Ajoblanco con shiitake

Ajoblanco con setas shiitake

A muchos os sorprenderá descubrir el buen juego que hacen las setas shiitake con el ajoblanco, puede resultar un plato refrescante para el verano, un entrante reconfortante en primavera, ser un primer plato ligero y sabroso de ajoblanco con tropezones muy tiernos (las setas), o unas exquisitas setas bañadas en esta sopa fría.

Podéis variar las cantidades de esta receta de Ajoblanco con shiitake al gusto para que la degustación sea de vuestro agrado, es más, no dudéis en algún momento de hacer esta receta con un ajoblanco bien denso para aderezar un plato de pasta. Ideas hay muchas siempre que se disfruta cocinando y comiendo, y mucho mejor si lo que nos alimenta es saludable y nutritivo.

Ingredientes (4 comensales)

  • 250 gramos de setas shiitake frescas
  • 225 gramos de almendras crudas
  • 50 gramos de pan del día anterior (puedes utilizar sólo la miga)
  • 1 diente de ajo grande
  • ½ litro de agua (puede variar la cantidad, poniendo más o menos agua si se desea una crema o una sopa ligera)
  • vinagre de Jerez
  • aceite de oliva virgen extra
  • aceite de sésamo
  • sal
  • perejil rizado.

Elaboración

Pon en el vaso de la Thermomix o de la batidora que vaya a utilizar, las almendras, el pan que previamente has puesto en un poco de agua para que se hidrate, el diente de ajo previamente pelado y retirado el germen del interior, sal, vinagre y aceite de oliva virgen extra, la cantidad al gusto.

Añade también unos 400 ml. de agua y tritura, pruébalo por si es necesario rectificar de sal o si quieres añadir pimienta negra, y comprueba que la densidad del ajoblanco es la deseada, para este plato en el que se incorporan unas setas salteadas, conviene que no sea muy líquido, sino que resulte cremoso y bañen las setas. Reserva en el frigorífico si deseas degustar este ajoblanco bien fresco.

Ajoblanco con setas shiitake

Limpia bien las setas shiitake y córtalas en daditos, pon una sartén antiadherente al fuego, con un poco de aceite de oliva virgen extra, y saltea las setas hasta que estén en su punto, en cinco minutos estarán listas, aunque dependerá del tamaño en el que las cortes. Salpiméntalas al gusto.

Emplatado

Las setas se pueden servir en el ajoblanco una vez frías o tibias, este es un plato que nos hará disfrutar igual si lo tomamos bien frío en su conjunto, como si lo servimos con el contraste de temperaturas del ajoblanco frío y las setas calientes, según nos lo pida el cuerpo y el momento en el que lo vayamos a comer.

Para emplatarlo, sirve el ajoblanco en cuencos o platos hondos y reparte las setas shiitake colocándolas en el centro. Termina con unas gotas de aceite de sésamo tostado que enriquecerán el plato en sabor al combinarlo en cada bocado. ¡Buen provecho!

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (27 votos, media: 4,78 de 5)
4.78 5 27
Loading ... Loading ...