Hoy Cocinas Tú: Saquitos brick rellenos de marisco en salsa de gambas

Hoy Cocinas Tú

Nos encantan las elaboraciones con pasta brick (y con pasta philo), esta fina masa nos permite crear infinidad de recetas, tanto dulces como saladas, es una masa que una vez frita u horneada es crujiente, con un sabor suave, un ‘contenedor’ ideal que no resta sabor a los ingredientes principales, imaginad cómo deben estar de ricos estos Saquitos brick rellenos de marisco con salsa de gambas que Anaïs comparte con nosotros en vuestra sección de recetas Hoy Cocinas Tú.

La presentación de esta receta de Saquitos brick siempre es llamativa, y si a ello sumamos que lleva una farsa de lujo y una salsa para chuparse los dedos, tenemos un entrante ideal para una comida de celebración. La elaboración es más fácil de lo que puede parecer a quien todavía no ha trabajado con esta masa, y esta receta de cocina es una buena opción para ponerla en práctica.

Ingredientes (4 comensales)

4 u 8 hojas de pasta brick, 2 cucharadas de mantequilla derretida, ½ paquete de gambas peladas congeladas, 3 puerros, 2 lomos de rape congelado, 6 barritas de surimi, 2 cucharadas de harina, medio vaso de leche, una pizca de nuez moscada.

Para la salsa de gambas

Cabezas de gambas, 1 cebolla pequeña, 1 tomate pequeño, 2 dientes de ajo, 1 hoja de laurel, 1 chorrito de coñac, 1'5 cucharadas de maizena.

Elaboración

Para preparar la salsa saltearemos en una cazuela pequeña, con un poco de aceite de oliva, los dientes de ajo aplastados sin pelar. Cuando empiecen a tomar color añadimos las cabezas de las gambas, el laurel, la cebolla cortada en cuartos y el tomate en gajos. Sofreír bien aplastando las cabezas para que suelten toda la sustancia. Añadir el chorrito de coñac, salpimentar y dejar reducir. Añadir dos vasos de agua, bajar el fuego y cocer media hora.

Mientras prepararemos el relleno. En una sartén con dos cucharadas de aceite de oliva salteamos el puerro picado pequeño. Cuando empiece a tomar color añadimos el surimi troceado, las gambas peladas sin descongelar y los lomitos de pescado picados a mano no muy pequeños.

Salpimentar y dejar sofreír hasta que el pescado esté hecho. En este punto añadimos dos cucharadas de harina, la nuez moscada y rehogamos bien para que no sepa a crudo. Vertemos la leche y mezclamos todos los ingredientes. Obtendremos una farsa espesa.

Colamos la salsa de gambas en un chino presionando bien para que las verduras y las cabezas suelten todo su jugo. La salsa que obtengamos la ponemos en otro cacito pequeño a fuego medio y disolvemos la maicena batiendo bien para que no queden grumos (si aún así os quedara alguno podemos pasarle la batidora). Reservar.

Sacamos las hojas de pasta brick de la nevera justo en el momento de utilizarlas, porque si no se secan y fácilmente se pueden romper. Colocar una (o dos) hojas y pintarlas con un pincel con un poco de mantequilla derretida (o aceite) para que sean más maleables. Colocar dos cucharadas de relleno en el centro de las hojas y cerrar para formar un saquito. Atar con un hilo que luego retiraremos o con un poco de cebollino o puerro escaldado. La cuestión es que mantenga bien la forma.

Hacer lo mismo con todos los saquitos y colocarlos en la bandeja de horno forrada con papel vegetal. Hornear a 210ºC unos 10-15 minutos.

Emplatado

Servir los Saquitos brick rellenos de marisco en salsa de gambas al momento acompañados de la salsa de gambas. Decorar con romero.

Anaïs

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (37 votos, media: 4,43 de 5)
4.43 5 37
Loading ... Loading ...