Lilli, cestita para la taza

Koziol

En lugar de un utensilio de cocina hoy os queremos enseñar un complemento que no hemos podido evitar llevarnos a casa para compartirlo con vosotros pensando en que puede resultar una buena idea para regalar en el juego del ‘Amigo Invisible’ tan habitual en estas fechas, es un detalle, es económico y resulta original. Se trata de Lilli, una cestita para la taza, como podéis ver en la fotografía es un pequeño contenedor que se suspende de la boca de la taza del desayuno o la merienda y en ella podremos presentar unas galletas, por ejemplo.

Lilli es un diseño de la firma alemana Koziol, nacida como empresa familiar en 1927, galardonada en varias ocasiones por sus diseños prácticos, originales y alegres, se definen como la fábrica de la felicidad, pues argumentan la felicidad no se debe perseguir, hay que ir a su encuentro. Por eso con sus diseños buscan provocar una sonrisa al ofrecer objetos, utensilios o accesorios atractivos, útiles y agradables al tacto, tanto para la cocina como para el hogar en general. Koziol diseña y crea productos de uso diario, que fabrican con plástico reciclable, como Lilli, la cestita para la taza.

La idea es que este pequeño contenedor también tenga capacidad de provocar una sonrisa si la servimos con una galleta en el desayuno o con una chocolatina, también puede sostener el sobre del azúcarillo, la bolsita de la infusión… seguro que en cada hogar se encontrará una utilidad en Lilli. Y como os comentábamos, es un complemento económico, lo que quizá no resulta muy fácil de encontrar.

Nosotros lo hemos comprado en una tienda cercana a nuestra localidad que también hemos descubierto hoy (aunque lamentablemente va a cerrar), además de que nos ha parecido un artículo original que os podría gustar, nos va a ir bien para guardar pequeños accesorios de nuestra cocina como algunas pinzas, cucharillas especiales, cuentagotas… de hecho, Koziol lo presenta también como un accesorio para el baño, pudiéndolo suspender de un vaso o una fina guía, y colocar discos de algodón, bastoncillos, complementos del cabello, vamos, lo que se nos ocurra siempre que se encuentre dentro de sus pequeñas dimensiones, en el vídeo veréis alguna idea más.

El precio recomendado de Lilli es de 3’95 euros, aunque a nosotros nos ha costado 4’45 euros. En eBay lo podéis encontrar en distintos colores, aunque a precios más elevados. Si os gustan estas cestitas para las tazas de café, no dudéis en buscar en vuestros comercios habituales de venta de accesorios de diseño.

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (34 votos, media: 4,32 de 5)
4.32 5 34
Loading ... Loading ...