Gastronomía & Cía Opciones
 

Las legumbres con denominaciones de calidad específica mantienen el cultivo en España

Que las importaciones de legumbres en España son excesivas ya lo sabíamos, recordemos que el dato lo destacamos en el post ¿Prefieres lentejas españolas o estadounidenses?, nada menos que un 80% de las lentejas comercializadas en nuestro país proceden de Estados Unidos. Lo mismo sucede con el resto de legumbres, judías o alubias, garbanzos… Se conoce que la mayoría de los consumidores no mira las etiquetas de los productos antes de comprarlos, si os encontráis entre ellos, os animamos a cambiarlo, no sólo estaréis informados de la procedencia de los alimentos, también es interesante conocer su composición y valorar el aspecto nutricional. Ya que siempre nos quejamos de la falta de información, al menos explotemos la que se nos ofrece.

Conociendo que el 70-80% de las legumbres que se consumen en nuestro país proceden de Estados Unidos, Canadá, Chile, México, Perú, Bolivia o Argentina, podemos imaginar cómo está el sector español, no hay derecho ¿verdad? Si en España se consumen unos dos kilos de legumbres por habitante y año, ¿cuánto estamos comprando a nuestros productores?, les estamos conduciendo al abandono de los cultivos, salvo que dispongan de uno de los marchamos de calidad. Nos explican que son las legumbres con denominaciones de calidad específica las que permiten que aún se conserve el cultivo de legumbres en España.

En la misma noticia nos explican que son las mismas envasadoras españolas las que recurren a las legumbres de otros países, las mencionadas lentejas estadounidenses, los garbanzos mexicanos, las alubias peruanas, bolivianas o argentinas… y lo hacen siendo conscientes de que la calidad de estas legumbres es muy inferior a la calidad que tienen las nuestras, las cultivadas en nuestro país. Es más, según el director técnico de la Asociación Legumbres de Calidad, Nicolás Armenteros, las empresas líderes españolas que importan las legumbres para envasar y comercializar en nuestro país, las promocionan con campañas de publicidad en las que las relacionan con recetas tradicionales, conduciendo a engaño al consumidor que considera que está adquiriendo un producto nacional.

En unos 20 años, el cultivo de legumbres en nuestras tierras se ha reducido en torno al 70-75% (y también se ha reducido su consumo, lo que afecta individualmente a la población), y dada la falta de rentabilidad económica y escasa producción, puede seguir descendiendo, salvo que las legumbres estén amparadas bajo una Denominación de Origen Protegida, Indicación Geográfica Protegida u otra marca de calidad garantizada.

Como consumidores, podemos apoyar a nuestros productores asegurándonos antes de comprar que la legumbre que nos llevamos a casa se ha cultivado en territorio español. Las legumbres amparadas bajo una marca de calidad diferenciada se distinguen, con diferencia, por su sabor y su textura, por su calidad en general, y sólo podemos seleccionarlas si leemos las etiquetas de los paquetes, aunque ahí quedan fuera las legumbres que se comercializan a granel, en sacos u otro tipo de contenedores que simplemente incorporan una pizarra en la que se escribe su procedencia, pero no hay garantía de ello.

El director técnico de la Asociación Legumbres de Calidad recomienda comprar las legumbres envasadas y adecuadamente etiquetadas, como hemos comentado en varias ocasiones, pueden ser un poco más caras, pero aún así, las legumbres son un excelente alimento que resulta muy barato, si realizamos un escandallo de un guiso con lentejas, garbanzos o judías, veremos lo económico que resulta comer, además de nutrirse y disfrutar de la calidad de los productos autóctonos.

Nos parece adecuado listar las legumbres con marca de calidad alimentaria para que se conozcan y se pueda elegir a la hora de comprar, si encontráis alguna a faltar, anotadla en los comentarios para incorporarla en la lista. Recordad la importancia de cocinar legumbres y de paso, repasemos las categorías comerciales.

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (42 votos, media: 4,33 de 5)
Loading ... Loading ...

Ya hay 4 comentarios. ¿Quieres dejar el tuyo?

  • carlos mata

    Es plausible que saqueis estos temas, como el de los tomates también. Tendríamos que saber todos, que lo sabemos, porqué se llega a este nivel de importaciones que borra del mapa prácticamente todo producto nacional. Si nos fijamos está ocurriendo en otros sectores como el comercio, no solo en alimentación sino en vestir y calzados. Me reitero en lo que dije con el asunto de los tomates: la calidad nos está importando poco y nos movemos por precio. En estos momentos tal vez coaccionados por la dichosa crisis. Pero estas importaciones no vienen de ahora. Son efectos de la globalización, capaz de situar un producto cualquiera en cuestión de horas en cualquier mercado, y principalmente a través de las grandes redes de distribución mundiales. Si inundan los mercados de abastos de legumbres importadas y encima son mas baratas, los dueños de tiendas y distribuidores lo tienen muy difícil para «proteger» el mercado nacional. El consumidor está dando importancia al precio, y por ahí nos están vaciando los bolsillos nacionales, incapaces de hacer frente a estas importaciones, que cada dia abarcan mas productos y nos están impidiendo llevar adelante nuestras producciones, ocasionando mas paro y pagando menos impuestos.

  • Jesús

    Desgraciadamente, esto que comentáis sobre las legumbres también pasa con otros muchos productos. Marcas de espárragos típicas de Navarra importan el producto de China. Los pimientos de piquillo de Perú. Llevo un tiempo mirando las etiquetas de los productos que compro en el supermercado, y tengo que decir que es un tiempo bien empleado, pero no dejo de sorprenderme casi a diario. El índice de paro en nuestro país aumenta a la vez que aumentan los productos importados.

  • De los productos que comentas también hemos hablado, por ejemplo en el post Espárragos de Navarra’ procedentes de China o Perú. La verdad es que es un problema, si le dedicáramos un poco más de tiempo a las etiquetas descubriríamos mucha información que se oculta o disimula pasando inadvertida.

    Saludos

  • zeledon

    Está bien defender el producto nacional, pero para ello debe ser competitivo en precio. ¿Cuántas veces vamos a una feria del productor al consumidor, y resulta que tienen precios exagerados?.
    Las cooperativas agrícolas no están bien orientadas, pues podrían hacer algo más para acercar sus productos al consumidor a con precios ajustados.

Dejar un Comentario

  Acepto la Política de Privacidad

INFORMACIÓN BÁSICA SOBRE PROTECCIÓN DE DATOS:

Responsable: Gastronomía & Cía
Finalidad: Gestión de suscripciones al blog y moderación de comentarios
Legitimación: Consentimiento del interesado
Destinatarios: No se comunicarán los datos a terceros, salvo por una obligación legal.
Derechos: Acceder, rectificar y suprimir los datos, así como otros derechos, como se explica en la información adicional.
Información adicional: Puede consultar la información detallada sobre la protección de datos aquí.