Puerros con berberechos en salsa romesco

Puerros con berberechos en salsa romesco
Los Puerros con berberechos en salsa romesco podrían clasificarse en las recetas con conservas, ya sabemos que en ocasiones éstas son un buen recurso y que siempre podemos encontrar productos de gran calidad. Evidentemente, esta receta también se puede hacer con berberechos frescos, en este caso el líquido de gobierno se sustituirá por un poco de caldo de cocción de los berberechos.

También utilizamos una salsa comercial para marinar los berberechos de este plato, es la salsa romesco Feliubadaló que en su día os presentamos y que generalmente utilizamos para aderezar los berberechos en un aperitivo, es fácil de encontrar en cualquier supermercado. Poco más es necesario para disfrutar de un entrante diferente, muy sabroso y nutritivo, como esta receta de puerros, esperamos que os animéis a probarlos.

Ingredientes (4 comensales)

  • 4 puerros
  • 1 lata de berberechos
  • huevas de lumpo negras y rojas
  • 2-3 c/s de salsa romesco Feliubadaló
  • unas gotas de zumo de limón natural
  • pimienta negra recién molida
  • aceite de oliva virgen extra
  • sal.

Elaboración

Escurre los berberechos y reserva el líquido de gobierno, adereza los berberechos con la salsa romesco, el zumo de limón, pimienta negra recién molida y aceite de oliva virgen extra, mezcla bien, cubre el recipiente con film transparente y reserva.

Corta los puerros para utilizar la parte blanca, retira la primera piel y lávalos bien, córtalos en dos o tres trozos cada uno, según el tamaño que tengan. Reserva una o dos ‘hojas’ de puerro blancas y grandes para hacer el crujiente. Pon una sartén al fuego con un poco de aceite de oliva, a temperatura media. Incorpora los puerros con una pizca de sal y deja que se vayan dorando lentamente, dándoles la vuelta cuando sea necesario.

Puerros con berberechos en salsa romesco

Una vez estén un poco dorados, moja con el agua de los berberechos, deja cocer a fuego lento hasta que el jugo haya reducido y caramelizado. Mientras tanto, corta en fina juliana las hojas de puerro reservadas y fríelas en abundante aceite a temperatura media para que no se quemen, que queden ligeramente doradas y crujientes, cuando estén hechas ponlas sobre papel de cocina absorbente para desechar el exceso de aceite.

Los berberechos los puedes servir fríos o templados, en este caso puedes incorporarlos a la sartén de los puerros con el fuego ya apagado, sólo para que cojan un poco de temperatura.

Emplatado

Sirve los puerros en el centro del plato y a continuación añade los berberechos marinados, las huevas y el puerro crujiente. Riega con el jugo resultante de la marinada de los berberechos y sirve enseguida. ¡Buen provecho!

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (33 votos, media: 4,82 de 5)
4.82 5 33
Loading ... Loading ...