Gastronomía & Cía Opciones
 

Legislación sobre los alimentos clonados con carácter de urgencia

Legislación sobre los alimentos clonados con carácter de urgencia

Hace unas semanas se vetó el etiquetado de alimentos de animales clonados, la Comisión Europea se negó a poner en marcha un sistema de etiquetado identificativo que permitiera a los consumidores saber si el alimento que adquirían era de un animal clonado o de su descendencia (salvo la excepción de la carne de ternera). Tampoco aceptaban el etiquetado general los Gobiernos de los países comunitarios y la razón expuesta era una posible guerra comercial con Estados Unidos, para algunos, este es un argumento absurdo. En realidad, bajo el amparo de los intereses económicos se elimina la transparencia informativa y se veta el poder de decisión de los consumidores. Bien, hoy podemos saber que el Parlamento Europeo solicita con carácter urgente una legislación sobre los alimentos clonados, hace un llamamiento para alcanzar un acuerdo.

Hay que tener en cuenta que mientras no exista acuerdo, por defecto, la venta de alimentos obtenidos de animales clonados o sus descendientes seguirá realizándose impunemente. En el Parlamento Europeo, a pesar de que muchos parlamentarios no están de acuerdo con este tipo de alimentos, no están vetando su comercialización, pero exigen que los consumidores tengamos la posibilidad de acceder a la información y bajo nuestro criterio decidir si adquirimos o no el alimento en cuestión. La legislación sobre los alimentos clonados y los denominados nuevos alimentos (los desarrollados con nanotecnología) es una cuestión a tratar de forma imperiosa, de lo contrario da la impresión de que sean alimentos fuera de la ley.

El Parlamento Europeo insta a Bruselas a proponer nuevas medidas tras los anteriores fracasos, pero si sabemos que a las otras partes les interesa la comercialización sin etiquetado, es posible que la situación continúe a la deriva, ya que beneficia a los más interesados, la Comisión Europea y los Gobiernos miembros a nivel individual. Pero recordemos que apenas hace unos meses, la Comisión Europea y el Consejo de Ministros estaban a favor de que los alimentos obtenidos a partir de animales clonados fueran sometidos a las mismas reglas que rigen a los denominados nuevos alimentos y el argumento para ello era que no existía una legislación específica que los regulara. Por su parte, el Parlamento Europeo se negaba y se posicionaba contra la clonación animal.

Ahora, el Parlamento Europeo no parece negarse a la comercialización pero pide la normativa, y los otros dos grupos mencionados cambian de posición, la cuestión es mantener el desacuerdo y como ya hemos dicho, con ello se logra la venta y la desinformación de los consumidores en pro de los intereses comerciales. No hay que olvidar que el Parlamento Europeo es el organismo o uno de los pilares que forman la Unión Europea, y representa los intereses del conjunto de ciudadanos de la UE. Es lamentable que todos los avances que se han realizado durante tres años para poder llegar a un consenso se eliminaron de un plumazo a finales del pasado marzo.

El Parlamento insta ahora a la Comisión Europea a presentar una nueva propuesta legislativa de carácter urgente y le recuerda que el etiquetado de estos alimentos debe ser obligatorio, ya que se trata de un derecho fundamental de los consumidores, seguir a la deriva es seguir menospreciando este derecho en pro de los intereses económicos. Quizá saben que si se identifican los alimentos clonados, muchos consumidores no van a querer adquirirlos, esa es la única explicación.

En su momento, la Comisión Europea aseguraba que prohibir la comercialización de alimentos procedentes de animales clonados o de sus descendientes, violaba las normativas de la OMC (Organización Mundial del Comercio), organización que administra los acuerdos comerciales negociados por sus 153 miembros, de ellos, varios trabajan y aceptan este tipo de alimentos. Pero por otro lado, se pueden prohibir los alimentos clonados basándose en las consideraciones éticas de los consumidores. En fin, es un tema complejo, pero despejando incógnitas y otras cuestiones, ¿qué problema hay?, ¿por qué los consumidores no podemos saber qué tipo de alimentos consumimos?

Por cierto, hay que agradecer que en su momento se destapara la venta de leche de vaca clonada en el Reino Unido.

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (29 votos, media: 4,79 de 5)
Loading ... Loading ...

Ya hay 1 comentarios. ¿Quieres dejar el tuyo?

  • Miguel Ángel González

    Si los alimentos clonados de origen animal fuesen etiquetados, mucha gente rechazaría comprarlos esgrimiendo argumentos »moralistas». Esto, obviamente, va en contra de los intereses comerciales.

    Yo me pregunto, independientemente de que se etiqueten estos alimentos o no, ¿Qué repercusiones éticas tiene sobre un animal el ser clonado?

    Un saludo desde Andalucía.

Dejar un Comentario

  Acepto la Política de Privacidad

INFORMACIÓN BÁSICA SOBRE PROTECCIÓN DE DATOS:

Responsable: Gastronomía & Cía
Finalidad: Gestión de suscripciones al blog y moderación de comentarios
Legitimación: Consentimiento del interesado
Destinatarios: No se comunicarán los datos a terceros, salvo por una obligación legal.
Derechos: Acceder, rectificar y suprimir los datos, así como otros derechos, como se explica en la información adicional.
Información adicional: Puede consultar la información detallada sobre la protección de datos aquí.