Helado de kiwi

Helado de kiwi

La segunda prueba que le hemos puesto a la heladora de Lidl es la elaboración de la receta de Helado de kiwi, un saludable helado de fruta muy ligero, o light, como queráis llamarlo, pues es bajo en grasas y calorías. A continuación veréis los ingredientes, de los que queremos destacar que hemos probado un queso fresco batido que comercializa Hacendado que nos ha sorprendido gratamente. Este queso fresco está disponible en tarrinas de medio kilo y hay con distintas proporciones de grasa, el que hemos utilizado es el desnatado, indica que tiene un 0% y es sin gluten.

Así que con unos kiwis en su punto de madurez, el queso fresco batido, azúcar y un poco de vainilla, vamos a disfrutar de un delicioso helado casero que esperamos que os animéis a probar. En la foto superior podéis ver el resultado del helado recién salido de la heladora, mañana os lo presentaremos en un postre. Si queréis otras ideas para hacer recetas de helados de otros sabores, recordad que podéis leer Cómo hacer helado, todos se pueden hacer con heladora o sin ella.

Ingredientes

300 gramos de kiwis (pesados una vez pelados), 300 gramos de queso fresco batido, 100 gramos de azúcar, unas gotas de esencia de vainilla.

Elaboración

Explicar la elaboración de este helado de kiwi da risa, pero vamos a ello, veréis que podéis tener un helado artesano, natural y delicioso en poco más de una hora.

Pela los kiwis y trocéalos, ponlos en el vaso de la batidora y añade el queso batido, el azúcar y la esencia de vainilla. Tritura hasta obtener una crema homogénea y densa. Si no tenías todos los ingredientes en el frigorífico antes de preparar la base del helado, ponla un ratito en la nevera o en el congelador hasta que se enfríe bien.

Helado de kiwi

Prepara la heladora, saca el recipiente interno del congelador y ponlo dentro del recipiente externo, monta el aspa y cierra la heladora, ponla en marcha y vierte la masa del helado por el bocal.

En 45 minutos puedes retirar el helado de kiwi de la heladora, no estará tan congelado como otros helados, pero estará cremoso, no hace cristales, y el batido le ha proporcionado una buena dosis de aire (doblando su volumen) haciéndolo muy amoroso al paladar.

El helado de kiwi se puede servir tal y como sale de la heladora, es como un helado soft, o pasarlo a un recipiente hermético para introducirlo en el congelador un ratito más para endurecerlo. Procede de la misma forma si no vas a consumir el helado al momento. Cuando vayas a servir el helado, recuerda sacarlo del congelador unos 5-10 minutos antes.

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (45 votos, media: 4,96 de 5)
4.96 5 45
Loading ... Loading ...