China trabaja en la clonación animal

Clonación cerdos

Mientras se propone una moratoria para los alimentos clonados en la Unión Europea, China trabaja en la clonación animal, el país está decidido a dar un gran paso en la introducción de los alimentos clonados como una posible solución a las necesidades alimentarias que tendrá el país en las próximas décadas. La posible reducción de las cosechas de arroz y la creciente demanda de carne (especialmente la de cerdo) ha hecho que el país adopte medidas que representan un giro radical en la política mantenida hasta hace poco, recordemos el post que anunciaba que China podría aprobar el arroz transgénico y que finalmente fue aprobado y además también se ha aprobado el maíz transgénico.

Parece evidente que China no quiere descolgarse de la carrera biotecnológica y tampoco de la clonación. El Instituto del Genoma de Beijing ya está trabajando en la clonación animal como solución alimentaria, los investigadores creen que la clonación cuenta con numerosos estudios que la avalan y resta importancia a las posibles y mínimas diferencias que existen entre un animal tradicional y un animal clonado. Volvemos a hacer hincapié en el hecho de que los animales clonados presentan una tasa de mortalidad y son más vulnerables a sufrir diferentes enfermedades, algo que pone de manifiesto que esas pequeñas diferencias pueden representar un gran riesgo. No se puede decir que animales tradicionales y animales clonados son idénticos cuando esto ocurre. China investiga la clonación animal, los investigadores restan importancia a la cuestión planteada y además solicitan al Gobierno que apliquen la legislación correspondiente para que se pueda aprobar.

Por otro lado, los expertos chinos parecen faltar a la verdad al decir que, en lo que respecta a clonación, Europa ha sido conservadora, pero ahora se abre a las nuevas técnicas, como decíamos al principio la CE ha solicitado una moratoria de cinco años en la que se suspenderá la técnica para producir alimentos obtenidos a partir de animales clonados y además se intentará vetar la importación de este tipo de alimentos. En Ntdtv nos explican que la jefa del área de clonación e ingeniería genética del Instituto de Genómica de Pekín (BGI) declara que basta importar una pequeña cantidad de cerdos cuyas características sean interesantes para posteriormente producirlos a escala industrial y exclusivamente para la alimentación de los habitantes del país.

La experta asevera que la clonación es una técnica segura, sin embargo, otros expertos mantienen que las técnicas todavía deben mejorar a fin de evitar la alta tasa de enfermedades y mortalidad de los animales, el procedimiento no es 100% satisfactorio y el hecho de que no se hayan realizado estudios a largo plazo sobre cómo influirían estos alimentos en la alimentación humana, debería ser una justificación para aplicar el principio de precaución. El investigador asegura que el futuro y la seguridad alimentaria son aspectos condicionados al uso de alimentos transgénicos y alimentos clonados, gracias a ello se podría reducir el gasto energético, una gestión más eficiente del agua, etc.

Du Yutao concluye indicando que es pronto para hablar de impacto negativo de los alimentos clonados, y nosotros decimos, es pronto para hablar de beneficios de los alimentos clonados. Al final lo que parece prevalecer son los números y el tema económico, la modificación genética y la clonación son alternativas más efectivas y viables para el experto, y posiblemente para el Gobierno de China.

Parece ser que el gigante asiático debe creer en el informe elaborado por la Comisión Alimentaria de Japón indicando que los alimentos obtenidos de animales clonados son seguros. La clonación adquiere relevancia en los países asiáticos, quizá correr tanto en la biotecnología, la ingeniería genética y demás, les propicie un buen tropezón.

Foto | Be khe

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (9 votos, media: 4,78 de 5)
4.78 5 9
Loading ... Loading ...