- Gastronomía & Cía - https://gastronomiaycia.republica.com -

La leche de cabra es más saludable que la leche de vaca

Leche de cabra

Según un estudio realizado por el departamento de Fisiología de la Universidad de Granada, la leche de cabra es más saludable que la leche de vaca por varios motivos, ofrece mayor digestibilidad, nutrientes y propiedades más beneficiosas para nuestro organismo. Algunas de las ventajas que destacan los investigadores del consumo de leche de cabra son, una prevención más eficaz contra la anemia ferropénica, anemia común asociada a la carencia de hierro o la prevención de la desmineralización ósea u Osteomalacia, enfermedad que en los niños se conoce como raquitismo y es causa común asociada a la carencia de vitamina D.

Otro detalle a tener en cuenta sobre la leche de cabra es su capacidad para proteger los posibles daños al ADN (Ácido desoxirribonucleico), al menos así se ha demostrado en los estudios realizados con roedores de laboratorio. Al parecer, la grasa de la leche de cabra y el alto índice de magnesio y zinc (elementos químicos esenciales para los seres humanos) que la leche contiene, podrían ser factores responsables del efecto protector en el ADN de linfocitos de sangre periférica, un tipo de leucocito o glóbulo blanco de menor tamaño, que representan hasta un 32% del total de la sangre periférica. Para llegar a la conclusión de que la leche de cabra es más saludable que la leche de vaca, los investigadores ofrecieron dos dietas basadas en los dos tipos de leche a roedores anémicos en un plazo de 50 días.

Durante los primeros 40 días de la investigación, los especialistas introdujeron ferrodeficiencia, es decir, déficit de hierro en la alimentación y la consecuente aparición de la anemia ferropénica. A partir del día 40 se les administró a los roedores leche de cabra con el propósito de lograr la recuperación de la anemia, se constató entonces que la estabilidad del ADN era protegida por los elementos contenidos en la leche de vaca incluso en condiciones de sobrecarga crónica de hierro, es decir, una acumulación excesiva de este elemento en los sistemas del organismo de los roedores. El hierro debe estar presente en su justa medida, un exceso de hierro provoca la liberación de radicales libres que causa diferentes daños a los órganos.

Los expertos indican que la introducción en la dieta de la leche de cabra, sea con un contenido normal o enriquecido con calcio, mejora el metabolismo del hierro, el fósforo y el calcio, así como los depósitos de estos elementos en los órganos diana, órganos que reaccionan ante un estímulo físico o químico. Un ejemplo podría ser el hígado, una acumulación excesiva de hierro en este órgano provocaría daños consecuencia del aumento del estrés oxidativo y la liberación y acumulación de radicales libres en el organismo. Por otro lado, los órganos diana son aquellos órganos implicados en la regulación homeostática a los que se destinan estos elementos.

La leche de cabra ofrece un efecto positivo en la metabolización mineral, la mineralización ósea y la recuperación de la mencionada anemia, son resultados obtenidos a partir de la investigación con roedores pero éstos se pueden extrapolar a los seres humanos. Por otro lado, se ha constatado que los efectos beneficiosos y los valores nutricionales de la leche de cabra no se han observado en la leche de vaca. El estudio es una prueba de las bondades y beneficios que ofrece la leche de cabra, sin embargo, serán necesarios nuevos estudios para ratificar los efectos positivos descritos en los seres humanos.

La leche de cabra es más saludable que la leche de vaca y podría ser utilizada con efectividad para tratar a aquellas personas que sufren anemia ferropénica nutricional a consecuencia, por ejemplo, de un síndrome de mala absorción del hierro o enfermedades que estén relacionadas con la desmineralización ósea o pérdida de materia osea.

En el artículo publicado en Andalucía Investiga, nos dicen que ya en el año 2007 un grupo de investigación destacaba las bondades que ofrece la leche de cabra, siendo superior a la leche de vaca. En aquel entonces se realizó un estudio comparativo entre ambos tipos de leche, sea leche normal o enriquecida con calcio. Las pruebas realizadas con roedores de laboratorio determinaron diversos beneficios saludables ofrecidos por la leche de cabra. La investigación actualmente se centra de forma exhaustiva en el impacto que tiene el consumo de leche de cabra en el proceso de remodelado óseo, en un adulto hasta un 8% del tejido óseo se renueva anualmente y se lleva a cabo mediante la acción sucesiva de los osteoclastos (células multinucleadas que degradan y reabsorben hueso) y osteoblastos (células del hueso, sintetizadoras de la matriz ósea) sobre una misma superficie ósea.

También se está estudiando el impacto que ofrece este alimento en la salud a nivel mineral, hematológico y genético. Como ejemplo de las bondades de la leche de cabra se hace mención de un medicamento anticoagulante autorizado por la FDA (Agencia del Medicamento de Estados Unidos), medicamento obtenido a partir de la leche de cabra y con el que se ayuda a enfermos que sufren deficiencia hereditaria de trombina, enfermedad en la que el organismo no puede fabricar antitrombina.

Es evidente que la leche de cabra ofrece múltiples beneficios para la salud, recomendamos leer además el post sobre la leche de cabra para conocer algunas propiedades más que ofrece este alimento. Los estudios avanzan y posiblemente en un corto plazo de tiempo conozcamos más detalles sobre los beneficios que puede ofrecer la leche de cabra introducida en nuestra dieta habitual.

