Tallarines en mantequilla marrón

Tallarines en mantequilla marrón

Quizá es poco sugerente el nombre de este plato, Tallarines en mantequilla marrón, lo hemos extraído del libro Pasta y al principio pensábamos que se trataría una mantequilla tostada o algo similar, pero no, la estrella del sabor de este plato, en principio, es el jugo de un asado de carne, pero también podemos utilizar un concentrado de carne, demi-glacé, lo importante es que esté sabroso, si está más o menos concentrado se puede aligerar o utilizar tal cual.

Nosotros hemos utilizado recurrido a Bovril, aligerado con un poco de caldo de cocción de la pasta, para hacer esta receta fácil de tallarines en mantequilla marrón, ideal para elaborar cualquier día de la semana, pues en el tiempo en el que se cuece la pasta, se prepara la salsa de mantequilla que aportará todo el sabor. A la receta base le hemos añadido un poco de ajo en polvo hecho en casa, albahaca, piñones, pimienta… así que vosotros podéis hacer los propio si queréis modificar especias, incorporar algún queso, jamón o lo que os apetezca.

Ingredientes (4 comensales)

  • 300 gramos de tallarines u otro tipo de pasta similar
  • 2 c/s de piñones
  • 50-60 gramos de mantequilla
  • 1 c/c de ajo deshidratado molido
  • 2 c/s de Bovril (opcional)
  • 1-2 c/s de caldo de cocción de la pasta
  • pimienta negra recién molida
  • unas hojas de albahaca morada
  • 50 gramos queso parmesano
  • y sal.

Elaboración

Pon una olla con abundante agua a calentar para cocer la pasta, cuando rompa a hervir añade la sal y a continuación la pasta. Deja que vuelva a romper a hervir y baja el fuego para cocer los tallarines hasta que estén al dente. No olvides mover la pasta al introducirla en el agua para que no se pegue.

Mientras tanto prepara la salsa de mantequilla marrón, pon una sartén amplia (en la que después puedas volcar la pasta) a calentar, tuesta ligeramente los piñones antes de incorporar la mantequilla.

Deja que la mantequilla se funda lentamente moderando la temperatura del fuego, añade entonces el ajo molido y la pimienta negra, a continuación añade el jugo de carne y si es muy concentrado puedes optar por añadir ahora un poco de caldo, o simplemente no escurrir totalmente la pasta, de todas formas este (dejar un poco de agua de cocción de la pasta) es el mejor truco para conseguir una pasta suelta y jugosa.

Tallarines en mantequilla marrón

Cuando los tallarines estén al dente y la mantequilla marrón esté lista, escurre la pasta y viértela en la sartén, mezcla bien para que se impregne de la salsa y si es necesario, deja un par de minutos a fuego bajo, moviendo para que se termine de hidratar y no quede jugo en la sartén.

Emplatado

Sirve los Tallarines en mantequilla marrón y ralla sobre ellos el queso parmesano, termina repartiendo las hojas de albahaca, las flores son de la misma planta aromática. ¡Buen provecho!

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (19 votos, media: 4,42 de 5)
4.42 5 19
Loading ... Loading ...