Strascinati

Pasta

Seguimos descubriendo tipos de pasta que se salen de lo habitual en nuestro mercado, Italia nos brinda tantas posibilidades de disfrutar de este alimento con distintas formas, texturas y posibilidades culinarias… Sobre estas líneas podéis ver la pasta conocida como Strascinati, término que se podría traducir como ‘arrastrado’.

Lo primero que nos hace recordar, un poco por la forma de los Strascinati y otro poco por su nombre, es el vídeo que podíamos ver sobre la elaboración artesanal de los Orecchiette, la Mamma Carolina nos enseñaba cómo cortaba porciones de pasta que seguidamente arrastraba con la hoja del cuchillo y terminaba de formar las ‘orejitas’ con el dedo. No es de extrañar, puesto que esta pasta debe su nombre a la acción de ‘trascinare’ (arrastrar) la pasta sobre la mesa de trabajo, por lo que se elaboran casi igual que los Orecchiette, pero sin dar la vuelta a las piezas tras el arrastre.

Algunas de las diferencias más apreciables entre ambos tipos de pasta es que los Stracinati son más grandes y planos, no forman la concavidad de los Orecchiette, de menor tamaño y mayor grosor. Este tipo de pasta es típica de las regiones del sur de Italia, principalmente de Basilicata, además de Puglia, se conoce también con otros nombres en distintas ciudades de dichas regiones, por ejemplo Stagghiotte en Brindisi, Pizzarelle en Foggia o Stacchioddi en Salento. Tanto la forma como el tamaño y grosor, pueden variar ligeramente al ser una de las pastas que conservan su elaboración artesanal.

Evidentemente en Italia se pueden encontrar muchos tipos de pasta artesanales, no sucede lo mismo en nuestro país, donde debemos acudir a tiendas especializadas para poder conseguir buena pasta italiana. Esto también se refleja en su precio, lo que no significa que la pasta italiana sea cara, sino que la pasta industrial y de calidad ‘básica’, está a unos precios muy bajos, aún así, su fabricación la hace rentable.

El Strascinati se elabora con harina de trigo duro, agua y sal, es una especialidad de pasta fresca sin huevo (aunque algunas especialidades incluyen manteca de cerdo), de forma ovalada casi circular, aunque como comentábamos, puede variar según la zona de elaboración. Por un lado es lisa, por la parte que se arrastra sobre la mesa, y por el otro suele ser irregular, se aprecia rugosa, ayudando así a que las salsas queden adheridas.

Como con el resto de pastas italianas, podemos combinar los strascinati con todo tipo de alimentos y elaboraciones, mariscos, setas, verduras y hortalizas… recordamos los Strascinati con ragú de salchicha que comíamos en un restaurante italiano de Barcelona, va a ser momento de recrear ese plato en casa.

Si a vosotros también os apetece prepararlo, podréis encontrar los strascinati en tiendas especializadas en pasta italiana o tiendas gourmet, el precio variará según el fabricante y el comercio en el que lo compréis, pudiendo estar entre los 3 y los 6 euros el medio kilo.

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (18 votos, media: 4,22 de 5)
4.22 5 18
Loading ... Loading ...