Foto | Nevado

La leche de cabra es más saludable que la leche de vaca

Posted By VelSid On In Todo Salud | 5 Comments

Leche de cabra

Según un estudio realizado por el departamento de Fisiología de la Universidad de Granada, la leche de cabra es más saludable que la leche de vaca por varios motivos, ofrece mayor digestibilidad, nutrientes y propiedades más beneficiosas para nuestro organismo. Algunas de las ventajas que destacan los investigadores del consumo de leche de cabra son, una prevención más eficaz contra la anemia ferropénica, anemia común asociada a la carencia de hierro o la prevención de la desmineralización ósea u Osteomalacia, enfermedad que en los niños se conoce como raquitismo y es causa común asociada a la carencia de vitamina D.

Otro detalle a tener en cuenta sobre la leche de cabra es su capacidad para proteger los posibles daños al ADN (Ácido desoxirribonucleico), al menos así se ha demostrado en los estudios realizados con roedores de laboratorio. Al parecer, la grasa de la leche de cabra y el alto índice de magnesio y zinc (elementos químicos esenciales para los seres humanos) que la leche contiene, podrían ser factores responsables del efecto protector en el ADN de linfocitos de sangre periférica, un tipo de leucocito o glóbulo blanco de menor tamaño, que representan hasta un 32% del total de la sangre periférica. Para llegar a la conclusión de que la leche de cabra es más saludable que la leche de vaca, los investigadores ofrecieron dos dietas basadas en los dos tipos de leche a roedores anémicos en un plazo de 50 días.

Durante los primeros 40 días de la investigación, los especialistas introdujeron ferrodeficiencia, es decir, déficit de hierro en la alimentación y la consecuente aparición de la anemia ferropénica. A partir del día 40 se les administró a los roedores leche de cabra con el propósito de lograr la recuperación de la anemia, se constató entonces que la estabilidad del ADN era protegida por los elementos contenidos en la leche de vaca incluso en condiciones de sobrecarga crónica de hierro, es decir, una acumulación excesiva de este elemento en los sistemas del organismo de los roedores. El hierro debe estar presente en su justa medida, un exceso de hierro provoca la liberación de radicales libres que causa diferentes daños a los órganos.

Los expertos indican que la introducción en la dieta de la leche de cabra, sea con un contenido normal o enriquecido con calcio, mejora el metabolismo del hierro, el fósforo y el calcio, así como los depósitos de estos elementos en los órganos diana, órganos que reaccionan ante un estímulo físico o químico. Un ejemplo podría ser el hígado, una acumulación excesiva de hierro en este órgano provocaría daños consecuencia del aumento del estrés oxidativo y la liberación y acumulación de radicales libres en el organismo. Por otro lado, los órganos diana son aquellos órganos implicados en la regulación homeostática a los que se destinan estos elementos.

La leche de cabra ofrece un efecto positivo en la metabolización mineral, la mineralización ósea y la recuperación de la mencionada anemia, son resultados obtenidos a partir de la investigación con roedores pero éstos se pueden extrapolar a los seres humanos. Por otro lado, se ha constatado que los efectos beneficiosos y los valores nutricionales de la leche de cabra no se han observado en la leche de vaca. El estudio es una prueba de las bondades y beneficios que ofrece la leche de cabra, sin embargo, serán necesarios nuevos estudios para ratificar los efectos positivos descritos en los seres humanos.

La leche de cabra es más saludable que la leche de vaca y podría ser utilizada con efectividad para tratar a aquellas personas que sufren anemia ferropénica nutricional a consecuencia, por ejemplo, de un síndrome de mala absorción del hierro o enfermedades que estén relacionadas con la desmineralización ósea o pérdida de materia osea.

En el artículo publicado en Andalucía Investiga, nos dicen que ya en el año 2007 un grupo de investigación destacaba las bondades que ofrece la leche de cabra, siendo superior a la leche de vaca. En aquel entonces se realizó un estudio comparativo entre ambos tipos de leche, sea leche normal o enriquecida con calcio. Las pruebas realizadas con roedores de laboratorio determinaron diversos beneficios saludables ofrecidos por la leche de cabra. La investigación actualmente se centra de forma exhaustiva en el impacto que tiene el consumo de leche de cabra en el proceso de remodelado óseo, en un adulto hasta un 8% del tejido óseo se renueva anualmente y se lleva a cabo mediante la acción sucesiva de los osteoclastos (células multinucleadas que degradan y reabsorben hueso) y osteoblastos (células del hueso, sintetizadoras de la matriz ósea) sobre una misma superficie ósea.

También se está estudiando el impacto que ofrece este alimento en la salud a nivel mineral, hematológico y genético. Como ejemplo de las bondades de la leche de cabra se hace mención de un medicamento anticoagulante autorizado por la FDA (Agencia del Medicamento de Estados Unidos), medicamento obtenido a partir de la leche de cabra y con el que se ayuda a enfermos que sufren deficiencia hereditaria de trombina, enfermedad en la que el organismo no puede fabricar antitrombina.

Es evidente que la leche de cabra ofrece múltiples beneficios para la salud, recomendamos leer además el post sobre la leche de cabra para conocer algunas propiedades más que ofrece este alimento. Los estudios avanzan y posiblemente en un corto plazo de tiempo conozcamos más detalles sobre los beneficios que puede ofrecer la leche de cabra introducida en nuestra dieta habitual.

Foto | Nevado