Parodia de una cata de aguas

En este spot publicitario de Aquabona se realiza una parodia de una cata de aguas, se intenta transmitir que el agua es simplemente agua, mediante un mensaje que parece atacar a las aguas delicatessen. En el spot nos explican que los catadores se hacen los interesantes, realizan aspavientos, ponen cara de conocer y comprender el agua que toman exprimiendo todas sus características. ¿A qué huele el agua?, pues la respuesta que nos proporciona el spot es simplemente, a agua. Finalmente la cata de agua, o mejor dicho los procedimientos de los catadores son tratados como una tontería.

La parodia de una cata de aguas termina argumentando que un agua mineral natural como Aquabona no se puede mejorar, en cambio sí se puede mejorar el envase o su presentación. ¿Qué opinarán los catadores de agua?, los expertos dicen que el agua tiene color, aroma, cuerpo y la tratan como si fuera vino. La cata de aguas es una práctica que se realiza desde hace años, quienes la realizan indican que es necesario poner todos los sentidos a pleno rendimiento dado que las diferencias entre aguas son mucho más sutiles que en los vinos.

Pocos son los paladares que pueden identificar las aguas y desgranar todas sus propiedades, poder hablar de sus características organolépticas y definirlas es complicado. A todo esto hay que añadir que la temperatura, el tipo de copa que se utiliza en la cata o cómo se escancia en la copa son aspectos muy cuidados, se asegura que si las condiciones no son las adecuadas el catador de aguas no puede realizar el análisis con perfección. Con respecto al desarrollo de una cata de aguas, al igual que los vinos, el color se aprecia sobre un fondo blanco, se determina su transparencia, su claridad o reflejos. Se intenta percibir sus aromas, un experto nos puede hablar de matices que posiblemente a la mayoría nos pasarían inadvertidos, pero incluso si nos los explica un catador, dependiendo del paladar, seguiríamos sin apreciarlos.

A la hora de catar el agua se procede a realizar un sorbo de agua y como el vino, se mantiene en la boca unos segundos para posteriormente realizar el paso en boca, ¿es agua dulce, es dura, es agradable, es insípida, es elegante y fresca, o es alcalina? Un sinfín de conclusiones, para unos muy valoradas, para otros una absoluta tontería. La parodia de la cata de aguas puede resultar graciosa, Aquabona es una marca de agua de Coca Cola, la misma compañía que en el año 2004 reconocía en el Reino Unido que su marca de agua Dasani (The Guardian) procedía de la red de abastecimiento de aguas. ¿Si el agua es simplemente agua y no sabe a nada?, ¿por qué declaraba que el agua se sometía a un proceso de purificación mediante osmosis inversa que le otorgaba determinadas características y cualidades? La historia es más larga, resulta que el suministro de Dasani se retiró al haber sido contaminada con un compuesto químico, pero eso ya es otra historia.

Los catadores alaban las virtudes de las aguas con denominación, excéntricas o delicatessen, unos (compañías embotelladoras) nos dan gato por liebre, y otros respetan el producto y lo comercializan tal cual sin esconder su procedencia, un ejemplo es el agua del grifo embotellada Tap´d NY. No es necesario mofarse para intentar incrementar las ventas, bastaba con alabar el nuevo formato del producto, ¿qué opináis del anuncio de Aquabona?

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (32 votos, media: 4,47 de 5)
4.47 5 32
Loading ... Loading ...