Tulipa de lichis con nata y chocolate

Tulipa de lichis con nata y chocolate

La Tulipa de lichis con nata y chocolate puede resultar muy llamativa a tus comensales, y si les gustan los lichis o litchis, sin duda, quedarán encantados de que formen parte de un postre tan cremoso, crujiente y goloso como este.

Preparamos unas cestitas de pasta filo para servir esta receta de lichis, resultan más finas que las tulipas de galleta tradicionales, además, ya os lo comentamos cuando os mostramos la Ensalada de surimi, aguacate y salmón (donde además podéis ver fotos de su elaboración), es un recipiente comestible muy versátil, delicado pero fácil de hacer.

Ingredientes (6 comensales)

  • 6 tulipas o cestitas de pasta filo
  • 50 gramos de chocolate fondant
  • 18 lichis en almíbar
  • 300 gramos de nata montada azucarada
  • nueces caramelizadas
  • virutas de chocolate negro.

Elaboración

Puedes hacer unas tulipas tradicionales (o comprarlas hechas) o preparar las cestas de pasta filo, para ello, corta las hojas de pasta filo en cuadrados lo suficientemente grandes para que rellenen el molde, puede ser una flanera, y sobresalgan las puntas. Pinta cada lámina con mantequilla clarificada o ghee y pon tres de ellas cruzadas en cada molde.

Dales un poco de forma pomposa, como la pasta filo está engrasada, no hace falta hacer lo propio con los moldes para que después se retiren las cestitas con facilidad. Introdúcelas en el horno precalentado a 200º C, con calor arriba y abajo, hasta que estén un poco doradas. Entonces retíralas del horno y con cuidado, sácalas del molde para que se enfríen rápidamente y queden bien crujientes.

Funde el chocolate al baño maría o en el microondas, en tiempos cortos para que no se queme, cuando el chocolate esté parcialmente fundido bátelo con una espátula para que termine de fundir. Cuando baje de temperatura, antes de que se enfríe del todo, pinta la base de las cestas dejando caer hilos gruesos de chocolate por los laterales. Deja enfriar.

Aunque el chocolate ayuda a que la pasta filo no se reblandezca, este postre conviene montarlo antes de servir, teniendo todo preparado será un momento. Los lichis ponlos en un colador para que pierdan todo el almíbar posible y no deje la nata aguada.

Emplatado

Coloca las tulipas o cestitas en una copa, rellénalas con la nata y presenta tres lichis en el centro, termina decorando con unas nueces caramelizadas y unas virutas de chocolate. Sirve enseguida y ¡buen provecho!

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (16 votos, media: 4,88 de 5)
4.88 5 16
Loading ... Loading ...