Termómetro digital de horno con sonda

Hace unos días renovamos el termómetro de cocina, elegimos este Termómetro digital de horno con sonda porque tiene varias funcionalidades y en relación al precio está bien, aunque hay que decir que el mismo producto lo hemos visto con unas variables de precio que superan los diez euros, tanto a la alta como a la baja (en este caso en cinco euros), con respecto a los 27 euros que nos ha costado a nosotros, es por ello que siempre os recomendamos buscar y comparar antes de comprar, aunque a veces hay que valorar también la confianza y el servicio que se encuentra en una tienda de siempre.

Pero no nos desviemos, porque queremos que conozcáis el termómetro digital de horno con sonda que nos permitirá controlar, en principio, las temperaturas de los alimentos (que es para lo que lo necesitamos) dentro y fuera del horno, con un rango de temperaturas que va desde los 0º C a los 300º C con precisión de 1 grado, y dispone también de medición en grados Fahrenheit, de 32 a 572º F.

La utilidad de un termómetro de cocina no es simplemente conocer a que temperatura está un alimento o una preparación, sirve también como medida de seguridad para evitar intoxicaciones alimentarias, pues con este termómetro digital con sonda podremos conocer, por ejemplo, a qué temperatura llega el interior de una pieza de carne, con lo que además de conseguir el punto de cocción que nos gusta, podemos saber si ha alcanzado la temperatura necesaria para que se eliminen los microorganimos alojados en ella.

Además del uso básico, este termómetro digital de Lacor con sonda de acero inoxidable, dispone de funcionalidades muy útiles que nos permiten dedicar el tiempo a otros menesteres mientras estamos cocinando, nos avisa mediante señal acústica cuando llega a la temperatura marcada, en su pantalla nos muestra la temperatura de cocción y la temperatura límite, además el reloj y el temporizador, disponiendo de un contador ascendente/descendente.

En la memoria del termómetro tiene programada la temperatura para la cocción de distintos tipos de carne pudiendo seleccionar además si la queremos poco hecha, al punto o muy hecha, al principio puede ser una buena guía que después personalizaremos con la práctica. La temperatura alcanzada por el alimento en el que se introduce la sonda del termómetro se actualiza cada segundo, y algo muy importante, la fuente de alimentación es una pila tipo AAA. Lo que no nos gusta mucho es el flexo de la sonda que se une al termómetro, podrían hacerlo con un material más flexible y de mayor calidad.

Si a menudo necesitamos utilizar el termómetro de horno, o simplemente queremos tenerlo a mano, podemos dejarlo instalado en la puerta del horno (con el cable y la sonda recogido, o desconectado y guardado), dispone de imanes que lo fijarán a ella. Aún apagado nos muestra la hora, que podremos ver mejor según su posición gracias a la pantalla abatible.

Disponer de un termómetro de cocina es necesario para muchas elaboraciones, en el uso doméstico no hace falta gastarse mucho, este por ejemplo nos permitirá además utilizarlo con distintos alimentos, nos servirá tanto para los asados al horno, como para hacer un caramelo o saber a qué temperatura está el aceite, para las cocinas profesionales, sin duda, el termómetro láser es la mejor opción.

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (12 votos, media: 3,58 de 5)
3.58 5 12
Loading ... Loading ...