Gastronomía & Cía Opciones
 

Los transgénicos se escapan de los campos

Contaminacion cruzada

Nos han hablado en varias ocasiones sobre las medidas de seguridad que se adoptan, o pretenden adoptar, con los cultivos transgénicos, podemos citar por ejemplo la lectura del post Zonas de cultivos transgénicos o el post Normas de coexistencia entre cultivos transgénicos y cultivos tradicionales. El caso es que a pesar de las medidas de seguridad que se puedan adoptar, los transgénicos se escapan de los campos y se hacen evidentes en las plantas que crecen de forma silvestre. Según los investigadores de la Universidad de Arkansas (Estados Unidos), tras una inspección de los campos de cultivo de soja transgénica localizados en Dakota del Norte y una posterior revisión de diferentes regiones de este Estado, se han encontrado genes transgénicos en un 80% de las plantas que crecían de forma silvestre.

Esta particularidad muestra que las modificaciones genéticas han permitido a las plantas silvestres sobrevivir a los herbicidas haciéndolas más resistentes. Al parecer, en Estados Unidos no se regula el cultivo de alimentos transgénicos ante la creencia de que la transferencia genética al resto de la naturaleza no es dañina. Los transgénicos se escapan de los campos y se están creando plantas silvestres super resistentes que pueden convertirse en un verdadero problema. Sería interesante dar un vistazo al informe de la FAO (Organización de las Naciones Unidas para la Agricultura y la Alimentación) en el que se mostraba que uno de los peores enemigos de la agricultura son las malas hierbas, un mal que provoca pérdidas multimillonarias.

En el caso de la colza silvestre, los expertos atravesaron carreteras y caminos que cruzan el Estado, se realizaron 604 paradas en un recorrido de 5.000 kilómetros y encontraron colza en un 46% de las paradas. El 80% de la colza hallada en los márgenes de los caminos, en cementerios o terrenos baldíos entre otros, presentaba al menos un gen transgénico. La soja transgénica que se cultiva en los campos está modificada genéticamente para poder soportar la acción de los herbicidas, las dos variedades que más se cultivan son la RoundUp Ready de Monsanto y la LibertyLink de Bayer. Pues bien, dos de las plantas silvestres que se han analizado contienen genes modificados resultantes de la polinización cruzada.

Será también interesante recordar que en el documental La guerra de los cultivos transgénicos III, Monsanto aseguraba en Canadá, que la colza no ofrecía ningún peligro y garantizaba que era imposible que se pudiera producir una polinización cruzada, algo que se demostró posteriormente que era falso. La contaminación cruzada es un hecho, los márgenes de distancia que se aplican entre cultivos no son efectivos, de hecho, en una investigación francesa se demostraba que a 1.000 metros de altura se encontraba polen que podía pertenecer a los cultivos transgénicos y que podía viajar largas distancias y polinizar a otras plantas, de ello hablábamos en el mencionado documental.

La investigación estadounidense no hace más que avalar que la contaminación cruzada es un hecho, a pesar de que algunos investigadores indican que no existe riesgo de contaminación genética, las evidencias resultan aplastantes. Se cree que este es el primer estudio que ha identificado plantas transgénicas que crecen de forma silvestre y sin control en Estados Unidos. Ahora retomemos el informe de la FAO sobre las malas hierbas, ¿qué ocurriría si se produjera una transferencia de genes transgénicos a las malas hierbas?, el resultado podría ser desastroso.

La colza transgénica silvestre crece sin control y sin que pueda ser destruida, y no hablamos sólo de plantas que crecen cerca de los campos de cultivo transgénicos, ya que también se han encontrado plantas transgénicas, como indican los investigadores, “en el medio de la nada”. No debe sorprender esta situación dado que las semillas de la colza no pesan y pueden ser transportadas con facilidad por el viento, los pájaros o caerse de los camiones que transportan la recolección.

