Sal de cinco pimientas

Una de las sales aromatizadas que vemos cada vez más en tiendas de alimentación es la Sal de cinco pimientas, sobre todo en las tiendas de productos gourmet o delicatesen, quienes se preocupan de seleccionar la sal que consideran más apropiada para este preparado, y por supuesto, las mejores pimientas.

No todos los preparados de Sales de cinco pimientas son iguales, principalmente por las bayas utilizadas, con respecto a ello se ha tendido a innovar mezclando pimientas fuera de la tradicional mezcla de pimienta rosa, blanca, verde, negra y cayena. Por eso os proponemos que hagáis vuestra propia Sal de cinco especias y también combinéis los tipos de pimienta que más os gusten y la sal con la que os guste condimentar vuestros platos.

Una de nuestras preferencias a la hora de utilizar una pimienta muy aromática es la Pimienta de Jamaica, aunque como ya os comentamos, en realidad no es pimienta, no pertenece a la misma familia, es de un tamaño mayor las bayas de pimienta negra y reúne varios matices de sabor, de ahí que se la conozca como allspice (todas las especias).

Además de las pimientas antes mencionadas, la pimienta rosa (que no es pimienta), la negra, la blanca y la verde, además de la pimienta de cayena que como sabemos se trata de un pimiento, en cuyo caso también podríamos sustituir por Pimienta Aleppo, hay otras pimientas con las que podemos hacer nuestra Sal de cinco pimientas (o más, hay muchas combinaciones con las que podemos probar), por ejemplo la Pimienta de Java, la pimienta melegueta también conocida como Granos del paraíso, o la Pimienta de Sichuan entre otras.

Con todas estas posibilidades, podéis valorar la cantidad de combinaciones de Sal de cinco pimientas que podemos preparar, no hay normas, sólo que resulte una combinación equilibrada para que agrade a los comensales, las pruebas las tiene que hacer el cocinero, será fácil añadirla a carnes, pescados, verdura… Si como idea queréis conocer algunas de las mezclas comerciales, pues hay un poco de todo.

La clásica ya la hemos mencionado, una sencilla variante de ésta es cambiar la pimienta de cayena por la pimienta de Jamaica o por pimienta de Java. Otro preparado comercial nos ofrece sal marina con pimienta negra, blanca, rosa, de Jamaica y Sichuan. Podríamos seguir, pero creemos que no es necesario, igual que sobra decir que elaborar tu propia sal de cinco pimientas resulta más económico que comprarla preparada.

Sobre la disposición de los distintos tipos de pimienta, en todas las localidades y ciudades suela haber al menos una tienda o mercado, incluso el mercado semanal, que trabaja con especias, y por supuesto, en las tiendas online son muy fáciles de conseguir.

Con respecto a la sal para mezclar con las cinco pimientas, podéis utilizar desde la sal de mesa corriente a la flor de sal, sal en escamas u otras sales especiales como la sal vikinga que además aportará un toque ahumado. Lo ideal preparar la mezcla y disponerla en un molinillo para que las bayas y la sal se rompan en el momento de condimentar, expresando mucho mejor su sabor y aroma. Además dispondremos de la sal especiada en cualquier momento y lista para usar.

Foto | Ross Elliott

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (24 votos, media: 4,54 de 5)
4.54 5 24
Loading ... Loading ...