulta tremendamente sencillo, tanto como hacer un baño maría. Para mantener caliente una salsa que debamos servir en breve, bastará con poner un cazo de baño maría o un cazo normal con este accesorio o con un cuenco de cristal refractario (o de otro material adecuado) en el que introduciremos la salsa.

Como en la elaboración de una cocción al baño maría, el cazo deberá tener agua suficiente para transmitir el suave calor que desprende al cuenco, manteniendo así la temperatura caliente de la salsa. El cazo debe estar al fuego a una temperatura suave, como sabemos, el baño maría es un método de cocción de calor indirecto y tiene varios usos, como os comentamos en el post Usos del baño maría, proporciona una temperatura suave, uniforme y constante.

Para que el calor no provoque la evaporación de los líquidos de la salsa ni su enfriamiento, durante el proceso de conservación en caliente de esta elaboración conviene tapar el cuenco con una tapa ajustada, con film transparente o con papel de aluminio. En el momento de servir la salsa caliente con la elaboración principal del plato, verás que la salsa estará como recién hecha.

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (16 votos, media: 4,88 de 5)
Loading ... Loading ...

Ya hay 3 comentarios. ¿Quieres dejar el tuyo?

  • fem un mos

    Un fantástico consejo-truco para mantener caliente una salsa. Muchas gracias.

  • Jose David

    Yo enfrío las salsas en la nevera y luego las recaliento con un golpe de microondas y te aseguro que también parece recién hecha… creo que hay mucho mito al respecto.

  • José David, no estamos de acuerdo contigo sobre los mitos en este caso, una salsa recalentada en el microondas lo primero que te puede ofrecer son partes resecas en los bordes o en la superficie. Habrá salsas que sí se pueden calentar así sin problemas, también habrá personas o momentos en los que no importe que la salsa esté como recién hecha o no, pero no dejes de probar el conservar la salsa caliente como te recomendamos y nos cuentas.

    Saludos

Dejar un Comentario

  Acepto la Política de Privacidad

INFORMACIÓN BÁSICA SOBRE PROTECCIÓN DE DATOS:

Responsable: Gastronomía & Cía
Finalidad: Gestión de suscripciones al blog y moderación de comentarios
Legitimación: Consentimiento del interesado
Destinatarios: No se comunicarán los datos a terceros, salvo por una obligación legal.
Derechos: Acceder, rectificar y suprimir los datos, así como otros derechos, como se explica en la información adicional.
Información adicional: Puede consultar la información detallada sobre la protección de datos aquí.