Colines de cerveza

Colines de cerveza

Hoy hemos preparado esta receta de Colines para el aperitivo, tenemos unas salsas para mojar, jamón serrano ahumado de León, quesos curados… Son unos palitos de pan muy finos y crujientes, fáciles de hacer y gustan a todo el mundo.

Podéis hacer estos Colines de cerveza en cualquier momento, sólo necesitan un ratito para la fermentación de la masa, y sobre los ingredientes, se encuentran fácilmente en cualquier despensa, básicamente harina panificable y cerveza, por lo que son además un buen recurso si en un momento dado te quedas sin pan, sin tostadas, sin levadura… y necesitas algún tipo de pan para acompañar la comida. Probadlos, os van a gustar.

Ingredientes

400 gramos de harina panificable, 225 gramos de cerveza, 15 gramos de aceite de oliva virgen extra, 10 gramos sal.

Elaboración

Puedes hacer la masa a mano o en amasadora, es muy sencilla, basta con poner en un cuenco (o en el vaso de la amasadora) la harina en forma de volcán, añade en el centro la cerveza, el aceite y la sal y empieza a mezclar. Cuando los ingredientes ya formen una masa, pásala a la mesa de trabajo y amasa durante cinco minutos aproximadamente, hasta obtener una masa homogénea, fina y elástica.

Haz una bola con ella y ponla en un cuenco engrasado con aceite de oliva, cúbrela con un paño y déjala reposar una hora, en un lugar cálido y sin corrientes de aire.

Pasado este tiempo, pon de nuevo la masa en la superficie de trabajo ligeramente enharinada, y estira la masa como si fueras a hacer una masa de pizza, ayudándote con un rodillo y dejándole un grosor inferior a un centímetro.

Colines de cerveza

Corta los bordes hasta quedarte con un rectángulo de masa y empieza a cortar los colines con un cuchillo bien afilado, córtalos bien finos, menos de un centímetro, y ve depositándolos en la bandeja del horno cubierta con una lámina de teflón.

Precalienta el horno a 180º C y mientras toma la temperatura, cubre los colines con un paño. Con los recortes de masa puedes hacer dos cosas, volverla a amasar y estirarla para hacer más colines, o recuperarla para hacer unas pequeñas cocas o pizzas para el aperitivo, en este caso, bastará con darles la forma que prefieras, untarlas con aceite de oliva y hornearlas en blanco, para después ponerle una cobertura fría o cubrirla con los ingredientes con los que desees hornear la masa.

Cuando el horno esté a la temperatura indicada, introduce la bandeja de los colines (puedes necesitar dos) y hornea durante 12-16 minutos, hasta que empiecen a tomar color y estén crujientes. Deja enfriar los Colines de cerveza sobre una rejilla.

Colines de cervezaColines de cervezaColines de cervezaColines de cerveza

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (21 votos, media: 4,62 de 5)
4.62 5 21
Loading ... Loading ...