Gastronomía & Cía Opciones
 

Se tiran millones de kilos de plátanos de Canarias

Platanos de Canarias

Al parecer, cada año se tiran millones de kilos de plátanos de Canarias con el propósito de mantener la estabilidad del mercado y garantizar la rentabilidad de los agricultores del sector, seguramente muchos coincidiremos en que esta es una forma de actuar poco solidaria y poco respetuosa con el valor de los alimentos. Durante el presente año los productores se han deshecho de 15 millones de kilos de plátanos debido a la entrada masiva de las bananas, sería interesante en este momento retomar la lectura del post La crisis de los plátanos de Canarias para comprender el origen del problema.

En su momento, la crisis del plátano de Canarias fue denunciada por ASPROCAN (Asociación de Organizaciones de Productores de Plátanos de Canarias), los agricultores reivindicaban diferentes medidas para evitar o reducir las consecuencias de la reducción de los aranceles de las bananas, hay que tener en cuenta que durante los primeros meses del año las perdidas del sector se cifraron en 24 millones de euros. La Unión Europea se negó a ofrecer más ayudas al sector argumentando que ya recibía ayudas económicas cifradas en 141′1 millones de euros, de todo ello hablábamos en el post ¿La Unión Europea representa los intereses de terceros países? Retomando el tema, el propio gerente de Asprocam declara que existen tres alternativas con el excedente de plátanos que hay que desechar, que se destruya, que se destine a la alimentación animal o a centros benéficos.

Lamentablemente explica que la mayoría de los plátanos de Canarias son destruidos, los motivos: hay muchos ganaderos que recogen fruta para alimentar a sus animales pero no hay tantos en la isla como para agotar el excedente, por otro lado, los centros benéficos no se acercan a recoger los plátanos para repartirlos entre los más necesitados, entre algunas de las razones argumentadas, se destaca que los plátanos son un producto perecedero y se limita con ello la posibilidad de almacenarlos y repartirlos. Al final se desechan millones de kilos de plátanos.

A través de un artículo de Diario de Avisos podemos saber que el incremento de la venta de bananas en la mejor temporada para el plátano de Canarias, dificulta la salida del producto y se tira más cantidad de plátanos. El gerente de Asprocam indica que es el único modo de mantener estabilizados los precios, ya que en un mercado saturado, éstos caerían vertiginosamente. Para poder conseguir que los agricultores puedan ganarse la vida es necesario el mecanismo citado. Es bastante lamentable que la fruta no se pueda aprovechar correctamente, hablamos de alimentos producidos en tiempos de crisis económica y a los que la UE pone barreras (cuotas que no pueden sobrepasarse).

Asociación de Organizaciones de Productores de Plátanos de Canarias

A todos los problemas que sufren los productores, hay que añadir que ahora las navieras van a subir el precio de los fletes (alquiler del buque para el transporte de los plátanos), en nada menos que un 40%, una subida significativa que agudizará la crisis del sector. Según indican los agricultores, la subida tan elevada del flete no tiene ningún sentido ni está sujeta a alteraciones del mercado, por ello, el Gobierno de Canarias se ha implicado en el problema y llevará a las navieras ante el Tribunal de Competencia.

Es evidente que el problema afecta al sector, si la Unión Europea no hace nada al respecto, debería ser el Gobierno central el que tomara cartas en el asunto, el simple hecho de saber que se destruyen millones de kilos de plátanos que podrían contribuir a ayudar a las familias causa gran indignación. El problema es complejo y hay que intentar observarlo desde diferentes perspectivas, se puede entender que se regale la fruta o se utilice para la alimentación animal, pero no se puede comprender que los plátanos sean destruidos. Es incomprensible la pasividad del Gobierno español, pero desgraciadamente está sujeto a las decisiones comunitarias. Las personas con problemas económicos deben sentirse indignadas por el hecho, pero no poder almacenar y repartir la fruta es un problema.

¿No será el momento de innovar?, desarrollar algún tipo de industria que pudiera procesar los excedentes de plátanos y convertirlos en subproductos para la alimentación humana y animal sería una salida. De momento, millones de kilos de plátanos van a la basura y nadie hace nada al respecto.

Foto 1 | Manel
Foto 2 | ASPROCAN

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (948 votos, media: 4,85 de 5)
Loading ... Loading ...

Ya hay 12 comentarios. ¿Quieres dejar el tuyo?

  • No me lo puedo creer! Esto es increible…aqui llegan platanos de Colombia (bananas, malisimas) y dicen q como es un producto perecedero dificulta el enviarlo a centros benéficos? no tienen vergüenza…

    Un abrazo,

  • Karlos

    Interesante artículo. Recogido en GranCanariaActualidad Saludos !!

  • Asociación de Vecinos Las Lomas de Arguineguin

    Nosotros por lo menos(Proyecto Vecinal de Alimentos de la AV «Las Lomas de Arguineguin»), vamos cada cuantas semanas al norte a retirar plátanos que nos ofrecen los productores, para repartir entre las familias necesitadas de Mogán. Si tuviéramos donde almacenarlos, podríamos traer más, pero aún así, nos los dan verdes y aguantan unas dos semanas. Sabemos que otros colectivos hace lo mismo. También nos han donado tomates, coles, papas, aguacates, etc…. Lástima que los productores de leche no sean tan solidarios y sobre todo que los políticos no lo sean, para garantizar que no se tiren alimentos mientras hayan ONG dispuestas a aprovecharlos.

