Contenido en sal en las ensaladas de los restaurantes de comida rápida

Quizá recordáis la alerta lanzada por una asociación de consumidores de Reino Unido sobre las ensaladas preparadas que tenían más calorías que una hamburguesa, hace ya más de un año de dicha noticia, pero no por ello es un tema que haya que olvidar. Hoy conocemos algunos datos proporcionados por la organización de consumidores CEACCU sobre el contenido en sal en las ensaladas de los restaurantes de comida rápida (entre otras cosas) en nuestro país, y va por el mismo camino, alertar al consumidor para que el mensaje de alimento saludable que por sí solo lanza un plato de ensalada, no se tome al pie de la letra, pues en su elaboración intervienen personas.

Esto quiere decir que una ensalada puede ser totalmente saludable y equilibrada nutricionalmente, del mismo modo que puede serlo una pizza o una hamburguesa, pero no es lo mismo elaborar y consumir el producto fresco, con ingredientes naturales, que hacerlo en una cocina en la que el servicio debe ser productivo y la comida especialmente sabrosa y tener mayor conservación. Del análisis de CEACCU no hemos encontrado datos concisos y garantizados, pero ya sabemos que cuando el río suena… no está de más tener la información en cuenta.

La organización de consumidores analizó el contenido en sal, grasa saturada y grasa total de varios productos de McDondald’s, Burger King, Pizza Hut, KFC, Pizza Movil, Pans & Company y Taco Bell, entre ellos, ensaladas, patatas fritas, hamburguesas… La conclusión del estudio realizado ya la conocemos todos, la comida rápida elaborada en estos establecimientos no es la mejor opción para la salud, pero insistimos, poniendo el ejemplo de la pizza que está considerada como fast food, una pizza puede ser un plato muy completo y equilibrado enmarcado dentro de la dieta mediterránea, si no podemos fiarnos de los establecimientos de restauración, hagámosla en casa.

Veamos las cifras sobre el contenido en sal en las ensaladas de los restaurantes de comida rápida, teniendo en cuenta que las recomendaciones que proporciona la OMS son de consumir 5 gramos de sal al día, y que la media de consumo de sal entre los españoles está casi en el doble, superando los 9 gramos de sal al día, tema que comentábamos recientemente en el post sobre la campaña Menos sal, más salud.

Aquí nos cuentan que tras los análisis realizados por CEACCU, se detectó que la ensalada que menos sal aporta es la que elabora Pans & Company, con un 3% de la cantidad diaria recomendada, aunque no queda claro (por la información que ofrece la cadena de bocadillos) si esto es contando el aliño o no, lo que nos demuestra que la organización de consumidores sólo se ha basado en la información nutricional que plasman los establecimientos en su página web, en los manteles de papel, en la pizarra expuesta en el centro, en el recipiente contenedor del alimento…

Si optamos por tomar la ensalada César de pollo de KFC (Kentucky Fried Chicken) estaremos consumiendo más de la mitad de sal de la que deberíamos tomar durante todo el día, ¡y sólo con una ensalada!, 3’8 gramos de sal de los 50 gramos diarios recomendados los ingeriríamos con la ensalada César de pollo de KFC. Hasta aquí la información sobre el contenido de sal en las ensaladas de los restaurantes de comida rápida, pero en fin, al menos nos servirá para pensar y tener este dato en cuenta, no olvidemos que el abuso del consumo de sal aumenta el riesgo de sufrir diversas enfermedades que pueden empezar con una ligera hipertensión y agravarse.

Ya metidos en materia, vamos a ver el resto de cifras que la organización de consumidores ha extraído de su análisis de productos de las cadenas de comida rápida, el contenido de sal en las hamburguesas también debe preocupar, como nos preocupan las grasas. Parece ser que las más ‘saladas’ son las de McDonald’s, aportan una media de 1’16 gramos de sal por cada 100 gramos de producto, mientras que las de Burger King cifra su contenido en sal en 0’68 gramos. Sin cifras concretas, nos cuentan que los filetes y hamburguesas de pollo de KFC no sólo aportan un contenido de sal poco recomendable, sino que son ricos en sal y si tomamos uno de sus preparados no deberíamos consumir ningún otro alimento con sal el resto del día.

Las patatas son uno de los alimentos en los que más podemos percibir la ausencia de sal, y además, es fácil ver cómo junto a las patatas se solicita uno de los sobrecitos de sal para añadir aún más. Pues bien, las patatas fritas del Burger King son las menos saladas, con un 1% de la cantidad diaria recomendada, las patatas fritas de McDonalds aportan un 22% y las de KFC un 35%, y nuestra pregunta es ¿se ha valorado la salsa que además se añade a las patatas fritas?

Lo comentado al inicio, no conocemos la fiabilidad de la información volcada por CEACCU, pero nos parece un tema a tener en cuenta si queremos saber lo que comemos a favor de nuestra salud, no todos los desequilibrios nutricionales nos llegan por las grasas o los azúcares, la sal también juega un importante papel.

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (24 votos, media: 4,33 de 5)
4.33 5 24
Loading ... Loading ...