Lucha por la aprobación y comercialización del salmón transgénico

salmón modificado genéticamente

Acabamos de saber que el USDA (Departamento de Agricultura de Estados Unidos) ha concedido 494.162 dólares a la empresa AquaBounty Technologies Inc para un proyecto de investigación de tecnologías que garanticen la esterilidad del salmón transgénico a fin de reducir los riesgos de procreación a cero si por alguna razón, el salmón lograra alcanzar mar abierto. Nos sorprende esta noticia que contrasta con la prohibición por parte del Congreso de Estados Unidos del uso de los fondos de la FDA (Administración de Alimentos y Medicamentos) para la tramitación y aprobación del salmón modificado genéticamente. Se lucha por la aprobación y comercialización del salmón transgénico, por ello se trabajará para que la efectividad actual de esterilidad pase del 99’8% al 100% en los salmones, que por cierto, son todo hembras.

Para la empresa AquaBounty Technologies Inc los detractores no responden a razones ni conclusiones científicas, recordemos por ejemplo las declaraciones de Ronald Stotish, director de la empresa, en las que afirmaba que se había prohibido el salmón transgénico por unos paranoicos mal informados, aludiendo a los senadores estadounidenses que en su momento solicitaron que el Congreso de Estados Unidos frenara su aprobación. Este proyecto para la Food and Water Watch no es viable, indican que no se puede garantizar el 100% de esterilidad, incluso se cita un estudio desarrollado en su momento por la FDA en el que se concluía que hasta el 5% de los salmones podrían ser fértiles.

Claro, que este estudio podría ser desterrado si realmente se lograra el 100% de esterilidad, pero la vida se abre paso e igual que todas las especies que luchan por sobrevivir, no se podría descartar una mutación que permitiera la procreación, aunque esto es una hipótesis. Colin O’Neil, un analista de políticas de regulación del Centro para la Inocuidad de los Alimentos (Center For Food Safety), indica que es la primera vez que la USDA se implica en la ingeniería genética del salmón, esto huele a presiones de la empresa. Al parecer, la ayuda se ha ofrecido tras un informe dado a conocer por la empresa responsable del desarrollo del salmón transgénico indicando que ha sufrido unas pérdidas de casi 3 millones de dólares y que ha tenido que reducir el número de miembros de su junta, ¿y qué?, parece que existe trato de favor.

AquaBounty Technologies Inc intenta presionar para poder llevar a cabo su proyecto y criar salmones transgénicos, pretende superar a esos grupos opositores al salmón transgénico que según palabras del director de la empresa, intimidan, amenazan con demandas y engañan a los consumidores y a la población en general. Parece que se retoma el optimismo por parte de la empresa y cree que el Congreso estadounidense aceptará los sistemas de regulación basados en la ciencia y la investigación. La FDA ha trabajado durante más de 15 años para determinar la peligrosidad del salmón transgénico, y se determinó en su momento que eran salmones exactamente iguales a los salmones del Atlántico, se aplicaba la equivalencia sustancial, un alimento modificado genéticamente es seguro cuando es significativamente equivalente en composición y características nutricionales a un alimento tradicional. Apostillamos que el salmón contiene un gen de otra variedad, diferencia pequeña pero que marca diferencias forzosamente.

Pero el peligro se centra en el medio ambiente y en lo que ocurriría si un salmón modificado genéticamente lograra procrear en el mar, la esterilidad de los salmones podría ser una medida eficaz de seguridad, pero varios expertos no las tienen todas consigo, existe riesgo y por muy pequeño que sea, puede desencadenar un problema en el ecosistema de los salmones salvajes. Ronald Stotish asegura que no va a ceder ante la presión de los grupos “anti tecnología”, que nosotros sepamos, los científicos que se han pronunciado en contra utilizan y trabajan con las últimas tecnologías.

Es evidente que es necesario aplicar el principio de precaución, Colin O’Neil declara que sería una irresponsabilidad de la FDA aprobar este salmón dados los riesgos medioambientales, cita también otros riesgos como la salud humana o el bienestar animal. En fin, la lucha por la aprobación y comercialización del salmón transgénico continúa y no ha acabado con la prohibición del Congreso de Estados Unidos a la FDA para que pueda dar vía libre a la comercialización de salmones modificados genéticamente. Os recomendamos leer el artículo de Grist hablándonos sobre este tema.

Foto | Merelymel13

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (126 votos, media: 4,92 de 5)
4.92 5 126
Loading ... Loading ...