En BBC Mundo leemos que las autoridades competentes ya tenían constancia de esta situación, pero no lo consideraban un problema, es más, las correspondientes agencias reguladoras estadounidenses esperaban encontrar colza resistente a los herbicidas creciendo libremente en la naturaleza, así como nuevas variedades híbridas pertenecientes a diferentes especies. Los expertos indican que con el tiempo las diferentes variedades de colza silvestre pueden dificultar su control haciendo inviables los actuales herbicidas.

Desgraciadamente en Estados Unidos se afirma que un alimento transgénico cuya equivalencia en peso, imagen y contenido nutricional es similar a la de un alimento tradicional, es totalmente seguro, la diferencia de un solo gen no basta para indicar que se trata de dos especies diferentes y por tanto, no implicaría cambios que pudieran afectar a la alimentación humana. Pues bien, he aquí el primer problema, la resistencia a los herbicidas de plantas silvestres, ¿el siguiente paso será que otras variedades de hierbas también puedan poseer la resistencia?

El impacto medioambiental se está dando desde hace años y a medida que aumentan los cultivos transgénicos la transferencia genética es un hecho cada vez más constatado, sería interesante ver el documental Semillas transgénicas, sus problemas y consecuencias. En él podemos conocer algunos de los problemas derivados de la colza transgénica, el riesgo de los alimentos transgénicos se agrava a nivel medioambiental y de salud, en este último caso podemos citar varios estudio,s pero sólo citaremos uno de los más recientes, expertos de la OAGB (Asociación Nacional para la Seguridad Genética), la Academia de Ciencias rusa y el Instituto Severtsov de Problemas Ecológicos y Evolutivos, demostraban en una investigación que el consumo de alimentos transgénicos afecta al crecimiento y la capacidad reproductiva de los mamíferos, ¿qué ocurrirá con los animales que se alimenten con la colza transgénica silvestre?

Foto | Sumplify Matters

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (22 votos, media: 4,91 de 5)
Loading ... Loading ...

Ya hay 5 comentarios. ¿Quieres dejar el tuyo?

  • Muy interesante. Deberíamos interesarnos todos más por estas cuesiones, porque llegará un día en que todo estará modificado y las plagas se habrán hecho resistentes a todos los tratamientos. Un desastre!.
    Un besote y gracias por tu artículo

  • geheca

    ¿que intereses tiene la gente o los organimos que ponen tanto empeño en desinformar respecto a los peligros de los transgénicos?
    Los verdaderos cientificos expertos en el tema no pierden el tiempo desmintiendo! que pena!

  • Geheca, los verdaderos científicos no buscan el lucro, pretenden mejorar la salud del planeta y de los seres humanos, son los que denuncian los transgénicos desarrollados por las empresas biotecnológicas, cuya única visión son los resultados económicos. Los verdaderos científicos si pierden el tiempo en intentar mostrar la verdad, la otra cara de la moneda.

    Saludos.

  • GEHECA

    Los verdaderos cientificos no buscan el lucro y solo buscan la verdad y publicar sus ensayos en revistas reconocidas en el ambito cientifico.
    Para poder ser publicados deben ser contrastables.
    Los requisitos de publicacion son muy estricatos.
    Muchos empiezan cuestionando los transgenicos pero son seguros e interesantes desde el punto de vista economico y medioambiental.
    Otra cosa es que se este en contra por razones ideologicas. pero no por razones cientificas contrastables.
    No todos los transgenicos son iguales. hay q ver caso a caso. Hay muy interesantes y otros menos.
    es cuestion de hacerse a las cosas.mejora genetica ha habido siempre desde hace millones de años… solo q cada vez se sabe hacerlo mejor… con tecnicas tan potentes como esta pero con mas conocmiento que hace millones de años.
    Hace 100 años a la gente igual le parecia éticamente inaceptable que se reconstruyera a la gente con trozos de cadaveres pero hoy en dia nadie se cuestiona los trasplantes!
    Los trangenicos no son tan malos como los pintan. y en algunos casos muy buenos. permiten reducir drasticamente el uso de pesticidas que SI esta demostrado que son malisimos para las personas, animales y el medioambiente.
    Insisto el mundo no es blanco o negro. hay q madurar y saber ver los grises!
    Ah! y yo no tengo ni el mas minimo interes economico en relacion con los transgènicos ni directa ni indirectamente.
    Yo conozco, tengo amistat y he trabajo con verdaderos cientificos del area biologica-agronomica del mas alto nivel.
    No voy a discutir solo que me da pena que se contamine la opinion publica con datos falsos! No digo que mal intencionados por la mayoria…pero si mal informados.