  • Patapum

    Si solo pasase esto con los plátanos… pero también pasa con tomates y demás en las lonjas.
    Es lo que tiene el capitalismo y su globalización, por un lado dices que liberalizas para que haya mas oferta y competencia, pero por otro abres el mercado a los países con menor coste de producción.

    Las empresas producen con un coste de país desarrollado y venden con precios post industriales, beneficio doble quien lo iba a rechazar…
    Y seguiremos así hasta que les cortemos los huevos a los dirigentes o haya una gran guerra y se corten comunicaciones con países no amiguetes.

  • Desgraciadamente es algo que pasa no sólo con el plátano sino con otras frutas, y que irá a más en pocos años, cuando se retiren las subvenciones a la agricultura española: no podremos competir en precios con lo que llegue de Sudamérica y otros sitios, pero en vez de promover la investigación, hacer campañas para promocionar lo nuestro e intentar concienciar a la gente de que hay que buscar calidad y sabor (que es lo que podemos ofrecer nosotros) se hacen estas cosas… es una pena.

  • MrKitchen

    bueno, yo no quiero sonar demagogo, pero toda la vida al irte a la frutería el plátano de canarias ha estado más caro que la banana, si tiran tanto plátano, es que no llega al mercado, si llegara al mercado y le fijaran un precio más bajo… en fin, ya sabéis por donde van los tiros

  • Paco SANCHEZ

    Se puede convertir a biocombustible y venderse a precio de gasolina. Creo que es mejor que tirarlo

  • nacho

    los huesos de las aceitunas sirven como combustible. no creo que los plátanos no sirvan para Lo mismo una vez secos.

  • Blanca Nieves Rodriguez Toledano

    realmente que poca imaginacion, si los agricultores formaran una cooperativa, e investigaran sobre subrpoductos hechos con platano le sumarian valor agregado, y seria una nueva salida laboral,con todas las nuevas tecnologias de secado envasado, y conservacion hay un amplio abanico de posibilidades

  • Como decíamos es lamentable y si, ocurre con muchos otros productos alimentarios, mantener los precios se ha convertido en un objetivo, podríamos pensar que se podrían vender más baratos y dar salida a toda la producción pero hay muchos inconvenientes, el precio del transporte, los intermediarios (que no reducirían su margen), etc.

    La solución de procesar y crear nuevos subproductos es interesante pero evidentemente es necesaria una gran inversión, un estudio de mercado sobre los nuevos productos a desarrollar. Por otro lado está el problema de la competencia de terceros países, algo que si distorsiona gravemente el mercado. Quizá sería interesante adoptar una política de proteccionismo, no tan severa como antaño pero que permita garantizar la supervivencia y el desarrollo del producto nacional.

    Con respecto a que los plátanos han sido más caros que las bananas, es algo evidente, no son los mismos impuestos los que deben pagar los productores nacionales o los de terceros países, además se aplican políticas que benefician a los productores de otros países perjudicando a los nacionales. A esto hay que añadir la especulación y los movimientos que realizan los intermediarios…la situación termina siendo insostenible.

    El abanico de posibilidades es amplio para dar salida a los plátanos, pero hay demasiadas piedras en el camino, por ello sería obligada la intervención del Ministerio de Agricultura y facilitar soluciones que despejarán las piedras, hay mucho de qué hablar al respecto.

    Saludos a todos.

  • Elfifudegetafe

    Pues sí es una pena, pero si no hay logística para transportar o tecnología para reutilizar, que le van a hacer… obviamente no regalarlo que luego lo reclamarán como un derecho. Además me pregunto qué demonios tiene que ver el tema de la crisis económica con el tema de los plátanos…habrá escasez de trabajo, de créditos etc pero no de alimentos. Menos demagogia por favor!

  • Ana

    Sean plátanos, leche, vides, pescado… es ridículo que se obligue a tirar presuntos «excedentes de producción» mientras tenemos gente pasando hambre en este país y el banco de alimentos vacío.
    Aunque aceptemos el presunto «excedente» ¿por qué tienen que obligar a tirarlo? Deben poder donarlo! El hambre existe, las personas mayores y no tan mayores sin recursos también.

Dejar un Comentario

  Acepto la Política de Privacidad

INFORMACIÓN BÁSICA SOBRE PROTECCIÓN DE DATOS:

Responsable: Gastronomía & Cía
Finalidad: Gestión de suscripciones al blog y moderación de comentarios
Legitimación: Consentimiento del interesado
Destinatarios: No se comunicarán los datos a terceros, salvo por una obligación legal.
Derechos: Acceder, rectificar y suprimir los datos, así como otros derechos, como se explica en la información adicional.
Información adicional: Puede consultar la información detallada sobre la protección de datos aquí.