Gastronomía & Cía Opciones

Patatas transgénicas más nutritivas

Patatas modificadas genéticamente

Un grupo de investigadores perteneciente al Central Potato Research Institute (CPRI, Instituto Central de Investigaciones de la Patata), acaba de dar a conocer el desarrollo de una nueva variedad de patatas transgénicas más nutritivas gracias a la inclusión de un gen de expresión proteínica perteneciente al amaranto, un pseudocereal cuyos valores nutricionales son elevados, es rico en proteínas, minerales y vitaminas. Se trata de un nuevo alimento transgénico que pretende mejorar la calidad de la alimentación de los países más desfavorecidos y cuyo aporte nutricional es mucho más limitado.

Las patatas transgénicas nutritivas incluyen en su genética una albúmina de amaranto (AmA1), gracias a ello se ha logrado que las propiedades nutricionales de las patatas sean hasta un 60% mayores en comparación con la patata tradicional utilizada como base para el desarrollo de la nueva variedad transgénica. En este caso, es un alimento transgénico que no busca el incremento de la rentabilidad, no incluye genética vírica o bacteriana contra las enfermedades, podríamos comparar este tipo de patatas con el maíz transgénico vitamínico desarrollado por los investigadores de la Universidad de Lleida (Catalunya). En ambos casos se persigue mejorar la calidad de la alimentación en la salud humana.

Evidentemente la nueva variedad de patatas transgénicas más nutritivas, nada tiene que ver con las variedades de patatas que en principio se destinan para la producción industrial y la obtención de amilopectina, como puede ser la patata modificada genéticamente Amadea, la patata transgénica Amflora o la variedad de patata transgénica Fortuna, todas desarrolladas por el grupo BASF.

Como ya hemos dicho en otras ocasiones, la biotecnología es una gran herramienta pero dependiendo de quién haga uso de ella se puede convertir en un posible peligro para la salud humana y del medioambiente. A través de Reuters podemos saber que gracias a la inclusión del gen de amaranto no sólo se elevó el contenido nutricional, también el índice de aminoácidos esenciales como la lisina o la tirosina, es decir, aminoácidos que no puede sintetizar el ser humano y que sólo se pueden obtener a través de la dieta. Otra ventaja detectada en las patatas modificadas genéticamente, ha sido el incremento de la actividad fotosintética (conversión de energía luminosa en energía química) y por consiguiente el aumento de la biomasa total, por lo que se puede deducir que las patatas serían más grandes que las tradicionales. De hecho, los investigadores apuntan a un aumento moderado del rendimiento del cultivo de patatas.

Al parecer, las patatas han superado todas las pruebas realizadas con animales y se puntualiza que son adecuadas para el cultivo y consumo humano, la conclusión final es que la expresión de AmA1, es efectiva para mejorar la calidad nutricional de algunos alimentos. De todos modos, será necesario que los resultados sean ratificados por una comisión científica y quizá deban realizarse estudios más extensos y a largo plazo. Los resultados de la investigación han sido publicados en la revista científica Proceedings of the ational Academy of Sciences (PNAS), a través de este enlace podréis acceder al estudio con mayor detalle.

Foto | Perry French

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (1 votos, media: 5,00 de 5)
Loading ... Loading ...

Ya hay 3 comentarios. ¿Quieres dejar el tuyo?

  • Miguel Ángel González

    Veo que habeis acogido esta noticia con algo de agrado. No obstante, estas patatas, al igual que las desarrolladas por BASF, ponen en peligro el equilibrio de los ecosistemas donde se desarrollan, al menos de manera potencial.

    Decís que no tienen nada ver con las patatas desarrolladas por la multinacional farmaceutica, pero la metodología es exáctamente la misma. La única diferencia es la finalidad del alimento.

    ¿Por qué no se protesta contra estas patatas? Por que no hay intereses comerciales de por medio. La lucha contra los alimentos transgénicos es en realidad una lucha contra un modelo económico, no una lucha por el medio ambiente ni una lucha por la salud humana.

    Un saludo desde Andalucía familia

  • Bueno, en teoría la inclusión genética no pertenece a un virus, una bacteria o una mosca :), siempre hemos dicho que se pueden hacer grandes logros con la biotecnología, especialmente si se orienta a mejorar la calidad alimentaria. En cambio, cuando se trata de rentabilidad, la mejora de la calidad de los alimentos parece pasar a un segundo plano.

    Las técnicas pueden ser las mismas, pero el procedimiento, el material y la finalidad son diferentes. De todos modos, puntualizamos al final del post que es necesario que los resultados sean ratificados por una comisión científica y quizá deban realizarse estudios más extensos y a largo plazo, es decir, lo mismo que hemos solicitado siempre para los transgénicos de producción.

    Y si, del mismo modo que recibimos la noticia del maíz transgénico vitamínico con optimismo, también lo hacemos con esta variedad de patatas.

    Un saludo Miguel Ángel

  • Nada de lo que se hace en el mundo se hace por ayudar a los desfavorecidos,todo es por dinero , no hay mas … solo hay que ver como se mueve el mundo de la alimentacion tanto de humanos como de mascotas, poniendo de moda lo que despues les forrará, patatas,soja,tapioca .. todo es lo mismo ..

Dejar un Comentario

  Acepto la Política de Privacidad

INFORMACIÓN BÁSICA SOBRE PROTECCIÓN DE DATOS:

Responsable: Gastronomía & Cía
Finalidad: Gestión de suscripciones al blog y moderación de comentarios
Legitimación: Consentimiento del interesado
Destinatarios: No se comunicarán los datos a terceros, salvo por una obligación legal.
Derechos: Acceder, rectificar y suprimir los datos, así como otros derechos, como se explica en la información adicional.
Información adicional: Puede consultar la información detallada sobre la protección de datos aquí.