Consumidor X-tremo

Consumidores más inteligentes

Un nuevo estudio desarrollado por GfK Emer, una empresa especializada en la investigación de los mercados y la identificación de los perfiles de los consumidores, muestra que los productos de marcas blancas han frenado su crecimiento y en determinados casos incluso han experimentado un retroceso, esta es alguna de las conclusiones que se desprenden del estudio titulado «Cambios en los hábitos de consumo en periodo de crisis» y que muestra la aparición del denominado consumidor X-tremo o consumidor extremo.

Según esta empresa, ha surgido un modelo de consumidor X-tremo, es decir, un consumidor más crítico e informado que resulta más exigente a la hora de comprar un producto de marca de fabricante o marca de distribuidor. De hecho, hasta un 40% de los consumidores cree que la crisis económica ha contribuido a realizar compras más inteligentes y no sólo sujetas al precio de los productos. Parece que los resultados de este estudio contrastan con el realizado el año pasado por la consultora Information Resources, Inc. (IRI), en el que se pretendía conocer la percepción de los consumidores sobre las marcas de distribuidor y marcas de fabricante. Entonces se auguraba una elevada cuota de la venta de productos de marcas blancas después de la crisis económica si las marcas de fabricante no cambiaban su política (claro que todavía estamos inmersos en la crisis). Los datos indican que los productos de marcas blancas tocan techo, a partir de este momento se augura un retroceso.

El informe de GfK Emer nos explica que se han producido cambios en los hábitos de consumo y la actitud de los consumidores, fruto de ello surge el denominado comprador X-tremo o comprador extremo. Una de las responsables del estudio nos explica que las diferencias entre los consumidores al principio de la crisis económica y los actuales consumidores, son muy notables, el denominado consumidor X-tremo tiene a su disposición información, herramientas tecnológicas y elementos que les permiten mantener el control de las compras siempre en el marco de la relación calidad/precio. Parece que las compras espontáneas en los supermercados se reducen y los centros de distribución y supermercados van a tener que cambiar la estrategia para vender más.

El estudio concluye que los consumidores españoles han elevado el nivel de exigencia y demandan más calidad tanto a las marcas blancas, de distribución o las marcas de fabricante. Las compras son más inteligentes, hasta un 45% de los consumidores dedica más tiempo a la información (buscar y comparar) antes de adquirir un determinado producto, ya no importa que en los supermercados se pongan los artículos más caros a la altura de los ojos para ofrecer comodidad y que acaben en la cesta de la compra, a los consumidores no les importa agacharse a ver qué productos de la misma línea se encuentran en las estanterías inferiores. Parece que internet ha jugado a favor de las compras inteligentes, en el estudio se destaca que hasta un 24% de los consumidores reconoce utilizar con más frecuencia la red para lograr su objetivo, una compra inteligente.

los productos de marcas blancas y marcas de distribuidor han frenado su crecimiento, la sustitución de marcas de fabricante por marcas blancas toca techo en la mayoría de casos salvo en algunos productos como la bollería industrial o los lácteos. Otros productos como los platos preparados, las bebidas y refrescos o el café, experimentan un gran retroceso. El informe es interesante aunque contrasta con los resultados de otros informes que podemos encontrar en la red. Con respecto a la definición de consumidor X-tremo, personalmente la cambiaríamos por consumidores más inteligentes, que actúan con coherencia en base a su presupuesto.

Como dato a añadir, cabe destacar que en el estudio Cambios en los hábitos de consumo en periodo de crisis, también nos habla de la situación de los restaurantes, las salidas a estos locales se han incrementado a pesar de los recortes que los usuarios han realizado para poder superar la crisis económica, la razón parece obvia, los restaurantes y demás locales han ajustado y adaptado sus ofertas ante la situación, la flexibilidad y el ajuste de precios permite adaptarse al ajustado presupuesto de los usuarios.

Los datos del estudio que hemos conocido a través de Marketing News, han sido obtenidos a partir de una encuesta realizada a 1.012 hogares españoles y concretamente a los consumidores de más de 15 años de edad, a través de www.gfk.com podéis consultar el estudio. Sería interesante conocer los resultados que se obtienen en la ciudad modelo para estudiar el consumo situada en la localidad alemana de Haßloch, recordemos que GfK es una compañía alemana que centra buena parte de sus investigaciones en esta ciudad.

Que las compras que se realizan son más inteligentes es cierto, la necesidad obliga a ello, pero nos gustaría contar con vuestra opinión, ¿os consideráis consumidores extremos o X-tremos?

Foto | Yisris

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (51 votos, media: 4,71 de 5)
4.71 5 51
Loading ... Loading ...