La berza es un alimento muy rico en antioxidantes

Berzas

Un estudio desarrollado por la MBG (Misión Biológica de Galicia) y el CSIC (Consejo Superior de Investigaciones Científicas) ha puesto de manifiesto que la berza es un alimento muy rico en antioxidantes, siendo superior a otras especies del género Brassica como el colinabo, el repollo, la coliflor, etc. Su contenido en antioxidantes hace que sea un alimento interesante a incluir en la dieta habitual para neutralizar la acción de los radicales libres, moléculas oxidantes que proceden sobre todo de los distintos agentes contaminantes presentes en el medio ambiente, de los productos fitosanitarios empleados en la industria agroalimentaria, de la contaminación atmosférica, de la grasa de determinados alimentos, etc.

Como sabemos, los radicales libres acceden a nuestro organismo e intentan encontrar una estabilidad electroquímica que sólo consiguen cuando captan los electrones de las moléculas estables de nuestro cuerpo, esta acción provoca la degradación de la membrana celular, la destrucción de la integridad de la célula o en su defecto, la alteración de la información genética, por lo que se puede considerar que los radicales libres atacan a nuestro organismo. La berza se presenta en el estudio como un alimento especial para neutralizar los radicales libres y las enfermedades asociadas a su acumulación en el organismo.

La MBG trabaja en el marco del grupo de genética y mejoras de las plantas pertenecientes al género Brassica desde la década de los 80, se ha creado un banco de germoplasma, se han realizado diferentes estudios genéticos, desarrollado diferentes estrategias para garantizar la conservación de la diversidad y riqueza del género presente en Galicia, se han realizado diferentes evaluaciones sobre la calidad nutricional y la identificación de los compuestos implicados en la salud humana, como es el caso de este estudio, se trabaja en la mejora genética de las diferentes variedades para que soporten las enfermedades, las plagas, en resumidas cuentas, es una labor muy especializada que nos pone al descubierto todo lo relacionado con los diferentes cultivos que hemos citado.

La berza (Brassica oleracea var. Medullosa) es una planta de la familia de la crucíferas (brasicáceas) abundante en el norte de España, además de Galicia, podemos encontrar las mayores producciones en Asturias, Cantabria o el norte de Castilla y León entre otras comunidades. En la gastronomía es habitual en los cocidos de cada zona y utilizando ingredientes típicos, también es un alimento que ha sido habitual en la alimentación ganadera, quizá por eso los productos cárnicos del norte resultan tan exquisitos para el paladar. Los nuevos datos aportados por la investigación pueden contribuir a que la berza sea más valorada incrementando su participación en la alimentación humana. La berza es una verdura que se ha denominado col de hoja suave, sus hojas son verdes, grandes y carnosas. Otra característica es su largo tallo con aspecto leñoso especialmente cuando la planta se ha desarrollado y ha empezado a envejecer.

En el ámbito gastronómico se puede decir que es uno de los ingredientes que participan en los platos más emblemáticos de nuestro país, su sabor es fuerte y muy reconocible. Personalmente la hemos disfrutado con cachelos y Botillo del Bierzo habitualmente, también en otros platos típicos de la cocina castellana a base de garbanzos carne.

Hasta la fecha, en el ámbito medicinal se ha empleado poco, a través de la web de Wikipedia podemos saber que el zumo de las hojas se empleaba para estimular la lactancia materna y que personajes como el político, escritor y militar romano Marco Porcio Catón, ya hablaban de sus bondades 200 años antes del nacimiento de Cristo, atribuyéndole propiedades contra los efectos del alcohol. El caso es que tras la investigación, las berzas adquieren un valor especial tanto en el campo de la nutrición, como en el campo de la medicina. El trabajo del MBG y el CSIC ofrecen por primera vez resultados sobre su potencial antioxidante y nos muestra una comparativa en la que la berza destaca sobre el resto de cultivos como el nabicol, el repollo o la coliflor entre otros.

Por otro lado se destaca que las partes tradicionalmente desechadas de la berza, también contienen nutrientes muy valorados que pueden ayudar a mejorar el funcionamiento del organismo, esto derivará en un nuevo estudio para poder desarrollar nuevos usos, posiblemente en el campo de la medicina. Cada vez contamos con mayor información sobre los beneficios que ofrecen los diferentes cultivos contemplados en el género Brassica, en este caso debemos agradecer el trabajo de investigación realizado desde la Misión Biológica de Galicia. A través de la publicación digital Faro de Vigo podrás conocer más detalles sobre la noticia.

Foto | Net. fktec

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (57 votos, media: 4,14 de 5)
4.14 5 57
Loading ... Loading ...