Colines con sémola

Colines con sémola

Orientados por las indicaciones de la panadera Anna Bellsolà en su libro Pan en casa, hoy hemos preparado unos nuevos Colines con sémola, ésta ha quedado en la superficie dándole un aspecto diferente (incluso difieren de los del libro), pero nos ha gustado.

Esperamos que a vosotros también os guste probar esta receta de colines con sémola, son fáciles de hacer, y son ideales para picar algo sano en un momento dado, en el desayuno, en la merienda o para acompañar una salsa para mojar o dip. La verdad es que a nosotros nos encantan los colines o palitos de pan incluso para acompañar la comida.

Ingredientes

500 gramos de harina panificable, 300 gramos de agua, 50 gramos de aceite de oliva virgen extra, 10 gramos de sal, 10 gramos de levadura fresca de panadero, 200 gramos de sémola de trigo fina (seguramente sobrará).

Elaboración

Pon en el recipiente en el que vayas a hacer la masa, sea un cuenco si la vas a hacer a mano o el vaso de la amasadora, la harina y la levadura, y frota con la yema de los dedos hasta que la levadura se haya mezclado con la harina. También puedes disolver la levadura en un poco de agua tibia.

Añade el agua, el aceite de oliva y la sal. Amasa hasta obtener una masa homogénea, fina, elástica y algo pegajosa. Unta tus manos con un poco de aceite de oliva y haz una bola con la masa, ponla en un cuenco ligeramente enharinado, enharina también la superficie y cubre con el paño que siempre utilizas para tapar las masas de pan. Deja levar en un lugar cálido durante una hora.

Vuelca la masa en la mesa de trabajo y córtala en dos, haz dos cilindros como si quisieras hacer una baguette y con la sémola en una bandeja o también en la mesa de trabajo, unta la masa con un poco más de aceite de oliva y rebózala bien con la sémola, presionando un poco para que quede bien agarrada. Cubre los cilindros de masa y vuelve a dejar reposar unos 40 minutos.

Prepara dos bandejas (tendrás que hacer dos tandas) con papel de horno o láminas de teflón. Teniendo la masa sobre la sémola, aplánala con las manos, corta entonces las porciones de un centímetro de grosor aproximadamente. Tomando cada porción por sus extremos, estíralas con cuidado para que se hagan más largas, pero sin que se rompan, procurando que tengan el mismo grosor en toda su extensión, aunque tendrán una forma rústica, delatando completamente que es una elaboración artesanal. Ve posando los colines en las bandejas del horno.

Precalienta el horno a 180º C. Cuando esté a la temperatura, hornea los colines durante 15 minutos aproximadamente, hasta que empiecen a tomar un color dorado, ligeramente tostado. Una vez hechos, déjalos enfriar sobre una rejilla.

Colines con sémolaColines con sémolaColines con sémolaColines con sémola

Sugerencia: Podéis guardar la mitad de la masa, o hacer más cantidad, para después probar la Coca de verano que os vamos a presentar.

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (10 votos, media: 4,90 de 5)
4.9 5 10
Loading ... Loading ...