Caramelo de chocolate y calvados

Caramelo de mantequilla salada y cacao

Seguro que los más golosos recordáis el Caramelo de mantequilla salada (Caramel au beurre salé), la salsa de caramelo de origen francés que también se conoce como Salidou, y que conquista a quien la prueba. Pretendemos que del mismo modo os enamore este Caramelo de chocolate y calvados que hoy os presentamos, una variedad creativa del clásico caramelo de mantequilla salada, con un toque de licor y chocolate.

Continúa siendo una elaboración sencilla para obtener una deliciosa salsa con la que enriquecer todo tipo de postres, frutas, bizcochos, tartas, crepes, gofres, macarons… Posiblemente el Caramelo de chocolate y calvados también encuentre un hueco en vuestra despensa.

Ingredientes

  • 170 gramos de azúcar
  • 60 gramos de mantequilla
  • 10 gramos de cacao puro en polvo
  • 115 gramos de nata (crema de leche)
  • 20 gramos de Calvados (puedes utilizar otro licor que te guste combinar con el chocolate)
  • una pizca de sal (puedes utilizar mantequilla salada y obviar añadir más).

Elaboración

Antes de empezar deja la nata fuera del frigorífico para que esté a temperatura ambiente, cuando peses la cantidad necesaria, añade el cacao en polvo y el calvados, y mezcla hasta que se integre.

Pon el azúcar en un cazo a fuego medio, calienta lentamente hasta obtener un caramelo oscuro. En ese momento, retira el cazo del fuego, incorpora la mantequilla y la pizca de sal, y mezcla bien.

Caramelo de mantequilla salada y cacao

A continuación vierte la nata poco a poco a la vez que bates con una espátula para que se integre bien. Deja cocer unos 3-5 minutos a fuego mínimo, y sin dejar de batir, para a continuación, verter el Caramelo de chocolate y calvados en un tarro de cristal con capacidad para unos 300 gramos.

Deja enfriar antes de tapar, aunque veas el caramelo muy líquido, cuando se enfríe espesará. Esta salsa de caramelo se puede servir fría o caliente, además, si deseas el caramelo de chocolate y calvados más denso para utilizarlo como relleno, puedes reducir un poco la cantidad de nata que incorporas a la elaboración. Si por el contrario lo quieres más líquido, añade un poco más de nata o sencillamente caliéntalo antes de servirlo.

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (28 votos, media: 4,86 de 5)
4.86 5 28
Loading ... Loading ...