Mafaldine con chirivía asada y huevo púrpura

Mafaldine con chirivía asada y huevo púrpura

Si un simple plato de pasta con hierbas aromáticas y un buen aceite de oliva virgen extra es un plato nutritivo y sabroso, añadiendo unos pocos ingredientes conseguimos un plato sublime, hoy corresponde el éxito a los Mafaldine con chirivía asada y huevo púrpura, una buena pasta, unas chirivías que resultan exquisitas hasta el punto de que casi restan protagonismo al resto del plato… pero que no lo consiguen porque el conjunto es delicioso, ni qué decir de los huevos en escabeche de remolacha, que aportan un delicioso contraste de sabor y textura.

Como os comentamos en la receta de los huevos púrpura, convendrá hacerlos con antelación para este plato (si se os antoja y no podéis esperar, hacedlo con huevo duro normal, pero no dejéis de preparar los huevos púrpura). Asar la chirivía es la excusa perfecta para encender el horno y aprovechar su calor para continuar horneando cosas ricas, como la calabaza con la que haremos el Pastel de calabaza (ya visteis que preparamos las especias para ello). Y la pasta ya lo sabéis, son sólo unos minutos, el resultado principal es esta receta de Mafaldine con chirivía asada y huevo púrpura, un plato ideal para cualquier día de la semana, incluso para un día festivo.

Ingredientes (4 comensales)

  • 250 gramos de mafaldine
  • 2 c/p de orégano seco
  • pimienta negra recién molida (opcional)
  • aceite de oliva virgen extra
  • sal.

Para las chirivías asadas

  • 3 chirivías
  • ½ c/p de zumaque
  • unas ramitas de orégano seco y fresco
  • unas ramitas de tomillo fresco
  • sal
  • aceite de oliva virgen extra.

Para los huevos púrpura

Elaboración

Precalienta el horno con ventilador, calor arriba y abajo (o el programa similar que ofrezca tu horno) a 200º C. Lava y pela las chirivías, córtalas en cuartos longitudinalmente y ponlas en una bandeja de horno bien extendidas. Condimenta con el tomillo, el orégano, un poco de zumaque (reserva otro poco para espolvorear al finalizar el plato) sal y aceite de oliva virgen extra.

Asa las chirivías cuando el horno esté caliente, durante 30-40 minutos, o hasta que estén doradas y tiernas, según el grosor de la hortaliza y la función de tu horno.

Mafaldine con chirivía asada y huevo púrpura

Pon una olla con abundante agua para cocer la pasta a calentar. Cuando rompa a hervir añade la sal y a continuación incorpora los mafaldine. Cuece la pasta hasta que esté al dente, después escúrrela y rápidamente espolvorea el orégano y adereza con aceite de oliva virgen extra. Mezcla bien para que no se seque la pasta, el aceite de oliva forma una película que la protege del aire.

Emplatado

Sirve los mafaldine y coloca sobre ellos la chirivía asada y el huevo púrpura cortado por la mitad o en cuartos. Si decides hacerlo poco para que la yema fluya, deja que el comensal lo rompa en el plato antes de empezar a comer. Termina espolvoreando el resto del zumaque, añade unas hojas de orégano fresco y un hilo de aceite de oliva virgen extra. ¡Buen provecho!

Mafaldine con chirivía asada y huevo púrpuraMafaldine con chirivía asada y huevo púrpuraMafaldine con chirivía asada y huevo púrpuraMafaldine con chirivía asada y huevo púrpura

Abreviaturas
c/s = Cuchara sopera
c/p = Cuchara de postre
c/c = Cuchara de café
c/n = Cantidad necesaria

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (32 votos, media: 4,69 de 5)
4.69 5 32
Loading ... Loading ...