  • Estamos de acuerdo, los verdaderos científicos no buscan lucro, como ejemplo podemos nombrar el maíz transgénico vitamínico desarrollado por expertos de la Universidad de Lleida (Catalunya), es un claro ejemplo de honestidad y ánimo de mejorar la alimentación humana. Podemos citar algunos ejemplos más, pero creemos que con este ya es suficiente.

    Por otro lado, los intereses económicos y el brazo de algunas empresa biotecnologías es muy largo, su influencia en países donde se carece de una legislación adecuada para supervisar los alimentos transgénicos es más que notoria, véase el caso de las berenjenas transgénicas de la India, o su introducción en China ofreciendo incluso planes y subvenciones económicas para que el país los acepte con mayor facilidad.

    Dices lo que nosotros hemos dicho en muchas ocasiones, por lo que no entendemos por qué se repiten estos argumentos, no todos los transgénicos son iguales, eso ya lo sabemos. Que existe un gris, eso es cuestionable, en temas de salud alimentaria o medioambiental o es blanco o negro. El gris representa la incertidumbre y el riesgo de los alimentos transgénicos, aquellos efectos impredecibles y desconocidos que pueden encerrar a largo plazo. Reiteramos, estudios de tres semanas de duración realizados con roedores de laboratorio no son una prueba suficiente.

    Te recomendamos ver el vídeo La guerra de los cultivos transgénicos y concretamente su segunda parte, “En el documental habla Gilles Eric Seralini, profesor de Biología Molecular y experto en organismos modificados genéticamente del Gobierno francés y de la Unión Europea. Sus palabras muestran una cruda realidad, la objetividad puede desaparecer en algunos de los miembros de la comunidad científica, la razón es que las empresas biotecnológicas intentan sobornar a estos miembros para llevar a cabo sus propósitos. El propio Gilles Eric Seralini manifiesta que le han intentado sobornar pagando su silencio y además indica que en ocasiones lo han conseguido. Les han ofrecido millones de euros para evitar críticas a los transgénicos.”

    Si estás de acuerdo con la afirmación de que Gilles Eric Seralini es un experto en la materia y sigues sus trabajos, comprobarás que no existe demagogia, otro post a citar, Gilles Eric Seralini nos habla de los alimentos transgénicos. A nosotros también nos da pena que se contamine la opinión pública con argumentos a favor que son completamente falsos, en algunos casos sujetos a intereses puramente económicos, en otros sin intención pero con procedimientos cuestionables, como decíamos, tres semanas de estudios no bastan y tampoco que los estudios aportados por las empresas biotecnológicas sean revisados sin hacer un estudio paralelo para contrastar resultados.

    Saludos.

Dejar un Comentario

  Acepto la Política de Privacidad

INFORMACIÓN BÁSICA SOBRE PROTECCIÓN DE DATOS:

Responsable: Gastronomía & Cía
Finalidad: Gestión de suscripciones al blog y moderación de comentarios
Legitimación: Consentimiento del interesado
Destinatarios: No se comunicarán los datos a terceros, salvo por una obligación legal.
Derechos: Acceder, rectificar y suprimir los datos, así como otros derechos, como se explica en la información adicional.
Información adicional: Puede consultar la información detallada sobre la protección de datos aquí.