Espárragos de Navarra a la parrilla con piñones

Espárragos de Navarra a la parrilla con piñones

Ayer regresamos de Pamplona y como no podía ser de otra forma, nos trajimos algunas de sus delicias de la huerta como son los espárragos blancos frescos, nos sentimos afortunados por ello, pues es realmente sorprendente que sea tan difícil adquirirlos desde cualquier otro punto de España. De los varios kilos de espárragos de Navarra que ahora lucen en nuestra cocina, ya preparamos anoche una refrescante receta de ensalada, y hoy estos Espárragos de Navarra a la parrilla.

Podemos decir que tanto crudos como sometidos a casi cualquier método de cocción, el éxito del plato con este producto está garantizado, la recomendación es no ocultar su sabor con otros ingredientes que le acompañen si se desea que el espárrago sobresalga, que sea el protagonista, como lo es en este entrante de Espárragos de Navarra a la parrilla con piñones, un plato muy sencillo de hacer, aportando sutiles matices de sabor.

Ingredientes (4 comensales)

12 espárragos blancos y frescos de Navarra (seleccionamos los más finos para hacer a la parilla), 1 c/s de pasta pura de piñones, 1 c/s de piñones, 3-4 flores de cebollino, sal negra de Hawai, sal fina, aceite de oliva virgen extra.

Elaboración

Lava los espárragos para retirar la tierra que puedan tener, si son como los nuestros que llegaban de Lerín recién recolectados, seguro que la tendrán. Pon a calentar una parrilla pintada con aceite de oliva virgen extra mientras pelas los espárragos.

Espárragos de Navarra a la parrilla con piñones

Según el tipo de parrilla que utilices, deberás poner el fuego a una temperatura, la nuestra es de hierro fundido, condensa el calor de forma homogénea y no necesita elevadas temperaturas. Los espárragos blancos los queremos bien marcados por fuera pero algo crujientes en su interior.

Haz los espárragos a la parrilla añadiéndoles un poco de sal fina y dándoles la vuelta para que se hagan de forma homogénea, cuando estén a tu gusto, retíralos. Tuesta ligeramente los piñones en la misma parrilla mientras haces los espárragos sin dejar de vigilarlos porque se hacen muy rápido.

Emplatado

Con un pincel de cocina, pinta el plato con la pasta de piñones, coloca sobre ella los espárragos a la parrilla, reparte los piñones y las flores de cebollino, y finalmente adereza con un poco de sal negra de Hawai y unas gotas de aceite de oliva virgen extra. Sirve enseguida y ¡buen provecho!

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (15 votos, media: 4,73 de 5)
4.73 5 15
Loading ... Loading ...