- Gastronomía & Cía - https://gastronomiaycia.republica.com -

Pastel de patata y trompetas de la muerte con pato asado

Pastel de patata y trompetas de la muerte con pato asad

Sabroso hasta la saciedad es esta receta de pastel de patata, un plato principal con el que puedes deleitar el paladar de tus comensales cualquier día festivo, con una elaboración sencilla y una presentación que puede seducir en su puesta en escena.

Si quieres incluir el Pastel de patata y trompetas de la muerte con pato asado entre tus recetas de Navidad, estará bien saber que hay pasos de la elaboración que se pueden hacer con anterioridad, precisamente lo que nos llevará más tiempo. Nosotros solemos asar el pato el día anterior, tranquilamente, dándole todo el tiempo que necesite, y el mismo día del servicio se vuelve a calentar en el momento en que queremos tostar la piel para hacer el crujiente. El puré de patatas y el resto de preparativos son muy sencillos, tomad nota.

Ingredientes (8 comensales)

  • 4 muslos de pato
  • 800 gramos de patata
  • 180 gramos de trompetas de la muerte frescas
  • 1 rodaja de mango
  • 1 c/p de mostaza antigua
  • aceite de oliva virgen extra
  • pimienta negra
  • sal.

Elaboración

Precalienta el horno a 130º C, salpimenta los muslos de pato y ponlos en una bandeja. Introdúcelos en el horno con la piel hacia abajo para que empiecen a desprender su grasa. Hornea el pato durante dos horas o hasta que la carne esté tierna, dándoles la vuelta de vez en cuando.

Pon las patatas previamente lavadas en una olla, cubriéndolas con agua, cuece las patatas hasta que estén tiernas, podrás comprobarlo pinchando con un palillo o la punta de un cuchillo. Mientras tanto, limpia bien las setas.

Pastel de patata y trompetas de la muerte con pato asad

Una vez que los muslos están hechos, pásalos a una sartén para tostar la piel hasta hacerla crujiente, conserva la grasa que quede en esta sartén. Retira los muslos y cuando los puedas manipular, deshuésalos y corta la carne en tiras, reserva la piel para el emplatado.

Con un poco de la grasa que el pato ha dejado en la sartén, saltea las trompetas de la muerte hasta que estén a tu gusto. Reserva dos setas por comensal para la presentación del plato y el resto trocéalas.

Cuando las patatas estén hechas, pélalas y ponlas en un recipiente amplio, añade sal y pimienta al gusto, un chorrito de aceite de oliva virgen extra, un poco de aceite de la preparación del pato y las setas, tritura con el pisapatatas hasta conseguir un puré denso, pruébalo por si fuera necesario rectificar de sal o pimienta.

Mezcla la mostaza con el doble de aceite de oliva virgen extra y corta el mango en pequeños daditos.

Emplatado

Coloca un aro de emplatar en los platos, rellénalo con el puré de patatas y setas, cubre con el pato asado troceado y un trocito de piel crujiente. Acompaña con unos daditos de mango aderezados con el aceite de mostaza y las trompetas de la muerte reservadas. ¡Buen provecho!