Risotto de mozzarella y tomates secos

Risotto de mozzarella y tomate seco

En el libro Cocina Italiana encontramos la idea de esta receta de risotto con mozzarella y tomate seco que adecuado a nuestro gusto y despensa, tenemos que decir que hemos disfrutado. Ahora será cuestión de hacer distintas variantes de esta receta de risotto, se nos ocurren varios ingredientes que incorporar, aportando distintos matices y combinaciones de sabor.

Nos encantaría que también probarais el Risotto de mozzarella y tomate seco, y compartierais con todos nosotros vuestras propuestas. Si tenéis posibilidad de hacerlo con mozzarella de búfala no lo dudéis, y sobre el tomate seco, si tiene un porcentaje de hidratación mínimo, incorporarlo al principio, si se trata de un tomate seco más tierno, podéis añadirlo a mitad de la cocción. En este caso hemos utilizado el tomate que tenemos más seco, así se ha ido rehidratando con la cocción del arroz a la vez que le transmitía el sabor.

Ingredientes (4-6 comensales)

  • 350 gramos de arroz arborio (u otro tipo de arroz apto para risotto
  • 2 chalotas
  • 160 ml. de vino blanco seco
  • 1'5 litros de caldo de verduras o jamón
  • 250 gramos de mozzarella fresca
  • 100 gramos de tomates secos en aceite (se puede variar la cantidad al gusto, según lo hidratados que estén los tomates, su peso variará)
  • 1 c/s de tomillo fresco (las hojas)
  • pimienta negra recién molida
  • parmesano recién rallado
  • sal
  • aceite de oliva virgen extra.

Elaboración

Pela las chalotas, córtalas por la mitad a lo largo y después pícala bien fina. Pon el caldo a calentar en el microondas o en un cazo. Escurre la mozzarella y córtala en daditos, trocea también los tomates, no demasiado pequeños.

Pon una cazuela al fuego con el mismo aceite de los tomates, añade los tomates y la chalota, y pocha a fuego suave hasta que ésta esté transparente. Añade el arroz y sube un poco el fuego, no dejes de remover y cuando esté nacarado, añade el vino, deja reducir moviendo de vez en cuando.

Risotto de mozzarella y tomate seco

Una vez que el arroz se haya quedado seco, empieza a incorporar el caldo caliente poco a poco, es decir, de vaso en vaso, vierte el primero y ve moviendo de vez en cuando mientras se va haciendo el arroz, y cuando el caldo se haya absorbido, vierte otro vaso. Así hasta que viertas el último. Con el primer vaso de caldo añade también el tomillo, la pimienta y un poco de sal (aunque dependerá del punto de sal que tenga el caldo.

En el momento en el que viertas el último vaso de caldo, incorpora la mozzarella, deja cocer hasta que se haya consumido la mitad del caldo del último vaso, mezcla para que la mozzarella se funda ligeramente y se integre con el arroz, retira del fuego y deja reposar hasta que el punto cremoso del risotto esté a tu gusto. Este no conviene que quede muy seco.

Emplatado

Sirve el Risotto de mozzarella y tomate seco en el plato y termina rallando un poco de queso parmesano, decora con una ramita de tomillo y sirve enseguida. ¡Buen provecho!

Risotto de mozzarella y tomate secoRisotto de mozzarella y tomate secoRisotto de mozzarella y tomate secoRisotto de mozzarella y tomate seco

Abreviaturas
c/s = Cuchara sopera
c/p = Cuchara de postre
c/c = Cuchara de café

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (34 votos, media: 4,82 de 5)
4.82 5 34
Loading ... Loading ...