Crema de setas con queso trufado

Crema de setas con queso trufado

Puede ser un aperitivo para Navidad o para cualquier día que os apetezca, porque será difícil reducir a los días festivos el disfrute de esta Crema de setas con queso trufado, fácil de hacer y realmente gustosa y aromática, tanto por las setas de temporada como por el uso de un buen queso trufado. Aunque recientemente os hablamos del Queso de oveja con trufa del Maestrat, para esta receta hemos utilizado el Pecorino trufado, mucho más intenso, más rico.

Si no disponéis de un queso trufado (aunque se puede encontrar fácilmente en buenas tiendas de queso), pero tenéis una Tuber melanosporum fresca, podéis hacer la crema de queso que corona el vasito con el que más os guste y rallar un poco de trufa negra para completar. Esta receta de crema de setas es un aperitivo muy sabroso que esperamos que os invite a repetir en los próximos meses.

Ingredientes (4 comensales)

  • 200 gramos de setas frescas (boletus, shiitake, trompeta de la muerte, camagroc…)
  • ½ cebolla dulce (unos 75 gramos)
  • 2 dientes de ajo
  • 50 gramos de caldo de ave o de verduras
  • aceite de oliva virgen extra
  • pimienta negra
  • sal.

Para la crema de queso trufado

  • 50 gramos de queso trufado
  • 75 gramos de queso mascarpone
  • 30 gramos de leche
  • pimienta negra
  • sal (si precisara).

Para decorar

  • Mermelada de pimiento rojo
  • cebollino fresco.

Elaboración

Limpia la setas y trocéalas si son grandes. Pela la cebolla y pícala en brunoise, pela los ajos y córtalos en dos o tres trocitos. Pon una sartén al fuego con un poco de aceite de oliva virgen extra, cuando esté caliente, incorpora la cebolla y póchala a fuego lento, hasta que esté transparente, entonces añade los ajos, sube el fuego y cuando estos se doren un poco, añade las setas y salpimenta al gusto.

Crema de setas con queso trufado

Saltea hasta que hayan expulsado su agua y ésta se haya evaporado, moja entonces con el caldo, lleva a ebullición y apaga el fuego. Tritura las setas con el caldo hasta obtener una crema fina. Dependiendo de la densidad que desees para la crema de setas, puedes añadir un poco más de caldo. Reserva en caliente.

Ralla el queso trufado, aunque si lo quieres bien fino puedes triturarlo hasta convertirlo en polvo, para ello tiene que ser un queso bien curado. Bate el queso mascarpone con la leche y ve incorporando el queso trufado poco a poco hasta que esté totalmente integrado. Prueba esta crema y salpimenta según desees. Puedes calentarla un poco para que no haya contraste de temperatura, si se separa la grasa del queso curado, bate bien hasta que se integre.

Emplatado

Sirve la Crema de setas en cuatro vasitos o verrines y corónala con la crema de queso trufado. Termina con una punta de mermelada de pimiento rojo y el cebollino picado. ¡Buen provecho!

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (23 votos, media: 4,57 de 5)
4.57 5 23
Loading ... Loading ...