Gastronomía & Cía Opciones

Ravioli nudi de tomate

Ravioli nudi de tomate

Si este fin de semana tenéis un ratito para disfrutar cocinando, os animamos a probar los Ravioli nudi de tomate, un entrante muy sabroso y nutritivo, os sorprenderá si es la primera vez que hacéis este tipo de masa ligera que como os comentamos en el post Ravioli nudi, se conoce también como gnudi o gnocchi nudi, pues se trata de la masa que podría representar el relleno de la pasta.

Hay muchísimas recetas de gnudi (y quizá ésta sería más bien unos gnocchi, pero a pesar de llevar patata no es una masa tan consistente) pero siempre es interesante conseguir que resulte un bocado ligero y esponjoso. Llevan algo de harina entre sus ingredientes y como veréis en la receta de Ravioli nudi de tomate, hemos apostado por una harina preparada para bizcocho como truco para que resulten más ligeros. Esperamos que os animéis a probar los Ravioli nudi de tomate, una salsa cremosa o un aceite aromatizado con queso rallado, son suficientes para culminar el plato.

Ingredientes

  • 240 gramos de patata cocida
  • 75 gramos de harina preparada para bizcochos (y un poco más para formar las bolas)
  • 20 gramos de tomate en polvo
  • 1 huevo (55 gramos)
  • 50 gramos de agua
  • pimienta blanca y negra recién molida
  • albahaca seca en polvo
  • 5 gramos de sal.

Elaboración

Para cocer las patatas, lávalas y ponlas sin pelar en un cazo, que queden cubiertas de agua. Cuando estén hechas, refréscalas un poco con agua fría para poder pelarlas sin quemarte.

Una vez peladas las patatas, ponlas en un cuenco amplio y añade la sal, la pimienta, la albahaca y el tomate en polvo (si está apelmazado puedes disolverlo en el agua, entonces lo añades después). Aplasta con el pisa patatas y ve mezclando bien hasta que se consiga un puré. Incorpora entonces el agua, la harina y finalmente el huevo.

Ravioli nudi de tomate

Mezcla bien hasta obtener una masa algo pastosa, entonces empieza a coger porciones y a formar bolas con las manos enharinadas. Cuando tengas todos los ravioli nudi formados, pon un cazo con agua al fuego. Cuando el agua rompa a hervir, añade una pizca de sal y a continuación los ravioli nudi. Igual que los gnocchi, estarán hechos cuando suban a la superficie.

Retíralos entonces del agua y escúrrelos bien.

Emplatado

Sirve los Ravioli nudi de tomate aderezados con una salsa de queso o sencillamente, como en nuestro plato, con un poco de orégano, pimienta aleppo, queso rallado y aceite de oliva virgen extra. ¡Buen provecho!

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (31 votos, media: 4,87 de 5)
Loading ... Loading ...

Ya hay 3 comentarios. ¿Quieres dejar el tuyo?

  • Pues este fin de semana no va a dar tiempo, pero tengo muchas ganas de hacerlos!
    Nos llevamos la receta!

  • silvia ines

    gracias , no sabes me encanta la cocina , esto me ayuda para el curso

  • Genial, nos alegra que os animéis a probarlos, muchas gracias 😉

Dejar un Comentario

  Acepto la Política de Privacidad

INFORMACIÓN BÁSICA SOBRE PROTECCIÓN DE DATOS:

Responsable: Gastronomía & Cía
Finalidad: Gestión de suscripciones al blog y moderación de comentarios
Legitimación: Consentimiento del interesado
Destinatarios: No se comunicarán los datos a terceros, salvo por una obligación legal.
Derechos: Acceder, rectificar y suprimir los datos, así como otros derechos, como se explica en la información adicional.
Información adicional: Puede consultar la información detallada sobre la protección de datos aquí.