Gastronomía & Cía Opciones

Dukkah de pipas y chalota

Dukkah de pipas y chalota

Hoy os traemos esta Dukkah de pipas y chalota para que probéis a aromatizar algunas sopas frías, ensaladas, platos de verduras o legumbres, y también carnes y pescados, lo que os apetezca. Nosotros solemos utilizar esta dukkah en ensaladas de frutas, con aguacate o melón especialmente, pero también nos ha encantado utilizarla en algunas salsas.

Sobre la Dukkah ya os hemos hablado en alguna ocasión, es una mezcla de especias y frutos secos de origen egipcio, con múltiples usos culinarios, desde los mencionados anteriormente a convertirse en un dip nutritivo y muy sabroso, generalmente se sirve en un cuenco junto a otro cuenco con aceite de oliva, así se mojan unos bastones de pan de pita en el aceite y después se reboza con la dukkah. Os animamos a probarlo, si queréis con esta receta de Dukkah de pipas con chalota, es muy fácil de hacer

Ingredientes

  • 20 gramos de pipas de girasol peladas
  • 30 gramos de avellanas peladas
  • 3 gramos de chalota deshidratada o liofilizada
  • 1 gramo de pimienta rosa liofilizada
  • 2 gramos de cilantro en grano
  • 2 gramos de comino
  • 4 gramos de semillas de sésamo.

Elaboración

Preparamos las especias y frutos secos para preparar la dukkah, las pipas deben estar peladas, las avellanas también y si éstas están crudas deberemos tostarlas previamente, podemos picarlas previamente para hacerlas más pequeñas y tostarlas a la vez que las especias, la pimienta rosa, el cilantro, el comino y también las semillas de sésamo.

Dukkah de pipas y chalota

Tostamos estos ingredientes en una sartén sin engrasar, a fuego lento y moviendo de vez en cuando, hasta que desprendan su aroma. A continuación, dejamos enfriar, no podemos triturar cuando están calientes porque han liberado aceites que convertirían a esta mezcla de especias y frutos secos en una masa en lugar de en una mezcla suelta.

Por el mismo motivo, cuando trituremos, sea con la batidora de mano y su accesorio o en el suribachi, debemos procurar que no cojan excesivo calor. Moler todos los ingredientes hasta que obtengamos una dukkah homogénea y suelta.

Como veis, no le hemos añadido sal, puesto que las pipas ya nos proporcionan una cantidad considerable, después, según los alimentos que aderecemos con la Dukkah de pipas y chalotas, ya contará también con la sal necesaria. De todas formas, siempre hay que recordar que las especias son muy sabrosas y ayudan a reducir el consumo de sal.

Si no consume toda la dukkah en una vez, consérvala en un tarro hermético, y recuerda que los frutos secos son muy proclives a enranciarse, por lo que no conviene guardarlo mucho tiempo.

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (13 votos, media: 5,00 de 5)
Loading ... Loading ...

Ya hay 2 comentarios. ¿Quieres dejar el tuyo?

  • carolina

    umm que bueno para mimeloncito con jamon, pero y la chalota?? lioficlizada la puedo sustituir vel?

  • Carolina, si tienes la chalota fresca, mejor incorpórala directamente cuando vayas a servir el plato para que no humedezca las especias ni los frutos secos. También puedes aprovechar en algún momento que hayas encendido el horno para deshidratar la chalota picada con el calor residual. La tercera opción es comprarla, la venden como otras especias (Onena, Ducros…).

    Besos

Dejar un Comentario

  Acepto la Política de Privacidad

INFORMACIÓN BÁSICA SOBRE PROTECCIÓN DE DATOS:

Responsable: Gastronomía & Cía
Finalidad: Gestión de suscripciones al blog y moderación de comentarios
Legitimación: Consentimiento del interesado
Destinatarios: No se comunicarán los datos a terceros, salvo por una obligación legal.
Derechos: Acceder, rectificar y suprimir los datos, así como otros derechos, como se explica en la información adicional.
Información adicional: Puede consultar la información detallada sobre la protección de datos aquí.