Gastronomía & Cía Opciones

Praliné de sésamo y wasabi

El Praliné de sésamo y wasabi es dulce, picante, sabroso… un punto de sabor que enriquece lo que tú prefieras, desde unas vieiras o un atún teriyaki, hasta una porción de tarta o un helado. Nos encanta jugar con los dulces y salados, los sabores picantes también dan buena chispa a nuestros platos, y en particular, el característico picante del wasabi nos sigue proporcionando la reacción de la salivación sólo escuchando su nombre.

Os proponemos probar esta receta de praliné de sésamo y wasabi con el que podréis dar un toque de sabor y color a muchas de vuestras recetas de cocina, ya veis que puede combinar muy bien con pescados, mariscos, carnes, postres… La elaboración es rápida y sencilla, y con la cantidad de ingredientes que indicamos podéis tener un pequeño tarrito en vuestra despensa para ir consumiéndolo.

Pero recordad que las semillas de sésamo son como los frutos secos, no se deben conservar demasiado tiempo, pues su grasa favorece que se haga rancio. Así que si primero queréis probar, poned la mitad de los ingredientes para hacer este Praliné.

Ingredientes

  • 80 gramos de semillas de sésamo
  • 40 gramos de azúcar
  • 20 gramos de agua
  • 1 c/p de wasabi en polvo (se puede poner más cantidad o menos, según el grado deseado de picante)
  • aceite de sésamo o de semillas si precisara.

Elaboración

Pon una sartén al fuego sin engrasar y tuesta las semillas de sésamo, moviéndolas de vez en cuando, hasta que empiecen a crepitar como las palomitas y desprendan su particular aroma, hazlo a fuego medio.

En un cazo pon el agua y el azúcar, haz un almíbar y antes de que empiece a tomar color, sólo un poco de consistencia, incorpora las semillas de sésamo, deja que caramelicen a fuego lento unos minutos, moviendo para que el almíbar se agarre a las semillas y después retíralas del fuego para extenderlas sobre papel vegetal.

Deja enfriar un poco y pásalas al vaso de la batidora o el recipiente que vayas a utilizar para triturar, añade el wasabi en polvo y tritura hasta obtener una crema praliné densa. Si las semillas no sueltan suficiente aceite, añade un poco de aceite de sésamo, aceite de girasol u otro que sea suave y no aporte sabor.

Prueba el praliné de sésamo y wasabi por si hubiera que rectificarlo, puedes añadir más wasabi en polvo para que el regusto picante final sea más intenso y volver a triturar. Reserva este preparado en un tarrito bien cerrado, mejor en el frigorífico, pero recuerda sacarlo un rato antes de incluirlo en algún plato.

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (18 votos, media: 4,72 de 5)
Loading ... Loading ...

Dejar un Comentario

  Acepto la Política de Privacidad

INFORMACIÓN BÁSICA SOBRE PROTECCIÓN DE DATOS:

Responsable: Gastronomía & Cía
Finalidad: Gestión de suscripciones al blog y moderación de comentarios
Legitimación: Consentimiento del interesado
Destinatarios: No se comunicarán los datos a terceros, salvo por una obligación legal.
Derechos: Acceder, rectificar y suprimir los datos, así como otros derechos, como se explica en la información adicional.
Información adicional: Puede consultar la información detallada sobre la protección de datos aquí.