Gastronomía & Cía Opciones
 

Truco de cocina: Punto de cocción de la carne

Truco de cocina

Los principales puntos de cocción de un bistec son poco hecho, medio hecho o bien hecho, hay distintas formas de expresarlo, tanto si se adoptan términos de la cocina francesa, como si nos fijamos en algunos gadgets de cocina que lo indican en inglés, incluso en español, seguramente la mayoría hablamos de la carne ‘al punto’ si queremos que nos ofrezcan un bistec, solomillo o entrecot todavía rosa en su interior, y acabamos preguntándonos cuál será el punto del cocinero… Además de los tres principales puntos de cocción, hay otros intermedios entre éstos, pero lo veremos en otra ocasión, hoy queremos mostraros un truco de cocina para conocer el estado de un filete grueso de carne cuando lo estamos cocinando, tras el salto podéis ver además un vídeo ilustrativo.

Definir, recomendar o tomar al pie de la letra el tiempo de cocción de una carne indicado en una receta puede ser un error, hay tantas variables… calidad de la carne, grosor del bistec, el calor proporcionado, etc. Por eso, el cocinero debe controlar su cocina y la materia prima con la que trabaja, además de conocer el gusto de sus comensales. Hay algunos trucos que ayudan a conocer el punto de cocción de la carne, y es sencillamente con el tacto, cuántas veces habréis visto a los cocineros profesionales tocar una pieza de carne que está en la parrilla y reconocer si está lista o le falta un poco más de cocción.

Pues bien, bajo estas líneas podéis ver cómo adquirir la destreza para conocer con en el tacto en qué punto de cocción está un bistec de carne, los tres estados principales, está poco hecha, al punto o bien hecha.

Haced la prueba, para saber que la carne está poco hecha, debemos comparar su resistencia a la presión a la que ofrece nuestra mano (el músculo de la parte inferior de la palma) cuando unimos el dedo pulgar y el índice, está muy blanda. El punto medio de cocción, es decir, la carne medio hecha o al punto, tiene que estar un poco menos tierna, si juntamos la yema del dedo pulgar y del dedo corazón, notaremos este ligero aumento en la resistencia a la presión.

Finalmente, para una carne bien hecha, debemos notar una resistencia a la presión mayor, similar a la que ofrece nuestro músculo oponente del pulgar cuando juntamos este dedo con el anular.

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (76 votos, media: 4,24 de 5)
Loading ... Loading ...

Ya hay 4 comentarios. ¿Quieres dejar el tuyo?

  • jose andres panzarelli chitty

    quiero ser reiterativo en lo referente a la calidad de la informacion que recibimos de este blog el cual mejora cada dia sintiendome obligado a recomendarlo a mis alumnos como profesor universitario de gastronomia que soy de la universidad nacional experimental de las fuerzas armadas bolivarianas venezolanas

  • Como cocinero profesional tengo que felicitar a esta pagina por su trabajo desinteresado en la difusion de la cocina.

  • graciela

    Excelente, magnífico , instructivo, buenísimo, muchas gracias por enseñarnos tantas cosas

  • Diana

    Si la carne es buena en su punto es la mejor opción. cuando esta rojita pero sin sangrar. Un saludo

Dejar un Comentario

  Acepto la Política de Privacidad

INFORMACIÓN BÁSICA SOBRE PROTECCIÓN DE DATOS:

Responsable: Gastronomía & Cía
Finalidad: Gestión de suscripciones al blog y moderación de comentarios
Legitimación: Consentimiento del interesado
Destinatarios: No se comunicarán los datos a terceros, salvo por una obligación legal.
Derechos: Acceder, rectificar y suprimir los datos, así como otros derechos, como se explica en la información adicional.
Información adicional: Puede consultar la información detallada sobre la protección de datos aquí.