Salsa de mostaza dulce

Salsa de mostaza dulce

Nos encanta la versión de la Salsa de mostaza dulce, y mucho más cuando la hacemos en casa, pues para nuestro paladar las salsas comerciales saben demasiado a vinagre, en este aspecto nos resultan muy fuertes y su sabor apaga el que se encuentra detrás. Así que si vais a tomar nota de esta receta de salsa de mostaza dulce y os gusta con un importante sabor a vinagre, sólo tendréis que añadir más cantidad de la que indicamos.

Esta salsa de mostaza es un condimento delicioso para muchos platos, desde unas simples patatas fritas o asadas al horno, como las conocidas patatas deluxe (caseras), hasta un pescado, una carne o unas hortalizas asadas o crudités. Es potente en sabor, especiada y algo picante, pero tened en cuenta que podéis modificar algunas cantidades de ingredientes para hacerla a vuestro gusto. También se puede hacer más densa o ligera según la finalidad de la salsa y los gustos de cada uno, simplemente añadiendo un poco más de agua tibia.

Ingredientes

(Para un tarro de unos 180-200 gramos)

  • 25 gramos de cebolla tierna
  • 5 gramos de ajo
  • 15 gramos de mostaza en polvo
  • 30 gramos de semillas de mostaza
  • 25 gramos de azúcar moreno
  • 15 gramos de miel
  • 1'5 gramos de cúrcuma
  • 1 gramos de semillas de comino
  • 1 gramos de jengibre en polvo
  • 1 gramo de nuez moscada
  • 2 gramos de sal fina
  • 20 gramos de vinagre de manzana
  • 80-100 gramos de agua caliente
  • un chorrito de aceite de oliva virgen extra (opcional).

Elaboración

Prepárate todos los ingredientes, la báscula y/o las cucharas medidoras para las cantidades pequeñas, y un recipiente en el que elaborar la mezcla.

Pela la cebolla y rállala, haz lo mismo con el ajo, retirándole previamente el germen del interior. Ponlos en el recipiente y añade las especias, mostazas, cúrcuma, comino, jengibre, nuez moscada y sal.

Salsa de mostaza dulce

Añade también la miel y el azúcar moreno, el vinagre y finalmente el agua. Mezcla bien y a continuación tritura, puedes triturar hasta que quede una salsa fina o dejando semillas de mostaza entera, como hemos hecho nosotros. Prueba la salsa y rectifica si es necesario, de alguna especia, de vinagre o de agua.

Si deseas añadir un poco de aceite de oliva virgen extra, que sea de sabor suave, para nosotros enriquece la salsa, además le aporta brillo. Mezcla bien hasta emulsionar.

Cubre el recipiente con la receta de salsa de mostaza dulce y reserva en el frigorífico unas 24 horas, ganará en aroma y sabor, aunque también podrás usarla recién hecha si no puedes esperar.

Esperamos que os guste.

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (43 votos, media: 4,56 de 5)
4.56 5 43
Loading ... Loading ...