Gastronomía & Cía Opciones

Crujientes de linaza

Crujiente de linaza

Charlie Trotter en el Fórum Gastronómico de Girona nos mostró parte de su cocina elaborada con ingredientes crudos. Una de las elaboraciones que presentó eran las tortillas y las tartaletas elaboradas con linaza o semillas de lino, nos gustó la idea, así que hemos elaborado estos Crujientes de linaza pero variando un poco el procedimiento, ya que el chef deshidrataba a muy baja temperatura, mientras que nosotros le hemos dado un poco más de calor al horno.

Con estos Crujientes de linaza podemos elaborar distintos platos o sencillamente disfrutar de ellos como una galleta, se podrían añadir ingredientes que lo endulcen, frutos secos que lo enriquezcan o especias que aporten más aroma y sabor. Pero para empezar, y buscarle distintos usos culinarios, quizá también queráis empezar por lo básico, no olvidemos que además de sabor, la linaza es rica en ácidos grasos esenciales entre otros nutrientes.

Ingredientes

  • 100 gramos de semillas de lino
  • 220 gramos de agua
  • una pizca de sal (opcional, según el uso que se le quiera dar).

Elaboración

Las semillas de lino o linaza hay que dejarlas en remojo unas horas, así que antes de acostarte, ponlas en un recipiente con agua, al día siguiente continúa con la elaboración.

Encontrarás que las semillas de lino están bañadas como en una gelatina, procura escurrirlas lo que puedas y a continuación, procede a triturarlas hasta obtener una pasta.

Dispón en la bandeja del horno una hoja de papel vegetal y extiende sobre ella la pasta de linaza procurando crear una placa fina y homogénea. Introdúcela entonces en el horno precalentado a 100º C y deja que se vaya secando poco a poco.

Cuando compruebes que ya tiene algo de consistencia, aunque aún esté blanda, marca las porciones con un cortapastas, puede ser redondo, cuadrado… como se desee. Vuelve a introducir la bandeja en el horno y deja que continúe secándose.

El tiempo dependerá del horno y de la humedad que tengan las semillas, irá más rápido si pones el ventilador, en caso de que tu horno no lo tenga, pon calor arriba y abajo.

Cuando esté crujiente la linaza, retira la bandeja del horno y deja enfriar completamente, después separa los discos o porciones realizadas y ya estarán listas para la elaboración o la degustación.

Los recortes, pícalos en el mortero y utilízalos para aderezar una ensalada.

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (27 votos, media: 4,30 de 5)
Loading ... Loading ...

Ya hay 3 comentarios. ¿Quieres dejar el tuyo?

  • Teresa

    Hola! BUENISIMA esta receta para los que no tenemos deshidratadorrrr!! :):) pero cuántas de estas galletas (de tamaño galleta dulce tradicional, por ejemplo) se podría comer en un slo día, considerando que hay una ingesta máxima de 2 cucharadas de linaza cruda por día??

  • Nancy

    Muchas Gracias, me encanto la receta, es una forma de no usar harinas y endulzar con los frutos seco.
    Para consumirlo por raciones diarias y compartirlo.

  • Gustavo Patiño

    Gracias por compartir: me parece útil la información de como puede uno cocinar alimentos no tan comunes.

Dejar un Comentario

  Acepto la Política de Privacidad

INFORMACIÓN BÁSICA SOBRE PROTECCIÓN DE DATOS:

Responsable: Gastronomía & Cía
Finalidad: Gestión de suscripciones al blog y moderación de comentarios
Legitimación: Consentimiento del interesado
Destinatarios: No se comunicarán los datos a terceros, salvo por una obligación legal.
Derechos: Acceder, rectificar y suprimir los datos, así como otros derechos, como se explica en la información adicional.
Información adicional: Puede consultar la información detallada sobre la protección de datos aquí.